Marrero Cruz: El distanciamiento físico y el uso del nasobuco llegaron para quedarse (+video)

El Primer Ministro de la República de Cuba expresó que el plan que se presenta hoy tiene por objetivo regresar a la normalidad de una manera gradual y asimétrica, evitar un rebrote de la enfermedad

cuba, covid-19, recuperacion post covid-19 en cuba, coronavirus, salud publica, miguel diaz-canel, presidente de la republica de cuba, manuel marrero
En la primera fase de la etapa de recuperación se restablece con limitaciones el transporte público tanto estatal como privado, dijo Manuel Marrero. (Foto: @radiorebelde.cu)

Al intervenir en la Mesa Redonda Especial este jueves para anunciar las medidas del país en la etapa pospandemia, Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de la República de Cuba, recordó que tan pronto comenzó la contingencia se creó un Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento al nuevo coronavirus, el cual adoptó un plan con aproximadamente 500 medidas. “Ellas han sido la base de las decisiones que se han ido tomando y que han permitido a la nación llegar hasta la situación que presenta hoy”.

El plan que se presenta hoy, dijo, tiene por objetivos regresar a la normalidad de una manera gradual y asimétrica, evitar un rebrote de la enfermedad y desarrollar las capacidades de enfrentamiento al mismo para el caso en que surgiera. También, reducir los riesgos y vulnerabilidades como consecuencia de la enfermedad.

Las medidas, explicó, abarcan 13 ámbitos y se dividen en dos grupos: las que se aplicarán en igualdad de condiciones durante las tres fases, es decir, que llegaron para quedarse, y aquellas cuya aplicación impone adecuaciones en el transcurso de cada uno de esos períodos.

Al hacer referencia a las medidas concernientes a la actividad sanitaria expresó que en esta primera etapa las mismas estarán condicionadas al cumplimiento de indicadores de salud que han sido previamente definidos, y en dependencia de su comportamiento en unos u otros territorios se aplicarían las fases siguientes.

Recalcó que durante toda la primera fase de la etapa pospandemia el distanciamiento físico entre las personas seguirá siendo premisa esencial para cada una de las actividades, al igual que el uso del nasobuco. A partir de la segunda fase, agregó, empezaría una gradualidad en la flexibilización de ambas medidas, sin perder de vista la determinación de nunca volver al hacinamiento o a los grandes cúmulos de personas que solían acaecer en determinados lugares y espacios.

También informó que en las dos primeras fases se mantendrá la restricción en cuanto a la cantidad de personas que podrán estar presentes en los locales de reunión y la distancia entre ellas; en tanto a partir de la tercera fase dicha medida se irá flexibilizando.

Como algo determinante anunció que, para todas las fases, en la actividad laboral de todo el país será requisito indispensable que no se permita a ningún trabajador acceder a su centro si presenta algún síntoma de enfermedad respiratoria, sino se le recomiende asistir a un centro de salud para que su padecimiento sea tratado.

Otras de las normas que se mantendrán durante las tres fases, recalcó Marrero, son las tocantes a la desinfección de las manos, superficies y pasos podálicos, como forma de precaver cualquier contagio.

También se mantendrán, declaró, las medidas estrictas de protección a los trabajadores expuestos en áreas de riesgo, como es el caso de la salud, y también de otras actividades, como los compañeros que laboran en las fronteras y en el Turismo. Se reducen, señaló, las capacidades de los ascensores, por el momento al 50 por ciento, como se ha venido haciendo en los últimos meses, o según se regule en concordancia con las fases y la situación sanitaria del país.

Al mencionar las pesquisas activas diarias, significó que estas han jugado un papel determinante en el control de la pandemia, por lo que llegaron para quedarse y continuarán siendo desarrolladas por el personal de salud y los estudiantes de las carreras de las Ciencias Médicas.

Los servicios hospitalarios que quedaron aplazados o suspendidos en estos últimos tiempos, según expuso el Primer Ministro, se reiniciarán de manera gradual: al 50 por ciento en la primera fase y al 75 por ciento en la segunda, en tanto en la tercera se prevé que vuelvan a la normalidad. De igual modo se procederá con los servicios estomatológicos, significó.

Sin embargo, se mantendrán suspendidas las visitas a esas instituciones en las dos primeras fases, tiempo en el que se permitirá la entrada solo del acompañante de cada paciente, y cuando en la tercera se reanuden las visitas el número de personas que accedan en los horarios establecidos estará regulado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *