Lula volverá a defender su inocencia frente a la “justicia brasileña”

Lula declarará en la llamada Operación Zelotes y que en el mismo caso figura imputado el exministro Gilberto Carvalho, quien fungió como su jefe de gabinete

brasil, luiz inacio lula da silva, partido de los trabajadores
Lula explicará una vez más que nunca recibió beneficios o practicó el tráfico de influencias para favorecer a las empresas. (Foto: Blog Nocaute / YouTube / Reprodução / CP)

El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, prestará testimonio este miércoles en la Justicia Federal en Brasilia, en el proceso sobre presuntas propinas recibidas a cambio de emitir una medida cautelar que benefició a empresas automovilísticas.

Fuentes judiciales confirmaron que Lula declarará en la llamada Operación Zelotes y que en el mismo caso figura imputado el exministro Gilberto Carvalho, quien fungió como su jefe de gabinete.

La medida provisoria 471, de 2009, dictada por el exjefe de Estado, según el Ministerio Público Federal (MPF), prorrogó por cinco años los beneficios fiscales a empresas del sector instaladas en las regiones norte, nordeste y centro-oeste.

De acuerdo con el MPF, en total, los fabricantes de automóviles pagaron casi tres millones de dólares a los involucrados en el plan.

El tribunal en esta capital determinó que las alegaciones de la fiscalía contienen pruebas suficientes para apoyar la acusación contra el fundador del Partido de los Trabajadores (PT).

La verosimilitud de las alegaciones contenidas en la denuncia ha quedado demostrada hasta el momento a la vista de la exposición detallada de los hechos en poder de los acusados, dijo el juez Vallisney Oliveira, responsable del caso en primera instancia.

Por su parte el magistrado federal Ricardo Leite, del décimo Juzgado Federal Penal de Brasilia, reprogramó para este miércoles interrogar al exgobernante.

La defensa de Lula solicitó el aplazamiento de la audiencia, prevista inicialmente para el 11 de febrero, y así el exlíder metalúrgico pudo visitar al papa Francisco en el Vaticano entre el 12 y 15 de febrero.

Trascendió que los abogados defensores Cristiano Zanin y Valeska Martins pidieron incluso que la declaración se hiciera por videoconferencia.

Sin embargo, ambos convencieron al expresidente de que lo mejor era presentarse cara a cara con el juez.

En su declaración, Lula explicará una vez más que nunca recibió beneficios o practicó el tráfico de influencias para favorecer a las empresas.

La página oficial del PT indica que la Operación Zelotes reveló un plan de corrupción y entre las empresas investigadas por su supuesta participación aparecen las automotrices Ford y Mitsubishi, los bancos Bradesco, Santander y Safra, el contratista Camargo Corrêa, el grupo siderúrgico Gerdau, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *