Indisciplinas que aterrizan, protocolos que vuelan

Se han abierto de par en par las puertas de la irresponsabilidad y ello ha conllevado que ahora mismo Cabaiguán sea el municipio más complicado de Sancti Spíritus con 21 ciudadanos positivos al SARS-CoV-2 desde el pasado 27 de noviembre cuando se reportó el primer caso importado

sancti spiritus, covid-19, coronavirus, salud publica, cabaiguan
Ilustración: Osval

El tur chirrió gomas y frenó a orillas de la playa. En el mar, el viajero y la familia nadaron entonces a contra corriente del protocolo sanitario que le habían advertido desde el aeropuerto: aislarse en el domicilio hasta que el segundo examen de PCR confirmara si había o no contagio del nuevo coronavirus. Pero aquel día en la playa se zambulló la negligencia y allí mismo hubo que notificar el positivo a la COVID-19.

No es ficción, sucedió recientemente en Trinidad. Y las historias de irresponsabilidades se han venido tramando también en otros lugares de la geografía provincial. La más cercana aconteció en Cabaiguán. Cuatro viajeros, procedentes de Estados Unidos, recorrieron kilómetros y kilómetros en dirección opuesta a las disposiciones sanitarias y antes de recibir el resultado de la prueba de PCR viajaron a Oriente. En Holguín les llegó la noticia de estar infectados por el nuevo coronavirus y la notificación de la denuncia por parte de las autoridades de salud ante la Policía Nacional Revolucionaria.

Lamentablemente, tampoco son pasajes exclusivos. Hay cuentos por doquier que hilvanan fiestas familiares, visitas intermunicipales de amigos, trasiego de autos rentados de un lado a otro, propagación de imprudencias…

Y no es que únicamente con el arribo de viajeros foráneos hayan aterrizado, también, las indisciplinas —que en muchos casos lo han hecho—, en las violaciones conspiran todos: tanta culpa tiene quien compra la cerveza y planta una fiesta como el que se invita a bailar sobre los mismísimos riesgos.

Se han abierto de par en par las puertas de la irresponsabilidad y, de paso, se le han quitado algunos cerrojos a la COVID-19. Bastaría para ilustrarlo los números que exhibe Cabaiguán, ahora mismo el municipio más complicado de la provincia: desde el pasado 27 de noviembre —cuando se reportó el primer caso importado— y hasta la fecha se acumulan 21 ciudadanos positivos al SARS-CoV-2, de los cuales ocho son importados y 13 contactos, no solo intradomiciliarios, de estos viajeros.

Más claro ni el agua: donde se quebrantan las medidas establecidas aumentan los contagios. ¿Desconocimiento? ¿Normas en papeles y violaciones en las calles? ¿Sin pestillos la prudencia?

Nadie de los que han infringido lo dispuesto lo ha hecho por pura ingenuidad. El doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, compartía con Escambray una certeza: todos los que arriban al país firman un documento donde se pautan las medidas a cumplir.

“Hicimos una propuesta al Consejo de Defensa Provincial de un consentimiento informado —apunta Rivero Abella—, donde se les explica todo lo que tienen que cumplir y se les deja bien claro que de incumplirlo violan la ley y lo que ello puede acarrear.

“Ahí se establece que deben permanecer aislados, con el uso obligatorio del nasobuco, con medidas higiénicas estrictas dentro de la vivienda y esperar hasta el resultado del segundo PCR, entre otras”.

Lo que no han entendido, intuyo entonces, que el aislamiento domiciliario no incluye únicamente estar dentro de la vivienda, sino, también, prohibir visitas hasta que pase el lapso establecido.

Quien lo lee pudiera pensar en impunidad, pero viene siendo la excepción. En la provincia por conductas que contravienen los protocolos dispuestos ya se han radicado cinco denuncias que involucran, según Rivero Abella, a más de 20 personas, pues se incluyen los viajeros y los contactos.

Las responsabilidades no son las mismas, claro está, y serán individualizadas por las autoridades pertinentes para discernir los hechos en los que incurre cada cual. Mas, una certidumbre pesa en la balanza de la justicia: a nadie le asiste el derecho a enfermar a otros de modo ex profeso. Porque creer que estamos libres de COVID-19 y de riesgos resulta tan insensato como violentar los protocolos.

Y no se trata de renunciar al arribo de cubanos residentes en el exterior o extranjeros. Cuba no puede ser en medio de este mundo un país de fronteras cerradas ni tampoco puede pensar en renunciar al turismo, al contrario, de lo que se trata es de actuar todos responsablemente.

El propio Director Provincial de Salud lo advertía: han existido ejemplos de personas que han venido, han resultado positivas y no han infectado a nadie. No ha sido azar, ha sido acato de las normas higiénico-sanitarias establecidas.

A ello se ha referido en reiteradas oportunidades el Presidente de la República y lo hacía en días pasados Deivy Pérez Martín, presidenta del Consejo de Defensa Provincial: “Lo más importante es actuar con responsabilidad, conciencia y cuidarnos entre todos”.

En función de ello se ha engranado todo un mecanismo que, de funcionar como un reloj suizo, evitaría que se propagaran los contagios: en el área de salud se sabe quién viene y para dónde, se pasa visita diariamente por el médico del consultorio de la familia, las organizaciones de masas en la comunidad deben acudir a las casas de los viajeros, los delegados de cada circunscripción también deben velar por que se cumpla lo que está estipulado, las personas que reciben viajeros no deben acudir al trabajo ni a los centros educacionales hasta que se aclare su situación epidemiológica y cada cual está en el deber de denunciar lo que quebrante la legalidad.

Desde el pasado 19 de noviembre, cuando la isla abrió sus aeropuertos, a la provincia han arribado más de 2 200 viajeros y de ellos una cifra superior a los 700 permanece en vigilancia clínico-epidemiológica en la Atención Primaria de Salud. Además, de los 500 espirituanos notificados con la enfermedad luego del rebrote, más de una veintena son importados y la tendencia, por lo que se ve, es a seguir in crescendo.

No se trata de satanizar a quien viene, esa persona es familia, amiga, vecino…, se impone frenar todas las imprudencias porque el mejor modo de querernos hoy es cuidarnos los unos a los otros. Lo que no puede seguir pasando es que continúen aterrizando las indisciplinas y los protocolos anden volando.

4 comentarios

  1. y a villa clara lo que queda para la 3fase es un soplo, s.s y trinidad mucho cuidado con ciego de avila en nueva normalidad ahora la amenaza es mayor, comienzan o aumentan los recorridos de los turistas de ciego a avila en autos de renta, se acerca fin de año y las fronteras de entrada a los municipios en especial trinidad desprotegidas totalmente que clase de barbaridad,quien ordena quitar los puntos de revision a la entrada de cada municipio, eso es una irresponsabilidad esa es una de las barreras de proteccion contra el virus, eso complementa las pesquizas que se estan haciendo y nos pueden alertar de alguna situacion , brote o rebrote procedente de alguna provincia complicada y restringir su entrada, ademas permite controlar el flujo de viajeros importados que arriban al municipio recopilando datos importantes sobre los mismos, esa de eliminacion del punto es ingenua , ilusa y muestra exceso de confianza, aunque se este en la fase recuperativa todavia existe transmision y esta el riesgo siempre presente de ocurrencias de nuevos brotes, esa medida tiene que mantenerse hasta que exista una vacuna, nadie estudia o analiza la relacion costo beneficio de esta medida , el beneficio es mayor que el costo pues se protege al municipio y a su poblacion, de verdad cada municipio o provincia cuenta con un estudio y plan contra riesgos y vulnerabilidades en cualquier ambito, me hace dudar por que cuando veo que se desmonta esta medida o barrera de control fronterizo me confirma mi duda. No pequemos de ingenuos, todo lo que hagamos en disminuir riesgos y vulnerabilidades se convertira en beneficios aunque los costos sean altos

  2. Dayamis ustedes y nosotros nos desgasatamos alertando sobre esta situacion y a veces nos tildan de pesimistas, pero es que la realidad que se observa apoyan nuestro pesimismo por lo que seguimos tropezando con la misma piedra , no aprendemos, ayer tuve que ir a una reunion de padres de la escuela de mi hijo y ya toda la estructura de proteccion de entrada a los municipios se desmonto en especial la entrada a trinidad quedo totalmente desprotegida aspecto que aunque estemos en la llamada nueva normalidad que no convence ni etimologicamente y menos epidemiologicamente es un espejismo es la misma o peor que antes solo lo difiere el uso del nasobuco que no se observa en la generalidad de las personas que se mueven asi como en la correcta utilizacion del mismo,ya se observan actos publicos, concentraciones masivas, esos puntos protegen y alertan del personal que viene y entra al municipio procedente de varios lugares y es un complemento de ayuda a las pesquizas que se ejecutan que las mismas han disminuido de acuerdo con la fase en que se encuentran cosa tambien contradictoria, el virus no cree en fases, parece que no nos damos cuenta de eso, aun existe transmision, aun existen las condiciones para un nuevo rebrote agente patogeno-huesped y la unica barrera demasiado fragil es el comportamiento individual de las personas y su nivel de percepcion del riesgo, pero si hacemos esto de desmontar las medidas de control de movilidad y acceso sucede lo siguiente: En el onmibus que iba ayer cuando pasamos y vimos que no existia el punto de revision los pasajeros y el chofer expresaron: desmontaron todo, estaban ansiosos por hacerlo, a bolina el papalote, que indican estas frases, cero percepcion del riesgo y has lo que yo digo y no lo que yo hago,entonces por que nos contradecimos en esto,hablo en especial de trinidad municipio que ahora comenzara a recibir viajeros de todo el mundo entre los familiares y los turistas que van para casas particulares las que han decidido abrir sus negocios aceptando el riesgo, palmares con bombos y platillos anunciando la apertura de discotecas,locales festivos y otras actividades que inducen aglomeracion de personas y consumo de bebidas alcoholicas que todos sabemos que cuando existe este consumo todo se va al garete y despues vienen las amargas consecuencias observar por que cienfuegos se ha complicado(evento en la discoteca Beny More), conocemos y sabemos que es necesario reactivar la economia , pero hay que hacerlo de forma gradual e inteligente, esa nueva normalidad(neologismo temporal) no significa tirar la casa por la ventana y es lo que estoy observando, no solo los viajeros, el protocolo de los viajeros incluye 2 pcr, lo que veo absurdo y peligroso es el de los turistas que van para casas particulres que inluyen 1 solo pcr y la mayor cantidad de estos se mueven libremente por toda la ciudad contactando con la poblacion a demas de que su estancia se ha incrementado hasta 7 dias motivado por las gestiones comerciales individuales de los propietarios de estos negocios que acuden a estrategias negociables en cuanto a precios y convencimiento a clientes repitentes, para incrementar su estadia en estas casas motivado por la necesidad financiera de estas personas que han visto afectado sus ingresos financieros y ahora aprovechan la disminucion de la base impositiva de esta actividad, medida acertada y trinidad como caso especial por no existir un producto sustituto al turismo esta actividad se hace imprescindible para la subsistencia del municipio y en especial de su poblacion, aspecto que hay que ir revirtiendo con estrategias integradoras, iniciativas locales que eviten esta situacion de estancamiento economico financiero del territorio lo que se revierte en el aumento del costo de la vida de su poblacion, la covid-19 nos ha demostrado que el desarrollo economico -social tiene que estar en constante adaptacion y dinamica de movimiento a los cambios que se produscan a nivel global, territorial en cualquier ambito, la estrategia tiene que ser local- innovadora-motivadora-sin trabas y adaptativa en constante transformacion.Esa es la formula para el exito, ciodese y cuide a su familia fin de año tranquilos en casa y ahorrando electricidad

  3. Presos y multas por propagación de epidemia.

  4. a sus marcas, listos , fuera, comienza la carrera, que clase absurdo en pleno fin de año retornar a una provincia con un municipio que ya esta en 2 da o 1ra fase como cabaiguan a la nueva normalidad, eso es tirar la casa por la ventana, muy pronto se veran las consecuencias, esperemos que no, pero cuando hay bebederas y fiestas la percepcion del riesgo y el cuidado se va a bolina el papalote, se debio esperar a inicios del nuevo año, recordar que el curso escolar esta funcionando, no cometer la barbaridad de desmontar los puntos de entrada a la provincia que esta rodedada por villa clara y aun ciego tambien que no ha pasado a la nueva normalidad y en cuanto a trinidad no abrir las discotecas, ni permitir ninguna fiesta eso seria una barbaridad, a demas de que trinidad recibira viajeros y turistas en casas particulares y que hoy solo a los turistas se le ejecuta un solo pcr, cosa que veo absurdo y estoy seguro que eso nos va a retroceder asi como no eliminar los puntos de revision de entrada al municipio, ojala que esto sea para bien pero lo digo y lo repito no estamos preparados para una nueva normalidad, falta bastante.Visteme despacio que estoy de prisa, los numeros engañan cuando se toman muestras para el primer pcr, los positivos no son tan altos e inducen a baja incidencia, pero cuando se toma la 2da muestra para el 2do pcr, los positivos aumentan y aumenta la tasa de incidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *