La jugada online de Kemel

Kemel Antonio Gallo García resultó el más destacado dentro del equipo espirituano que participó en el Campeonato Cubano de Ajedrez Online

sancti spiritus, ajedrez, coronavirus, covid-19
“Me incliné por el ajedrez porque es un juego diferente y complicado”, asegura el adolescente. (Foto: Cortesía del entrevistado)

Esta vez no fue frente a frente o presencial, que es como más le gusta, pero de todas formas Kemel Antonio Gallo García disfrutó su jugada más reciente.

El muchacho fue clave para que el equipo espirituano obtuviera el cuarto lugar en el Campeonato Cubano de Ajedrez Online, variante que encontró esta disciplina para mantenerse activa sin necesidad de salir de casa en medio de la batalla contra la COVID-19.

Kemel totalizó la mayor cantidad de puntos con 27, en un elenco conformado por trebejistas de abolengo del territorio como Pedro Alejandro Jiménez y Fanny Duarte.

“Me fue bien”, cuenta desde el celular por donde pactamos este diálogo y el mismo por donde movió sus piezas virtuales. “No fue algo que no esperara”, asegura desde la sinceridad de sus 16 años. “En los dos torneos quedé entre los 10 primeros, mucho mejor en la clasificatoria que fui cuarto, detrás de Luis Ernesto Quesada, Carlos Daniel Albornoz e Isam Ortiz. En total gané como 15 partidas y perdí y entablé dos”.

Estos nombres se inscriben en la élite de Cuba. Por eso su resultado ha de verse como una movida de rey en un evento que se juega por primera vez por la vía virtual. “El problema es que el formato del torneo no fue por ronda, sino que se concibió por el que más puntos hiciera durante una hora y en esa variante soy muy bueno porque mis partidas suelen durar mucho, aunque si hubiese sido suizo me hubiese ido mucho mejor porque incluso estoy acostumbrado a jugar con esos rivales”.

Y está lo de la plataforma: “Hay varias aplicaciones, aquí se usó la lichess.com, y a mí me gusta la chess, aunque a todo el mundo no le agrada jugar en esa plataforma”.

Ese fue otro de los tantos obstáculos que enfrentó en su más reciente competencia, un poco otra jugada compleja, pero nada diferente a las que ha debido enfrentar desde que con seis años el ajedrez lo atrapó antes de que Leinier Plascencia lo condujera en sus primeras partidas. “Me incliné por el ajedrez porque es un juego diferente y complicado, y a mí me gustan las cosas así”.

Quizás han sido los vericuetos de este deporte pasional los que le han permitido resolver más de un dilema. Como aquel que enfrentó cuando la EIDE Lino Salabarría le cerró las puertas a la disciplina, justo días después de que él se alzara con el título de Cuba en los Juegos Escolares Nacionales del 2018: “El equipo salió mal y decidieron sacarnos a todos”.

Pero lo que pudo ser un jaque mate se convirtió en una “apertura”. En su hogar del Camino de las Cañas y con la alianza de la computadora, Internet, el celular y la vigilia de su papá Antonio que lo ayuda, y su mamá que le sigue cada movida, el muchacho continúa pegado a los tableros.

“Me fui para la Facultad Obrera y Campesina en la escuela Orlando Nodarse, porque en el pre me era muy difícil estudiar mañana y tarde y no quedaría tiempo para el ajedrez. Entreno solo, a veces juego con unos amigos que vienen una vez a la semana y así me preparo. Tengo computadora, pero me resulta más incómodo porque no estoy adaptado; por el celular me es mucho mejor”. 

Ya hoy es Maestro FIDE, avalado por la Federación Internacional que fija en 2 328 puntos su ELO. También, de vez en vez, se impone un match más complicado. Jugué dos partidas con Zhigalko, él fue campeón de Europa en Blitz 2017, perdí una y gané la otra, y hace unos días jugué con Leinier Domínguez”.

Kemel sigue ahora jugando en casa y disfrutando su más reciente resultado, que tampoco el equipo esperaba si nos atenemos a que los ajedrecistas espirituanos practican por su cuenta luego de que la Academia Provincial se cerró a la espera de un local que aún no aparece.

Pudo asistir al Campeonato Nacional Juvenil el pasado año, pero salió insatisfecho. “Obtuve el sexto lugar, pues padecí de una enfermedad en la piel como un mes antes del torneo y no pude hacer preparación física; no obstante, empecé en primero, pero en las últimas rondas me cansé y comencé a descender”. Entre casillas no menos complicadas que las saltadas hasta aquí, espera por mejores aperturas y cierres. “Juego poco porque aquí apenas se hacen torneos, no he podido asistir a ningún Capablanca ni a un Guillermo García. Ahora lo que queda es seguir entrenando a ver cuándo se acaba este coronavirus”. 

2 comentarios

  1. Felix González

    increíble que por un mal resultado en una competencia saquen un deporte de la EIDE, así no se mejora así acaban y todos justos por pecadores. y si unimos que no hay Academia de Ajedrez en SS por favor. Quien decide no se habrá equivocado?

  2. Ernesto Hernández Cadenas

    Sigue luchando Kemel, el mundo del ajedrez recompensa a los que son tenaces, persistentes y duros como tú. Por lo que veo te haz superado y estás a un solo paso de llegar a medirte y ganarle a los mejores de Cuba. Te deseo mucha suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *