La esquina de Escambray: El Teatro que soñamos

La fuerza de la institucionalidad es evidente, como claro el camino que deben seguir los que tienen la misión de utilizarla a favor de los públicos y hacer indetenible el fomento y promoción de lo más auténtico del arte cubano

sancti spiritus, teatro, polemica, opinion, la esquina de escambray
lo que ha venido ocurriendo desde finales del año pasado se parece más a una discusión/provocación violenta que a una conversación amable.

Una vieja frase sentencia que soñar no cuesta nada, y es cierto si lo miras desde una perspectiva romántica. Pero lo que está a punto de suceder en la ciudad de Trinidad con la inauguración el 9 de enero de 2021 del Teatro La Caridad, además de un sueño que durmió mucho tiempo en el imaginario colectivo, es una obra con los pies en la tierra.

La Ciudad Museo del Caribe y tercera villa fundada en el archipiélago cubano dispondrá de una de las salas más modernas y mejor equipadas del país, una inversión que viene a entregar a sus pobladores y miles de visitantes extranjeros la posibilidad de poseer al fin un coliseo a la altura de su trascendencia para la cultura y el patrimonio nacional.

Inaugurado en 1936, el Teatro La Caridad de Trinidad ha vivido mejores y peores momentos. Desde hace tanto permanecía cerrado que muchos pensaron que su destino sería el ostracismo o, peor, la demolición o reconversión en cualquier otro centro de interés social, pero nunca como lo que quisieron sus fundadores: un espacio por donde desfilara lo que más vale y brilla del arte de esa ciudad, Cuba y el mundo.

La obra civil fue asumida por la Oficina del Conservador de la Ciudad de Trinidad y del Valle de los Ingenios a partir de la contribución que hacen las entidades enclavadas en ese territorio para la preservación del patrimonio local y entregada a las fuerzas especializadas del Ministerio de Cultura. Solo en tecnología y acondicionamientos el monto de lo gastado hasta la fecha supera los 850 000 pesos, según fuentes de la Dirección Provincial de Cultura que supervisa y se encarga de garantizar la calidad del montaje de todos los elementos.

Estamos posiblemente ante la obra más importante de la Cultura en la provincia en los últimos años. La capacidad del teatro será de 400 lunetas e incluye un primer balcón, el único en territorio espirituano con esas características. Con pisos alfombrados, clima, tres niveles de camerinos, un piano sobre el escenario, tramoyas y telones, luces (incluye dos seguidores), audio, acústica y un sistema de seguridad y protección de última generación, y una ambientación y diseño de sala que en tanto respeta sus valores patrimoniales suma una modernidad imprescindible, a partir de su apertura habrá que considerar al teatro trinitario como un espacio donde sucedan grandes acontecimientos artísticos. Se ha previsto, además, un espacio para Café teatro, una tienda para comercializar las producciones de Artex y un lugar para eventos de pequeño formato.

Rolando Alonso, subdirector provincial de Cultura, aseguraba esta mañana que estamos ante un esfuerzo enorme en momentos de tantas dificultades económicas para el país, pero ha podido más la buena planificación, el empleo justo de los recursos y la previsión de contar con todo lo necesario para romper el embrujo que parecía gobernar los días de esa institución.

El mayor reto que deberá enfrentar el equipo que dirige el experimentado artista escénico Yanny González Hernández es mantener vivo el teatro luego de su apertura, conservar todo el esfuerzo de estos meses y la tecnología instalada. El Consejo Provincial de las Artes Escénicas en Sancti Spíritus será el encargado de su programación y financiamiento a partir del control y administración desde la Unidad Provincial de Apoyo a la Actividad Cultural (UPAAC), de ahí que La Caridad se incluya a partir de 2021 en el circuito de presentaciones nacionales del Ministerio de Cultura.

Más allá de las cifras, de las condiciones técnicas, de los sueños que se hacen realidad, la nueva sala se une a una de las redes culturales más completas del país. La provincia de Sancti Spíritus ha venido construyendo un entramado de instituciones que mucho le debe al reclamo de sus artistas y creadores, pero en particular al esfuerzo de las autoridades del sector, de sus trabajadores y especialistas, que se han propuesto el reto de fomentar en el territorio una dotación de centros y espacios donde encuentren cabida inquietudes, aspiraciones y oportunidades diversas.

La fuerza de la institucionalidad es evidente, como claro el camino que deben seguir los que tienen la misión de utilizarla a favor de los públicos, diseñar una programación que respete las jerarquías artísticas, ver más allá de acciones rutinarias y hacer indetenible el fomento y promoción de lo más auténtico del arte cubano. Terminando el 2020, año de pandemia e incertidumbres, saber que el teatro que soñamos se hace realidad, es impulso y compromiso.

Carlo Figueroa

Texto de Carlo Figueroa

2 comentarios

  1. Yo diría màs «oferta y calidad» La asistencia a cines y teatros en Ssp es muy pobre, ese fenómeno ocurre desde las pobres o nulas propuestas , pasando por la mala divulgación y q las personas cada vez màs prefieren las redes y no disfrutar d lo lindo y enriquecedoras de estas actividades.Ojalà y ese teatro, no solo sea una parte màs del museo trinitario.

  2. Como dice el periodista no esta prohibido soñar, entonces tendremos a Iivet cepeda,omara portuondo, frank fernandez, la camerata romeu, buena fe entre otros formando parte del elenco artistico en el teatro La Caridad, verdad trinitarios pues esta inversion merece calidad en la oferta al publico.Esperemos ansiosos este 9 de Enero, que elenco participará en la inaguarcion.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *