Industrias espirituanas a favor de la vivienda

En los 46 talleres de producción de materiales de la construcción de Promat descansa la edificación de inmuebles en Sancti Spíritus

sancti spiritus, economia cubana, materiales de la construccion, construccion de viviendas
La capacidad instalada en los talleres de Promat permite a cada municipio garantizar los recursos de una vivienda por día. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Sin más recursos que los disponibles en las condiciones actuales, las industrias locales de materiales de la construcción en Sancti Spíritus retoman otro año de compromisos, bajo la premisa de desarrollar iniciativas a nivel local para, en el menor tiempo posible, construir células básicas imprescindibles que permitan cumplir el plan de viviendas en la provincia.

Actualmente la Empresa Provincial de Materiales de la Construcción (Promat) cuenta con 46 talleres ubicados en la mayoría de los Consejos Populares, algunos de ellos rurales y del Plan Turquino, y se pretende sumar uno más en la localidad de Siguaney, en el municipio de Taguasco.

Según Noel Cardoso Núñez, director de dicha entidad, el pasado año Sancti Spíritus fue de los territorios que más lograron avanzar en la edificación de células básicas, pero no sin arrastrar limitaciones que también se repiten en este segundo año de la política establecida por el país para disminuir el déficit habitacional de la provincia en algo más de un lustro

El 2019, precisó, fue un año difícil debido a la escasez de combustible, pero sobre todo por la falta de insumos, específicamente el árido, que sigue siendo la materia prima imprescindible para los cerca de 70 surtidos que se producen en los talleres y conforman los principales elementos de una vivienda: pared, piso y techo, junto a otros accesorios como tanques de hormigón, mesetas y lavaderos, entre otros.

Al respecto, aseveró que las asignaciones de la Industria de Materiales de la Construcción son ínfimas y únicamente se asigna un metro cúbico por cada tonelada de cemento, de 5 que se entregaban anteriormente, lo que da lugar a un déficit de alrededor del 80 por ciento, algo casi imposible de recuperar con las pequeñas producciones nuestras a partir del molinado de piedra de potrero y la explotación de pequeñas canteras. A ello se suma la carencia de combustible para trasladar recursos y materia prima.

El plan de producción para este año, explicó Cardoso, supera los 9 millones de pesos, cifra que en relación con el 2019 exhibe un ligero crecimiento y que deberá sustentarse, fundamentalmente, en el crecimiento de la producción de cerámica.

El directivo insistió, además, en el hecho de que, aun así, las industrias locales continúan respondiendo a un plan de viviendas que en el 2020 incluye 435 células básicas habitacionales, cuya terminación dependerá de lo que salga de los talleres espirituanos, para lo cual deberán aprovecharse las potencialidades de cada territorio. Ello permitirá sustituir importaciones y, al mismo tiempo, revertir la situación del aseguramiento de los recursos materiales.

One comment

  1. la ceramica esta perdida ya no kdan tejares estatales en S.S solo hay 4 y no producen casi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *