Máscaras Montagne

La filial espirituana del Fondo de Bienes Culturales (FBC) ya entregó un grupo de esos medios de protección para el personal de la salud que enfrenta la COVID-19 en el territorio

sancti spiritus, coronavirus, covid-19, salud publica, fondo cubano de bienes culturales
Las máscaras realizadas por el colectivo se pliegan hacia arriba igual que las que se usan para soldar. (Foto: Cortesía del entrevistado)

Bastó solo un llamado de la filial espirituana del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), para que el pequeño colectivo del Grupo de Creación Artística Montagne se pusiera en pie de guerra contra la COVID-19. Una idea de la máxima dirección de esta entidad desató el ingenio y la solidaridad, fusión capaz de hacer germinar una obra no alejada del arte si se interpreta mucho más que el objeto en sí y se es capaz de admirar su utilidad.

“Dame unos días”, fue la única condición que puso Ángel Luis Méndez Montagne, el líder del grupo, quien junto a sus manos derechas, los artistas Mario Félix Bernal y José Alberto Rodríguez y el resto de los trabajadores, soñaron para luego dar vida a aquella propuesta.

Por ello el reto encontró la respuesta esperada, pues a los pocos días llegaron hasta la misma sede donde se cocinó la idea 14 máscaras de protección facial para el personal de la Salud que enfrenta la COVID-19 en el territorio.

“Inmediatamente comenzamos a buscar en Internet, así como contactamos a personas que habían creado otras ya y de todos los modelos encontrados, apostamos por el semejante al que se usa para soldar. Por ello, pensamos que sean más cómodas ya que se pliegan hacia arriba y no tienen por qué quitárselas ante alguna necesidad”, añade quien dedica sus horas al trabajo de identidad e imagen de las empresas.

sancti spiritus, coronavirus, covid-19, salud publica, fondo cubano de bienes culturales
Ángel Luis Méndez Montagne estudió los modelos existentes para hacer las máscaras de protección facial. (Foto: Cortesía del entrevistado)

Tras varias horas de estudio y luego de trazar, cortar, perforar y ensamblar cada pieza con los escasos materiales que guardaban en su almacén, se dieron a la tarea de moldear el policloruro de vinilo (PVC) de 1 o 2 milímetros de grosor y el acetato.

“Solo pudimos hacer 14 piezas porque no nos alcanzó para más. Pero estamos dispuestos, si nos venden o entregan los productos necesarios, a elaborar muchas más. Lamentablemente, hoy las tiendas no expenden otra cosa que no sea comida y aseo, por lo que estamos de brazos cruzados”, añade quien ha cosechado una importante carrera en el panorama de las artes plásticas, no solo en Sancti Spíritus, sino en el resto de Cuba.

Fáciles de esterilizar y cómodas porque no pesan, las máscaras Montagne confirman el sello de este grupo experto en temas de publicidad y propaganda. El cintillo que sujeta la plancha que cae sobre el rostro tiene rotulado la emblemática frase Cuba salva.

“Para el taller es muy importante realizar este gesto tan humano porque es proteger a quienes nos protegen. Estamos muy orgullosos de haber sido útiles en un momento tan complejo como el que vive Cuba”, concluye vía telefónica desde su casa-taller improvisado porque alterna la labor creativa, con el acomodo del espacio donde plantarán bandera definitivamente sus creaciones.

El Grupo de Creación Artística Montagne, de Sancti Spíritus con poco tiempo de existencia ha logrado ganarse el respeto entre el personal creativo que labora en temas de publicidad, ambientación de instituciones y personalización de objetos, principalmente en el entorno empresarial cubano.

Tanto es así que la Empresa Agroindustrial de Granos Valle de Caonao, en Yaguajay, hoy cuenta con un sistema de carteles y etiquetas de los productos que comercializan, en tanto la Empresa de Acopio y Comercialización de Productos Agropecuarios de Sancti Spíritus muestra una fachada totalmente diferente.

Con ese sobrado talento a prueba de constante quehacer y muchísimas ganas de aportar a la batalla contra la COVID-19, surge esta historia desde el mundo artístico para confirmar que eso de que Cuba salva es mucho más que un eslogan.

One comment

  1. Es el poder de la iniciativa individual,la creatividad y la generosidad..Ahora corresponde a los que poseen los medios necesarios para que le suministren a los creadores los modestos materiales que necesita y que pudieran estar en algún almacén..Ah y que la comercialicen pues no solo de buenas intenciones vive el hombre..Yo,con agrado,las compraría para mi familia,amistades y claro,para mí también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *