La sequía y el calor dejaron huellas en abril

Este resultó el único cuarto mes del último decenio con déficit de lluvias. Además, se registraron dos nuevos récords de temperatura máxima en la provincia de Sancti Spíritus

sancti spiritus, recursos hidraulicos, sequia, calor, centro meteorologico provincial, presa zaza
La escasez de precipitaciones reportadas en abril puso en jaque a la presa Zaza. (Foto: Yoan Pérez)

Aunque desde el pasado fin de semana por fin llueve en Sancti Spíritus, las huellas de la sequía se pronunciaron con creces en el pasado mes de abril, cuando solo cayeron en la provincia 41.1 milímetros (mm) de lluvia, que representan apenas el 63 por ciento del promedio histórico.

Según los datos de la red pluviométrica básica de Recursos Hidráulicos aquí, el recién concluido mes resultó el único abril del último decenio con déficit de lluvias, pues ese período habitualmente se caracterizó por alcanzar precipitaciones propias de la época, o incluso por encima de la norma, incluidos años muy lluviosos, como el 2018 y el 2013.

Con excepción del municipio Jatibonico, que alcanzó el 104 por ciento de las precipitaciones habituales al reportar unos 72 milímetros de lluvias, los restantes territorios de la provincia sumaron acumulados muy por debajo de los valores usuales, con los mayores déficits en Yaguajay, Fomento y Sancti Spíritus.

Puntualmente, los  principales acumulados mensuales de agua caída ocurrieron en la finca La Vega (178.2 mm) y Presa Dignorah (147.5 mm), ambos lugares del municipio Jatibonico; seguidos por Guayos, con 115 mm.

De acuerdo con el resumen elaborado por el Grupo de pronósticos del Centro meteorológico provincial, el pasado abril también se caracterizó por las elevadas temperaturas no propias del período, que incluso llegaron a establecer nuevos récords de máxima en horas de la tarde, debido a la persistente influencia de las altas presiones migratorias en toda la troposfera que impidieron el arribo de frentes fríos acompañados de precipitaciones y la influencia de las altas presiones continentales constituidas por masas de aire más frescas.

Todas las anomalías fueron positivas y superiores a los dos grados Celsius, con excepción de la máxima y mínima media de Trinidad y la máxima media del Jíbaro. En la estación de Sancti Spíritus y la de montaña de Topes de Collantes las diferencias llegaron a superar los tres grados Celsius, las cuales resultan muy excepcionales para ese mes.

En la tarde del sábado 11 de abril se establecieran dos nuevos récords de temperatura máxima para el mes: en la propia cabecera provincial, donde se registraron 36.8 grados Celsius; y en el macizo montañoso del Escambray, donde se reportaron 32.6 grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *