Lo importante del equipo es la disciplina y la entrega en el terreno

Expuso Eriel Sánchez, director del equipo espirituano, al valorar la actuación del elenco en la 60 Serie Nacional de Béisbol

sancti spiritus, 60 snb, serie nacional de beisbol, gallos 60 snb
Eriel Sánchez, el mánager de Los Gallos, pondera el juego colectivo del equipo. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

Los Gallos regresaron a su valla el pasado fin de semana y lo hicieron por todo lo alto: con una barrida de dos partidos ante Camagüey, resultado que los afianza en los primeros puestos de la tabla de posiciones. Por eso y porque la ausencia a su valla durante 36 partidos que provocó un alto en las conferencias de prensa, en la de este domingo, tuvo una agenda abultada, con Eriel Sánchez León bateando cuanto lance se le hizo.

 ¿El hilo conductor? Entender el desempeño de un elenco que ha mantenido un paso estable y sosotiene una posición envidiable para conseguir uno de los ocho boletos.

 Para seguir el protocolo de estos encuentros el manager valoró, primero, la subserie: “ Fue excelente, a pesar de estar en un buen momento y en una buena racha, nuestras expectativas no estaban en que fuéramos a barrer porque se trata del subcampeón nacional y con la calidad de un pitcheo como el que nos íbamos a enfrentar  más bien dimos un pronostico de dividir, pero se ganaron los dos porque el estado de ánimo está al ciento por ciento y prima la disposición de hacer bien las cosas en función del colectivo. Quiero resaltar a los dos veteranos, Frederich Cepeda y Yunier Mendoza, que son los que llevan la voz cantante, los muchachos los siguen y apoyan”.

¿Cómo sobrellevar tantos partidos jugando fuera de la valla?

“No pensábamos estar tanto tiempo fuera, nos fue cogiendo en el camino y cuando nos dimos cuenta teníamos una buena cantidad de partidos fuera de casa, pero te vuelvo a hablar del colectivismo y de que cuando uno tiene dos figuras como estas que te dicen: “vamos caballero, ya estamos aquí, tenemos una misión y hay que cumplirla, vinimos a jugar pelota y háganse la idea de que estamos en nuestra tierra porque de todas maneras no tenemos público”, todo se logra, y esa ha sido la mentalidad, por eso quiero felicitar al equipo en general, al cuerpo de dirección por el comportamiento que hemos tenido, creo que se ha ganado en disciplina, unidad, cohesión, el equipo está relajado y hay un buen ambiente”.

 Sobre si los constantes cambios han logrado engranar la dinámica y el estilo de juego que se propuso, el director de los Gallos explicó: “No creo haberlo logrado todo, quedan detalles, quedan cositas, pero cada vez son menos, en el primer juego contra Camagüey, por ejemplo, Dismani fue sentado porque no miró al coach, no cogió seña y bateó por su decisión, lo que sí hemos tenido un poco más de cuidado a la hora de hacer esas correcciones porque nos estamos también jugando el resultado del equipo, una buena racha, el ambiente y hemos tomado otros métodos, pero lo que sí seguimos tratando de impregnar es la disciplina táctica, que es lo que da el resultado, que no es portarse bien en una habitación, a veces la gente comenta que si salen, que si toman. Lo importante del equipo es la diciplina y la entrega en el terreno”.

 En algún lugar Eriel ha dicho que más que los errores, castiga las actitudes. Entonces aclaró: “No soy de los que castigo o siento al atleta porque haga un error, se le vaya un rolling por debajo de las piernas, o que se ponchen o bateen para doble play, porque eso está en las casillas, y es lo normal en un juego. ¿A quién sentamos? Aquel que no corra, que no haga una asistencia porque no quiera, que se moleste y tire a donde no tiene que tirar o deje correr la bola o no la ataque con agresividad. Hemos castigado a veces a muchachos que terminan de batear y a la hora de ir a la defensa aun están hablando de lo que sucedió en la ofensiva, o sea pensando en lo personal y no en el equipo”.

 Acerca de cómo evalúan al prometedor Luis Dannys Morales que no ha tenido buenas salidas en sus últimas apariciones, respondió: “A raíz de sus últimas salidas, hablamos con él y le vamos a dar una oportunidad más, no es bueno que a un muchacho con esa juventud, le quitemos su potestad como abridor porque no lo haya hecho bien, es mejor quitarlo en un momento donde el hombre lo esté haciendo mejor, que no cuando no lo haga, porque le quitas la confianza”.

 Sobre la mesa de diálogo estuvo también el nombre de Yankiel Mauris, el paño de lágrimas del conjunto, pero que no tuvo una buena salida ante Camagüey: “Tenemos un buen paso y tenemos que tener claro que la ambición rompe el saco.  Desde que era atleta siempre hemos padecido lo débil que llegamos a los cruces con relación al pitcheo, nos dimos cuenta de que su efectividad está bajando, llega el cansancio muscular y decidimos que Mauris no va a lanzar contra Guantánamo, tenemos otros catorce lanzadores que tienen que aportar. Hay que pensar primero en el atleta y sobre todo en el que mañana nos puede mantener en la posición que estamos”.

 Otro caso es el de Pedro Álvarez, quien ha resultado más efectivo como relevista que como abridor. “Todo el mundo sabe cómo es Pedro, no empezó bien y tuvimos que amoldarlo, y hemos logrado que esté en un excelente momento, lo que nos da muchas posibilidades de dar descanso a Mauris y de no usar tanto a Yanieski Duardo, que tuvo también un accidente”.    

El manager de los Gallos tuvo palabras de elogio para José Eduardo Santos, que ya tiene seis ganados: “Para muchos puede ser eventual o excepcional, para mí no, a veces soy fresco, en el sub 23 en un año me ganó tres y en otro cinco, antes de la Serie lo di entre los cinco abridores, siempre se le vio potencial desde que entró a la academia con 84-85 millas de velocidad y luego llegó a tirar 90, viene en ascenso, es un muchacho serio, callado, muy respetuoso y sabe afrontar las situaciones de juego”.

En la conferencia se indagó también sobre Geisel Cepeda, sus movimientos de turno en la alineación y la bancoterapia cuando lideraba los bateadores:  “Hemos hablado con él en diferentes ocasiones y de diferentes maneras, pero siempre le hemos dicho que de mi parte no está quitarlo pues no estoy contribuyendo ni al equipo ni a su formación ni a la calidad que él pueda tener y no puedo acomodarlo a que cada vez que haga las cosas mal tiene que ir para el banco porque se puede acostumbrar, entonces cuando esté bien es un atleta y cuando esté mal es otro, lo que buscamos es que cuando esté mal aporte de otra manera y se ha visto que hizo grandes jugadas a la defensa. Se habló de cambiarlo de turno y lo hicimos, pero nunca quitándole la responsabilidad pues  un bateador de su calidad puede fallar en varios juegos, pero todo el mundo espera, hasta él, que en el momento clave pueda salir el batazo”.

Sobre la propia cuerda de los cambios constantes de alineación. ¿Encontró Eriel la que debe encarar, como se supone, otras etapas más complicadas de la campaña?

“Eriel apuesta por la alineación que esté bien en el día, uno se rige por muchos parámetros, hay una base de tercero, cuarto y quinto que tienes que mantener, más menos,  pero lo que nos ha dado resultado es que todos estos cambios que por diferentes razones hemos hecho, nos ha dado la posibilidad de haber visto a todo el mundo y saber cuándo cada cual puede estar bien o mal. Hemos visto a un Palacios, por ejemplo que ha tenido un trabajo no muy efectivo a la hora de impulsar carreras y las conexiones no están al nivel de lo que estuvieron hace unos cinco partidos; Dismani, que era el mejor impulsador del conjunto, de las últimas nueve ocasiones que tuvo hombre en tercera sin out  u hombres en segunda y tercera, cinco fueron ponches, son cosas que estamos siguiendo para buscar lo que da fruto diariamente, pero no nos estamos cazando con ninguna alineación, buscamos el que mejor esté en cada momento, sin ser tan inestables porque tenemos que buscar que los muchachos tengan confianza en sí mismos”.

De la defensa, el lado más flaco del conjunto, pero con una mejoría sustancial en los últimos juegos, también se trató en la conferencia. “Lo único que hemos hecho es hablarle y hablarle y trabajar. Cada vez que terminábamos en todas estas subseries fuera, trabajamos a conciencia 10-15 minutos de defensa: coger rolling, tirar… Todo lo que ha tenido éxito ha sido por la comunicación que hemos tenido entre todos”.

Con todo y la buena posición de hoy Eriel Sánchez eludió todas las alusiones a una posible segura clasificación: “Para nosotros no hay equipo fácil ni difícil, somos nosotros mismos los que ganamos o perdemos. No he hablado de clasificación, lo que sí está en la mano es la disciplina que he tratado de lograr en el equipo, que fue lo que me propuse desde que me pusieron al frente de los Gallos”.

One comment

  1. creo falto saber por fin que hay con roberto hernandez , se esta recuperando desde hace ya bastante tiempo , y no parece que lo pueda lograr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *