La Pesca en Sancti Spíritus diversifica rubros exportables

Junto a las producciones para el mercado interno, la entidad identifica nuevos surtidos para la venta al exterior

sancti spiritus, pescapir, empresa pesquera sancti spiritus, rubro exportables
La tilapia roja, uno de los nuevos rubros exportables del sector. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

Si en una entidad ha penetrado el reclamo económico de diversificar y ampliar las exportaciones como vía directa de captar divisas para el país y el propio desarrollo del sector es en la Empresa Pesquera Sancti Spíritus (Pescaspir), estructura que junto a las producciones para el consumo interno y sin perder los rubros tradicionales está inmersa en la identificación y desarrollo de nuevos surtidos con reales perspectivas de mercado.

Orlando de la Cruz Rivadeneira, director de Producción en la Empresa Pesquera espirituana, destacó a Escambray que se sostienen las ventas de la tenca HG (troncho mayor de 2 kilogramos), “un producto que nunca ha tenido ruptura en el mercado, y también de la vejiga natatoria, el conocido buche de las carpas, con alta demanda y diversos usos en la región asiática”.

Aunque no tienen la regularidad exportadora de los citados fondos, en los últimos tiempos sobresale la venta al exterior a través de la comercializadora Caribex del filete de claria y la tilapia roja.

La entidad va camino —añadió— de beneficiarse con las transformaciones que introduce el país en la actividad en virtud de recibir parte de los ingresos financieros de la exportación, a la vez que dispone ya de la aprobación para vender surtidos en la Zona Especial del Mariel, “un mercado para el cual estamos en pleno proceso de identificar los renglones factibles de comercializar allí a partir de nuestras líneas productivas”, subrayó.

Como parte de la diversificación de los rubros, tanto para sustituir importaciones como para exportar, Orlando de la Cruz detalló que Pescaspir trabaja en función de aumentar las capacidades productivas de la claria, de introducir la langosta de agua dulce, un surtido que desarrollan en el Centro de Alevinaje, y también del pez gato americano, renglones que tienen mercados.

Los fondos exportables hay que verlos como parte de nuestra integralidad productiva y con un enfoque sostenible, resaltó el directivo. “Tenemos que alcanzar un impacto económico, lograr eficiencia para ser competitivos, que llegue un beneficio de esa exportación al país, a la infraestructura de la entidad y al trabajador; todos los planes de desarrollo de la empresa se interrelacionan con esas proyecciones”, explicó.

Asimismo, informó que acometen actualmente proyectos para buscar mayores posibilidades productivas en la industria que favorezcan la calidad y presencia de los productos, así como en función de desarrollar capacidades y tecnologías que respalden la eficiencia en los cultivos del Centro de Alevinaje.

“Podemos decir que la empresa se está preparando para responder al reto de la exportación, pero tenemos que lograr la mejora continua de nuestros procesos, invertir en la cadena de frío; identificamos un campo de trabajo inmenso para lo cual existe una proyección de trabajo, tanto desde el punto de vista productivo, como de capacidades, de capacitación y de crear condiciones ideales para diversificar los surtidos y hacer sostenibles las ventas de cara a las demandas y exigencias de los clientes”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *