Laboran en comunidades espirituanas para resarcir daños provocados por las tormentas locales severas

Estos eventos meteorológicos afectaron sobre todo la vivienda y los servicios eléctricos, telefónicos, de acueducto y de la señal televisiva

sancti spiritus, lluvias, lluvias en sancti spiritus, meteorologia
En el Entronque de Guasimal el tornado provocó numerosas afectaciones en las viviendas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Actualmente se labora para resarcir los numerosos daños provocados en varias comunidades espirituanas por el brote de tormentas locales severas que afectó la víspera a la provincia, fundamentalmente en las viviendas, los servicios eléctricos, telefónicos, de acueducto y de la señal televisiva.

Por fortuna, no ocurrieron pérdidas humanas y solo dos personas sufrieron lesiones, según el resumen de las incidencias de estos  eventos meteorológicos dados a conocer por los Consejos de Defensa de los municipios de Sancti Spíritus y Trinidad.

En la localidad del Entronque de Guasimal —donde se reportó un tornado que dejó las mayores afectaciones del territorio— se dañaron total o parcialmente cerca de 90 viviendas. Además, el servicio eléctrico también sufrió los embates de los fuertes vientos y en estos momentos se trabaja en su restablecimiento.

Por otra parte, aunque las instalaciones sociales y estatales salieron ilesas, quedó dañada una obra de fábrica en el vial de acceso a la torre del centro transmisor de San Isidro y el canal 31 se encuentra fuera de servicio.

En la zona del ramal Kilo-12, el evento meteorológico perjudicó 10 metros de línea férrea porque las aguas arrastraron la base de las vías y su recuperación correrá a cargo de la brigada de Tranzmec.

Entre tanto, en la localidad de El Bejuco también quedaron deterioradas parcialmente 25 viviendas; mientras que la carpintería de los apartamentos de la localidad de Alberto Delgado, en San Pedro, igualmente sufrió daños. Allí también se registraron interrupciones en el fluido eléctrico y en la telefonía.

Mientras, en Topes de Collantes la caída de los árboles afectó la línea de 33 000 kV; en Casilda se averió el techo de una vivienda y en Caracusey la crecida del río se llevó la alcantarilla del poblado de Mula Quieta.   

En cuanto a los servicios de acueducto, en Fomento la crecida del río Agabama dejó inundada la estación de bombeo de Agua Fría; en Trinidad los arrastres provocaron la desunión de tubos de la conductora San Juan de Letrán; en el río Yayabo se desinstalaron las bombas por la avenida; y en Cabaiguán, por esa misma razón, se retiraron las bombas de la estación de Tres Atejes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *