Morales Ojeda: Se ha actuado con mucha responsabilidad, con mucho compromiso y percepción del riesgo

El viceprimer ministro cubano destacó la importancia de la participación popular en el enfrentamiento a la Covid-19 y llamó a reforzar el funcionamiento de policlínicos y hospitales

cuba, miguel diaz-canel, covid-19, presidente de la republica de cuba, coronavirus, salud publica
El Viceprimer ministro Morales Ojeda llamó a seguir trabajando en el reforzamiento del funcionamiento de los policlínicos y hospitales. (Foto: Radio Rebelde)

Roberto Morales Ojeda, viceprimer ministro del gobierno en Cuba, dijo este 20 de marzo, al comparecer en la Mesa Redonda especial, que el plan de medidas expuesto ante el pueblo fue aprobado en la propia jornada por el Consejo de Ministros, después de una reunión del Buró Político del Comité Central del Partido.

 “Se ha actuado con mucha responsabilidad, con mucho compromiso, con mucha percepción del riesgo, y eso habla de la seguridad que se tiene en las medidas adoptadas hasta ahora y que se seguirán adoptando para proteger la salud de nuestro pueblo”, dijo. Agregó que eso no significa que no se hayan identificado algunas brechas o debilidades en organismos o instituciones, las cuales, acotó, han sido analizadas.

“Creemos que hay evidencias más que suficientes para que comprendamos la necesidad de las nuevas medidas que hoy se han anunciado. Alguien pudiera preguntarse por qué no lo hicimos antes. Bueno, cuando se aprobó el plan teníamos la seguridad de que no era necesario en aquel contexto la implementación de algunas de las medidas que hoy se han anunciado, ya que en aquellos momentos el Covid-19 estaba presente en 80 países y existía una letalidad de 3,14 por ciento. Hoy esta enfermedad está presente en 157 países, y tiene una letalidad superior al 4 por ciento”, argumentó.

Destacó que todo lo expuesto hoy lleva implícito un proceso de implementación por un amplio grupo de organismos en cada provincia y municipio del país. “Lo importante, además de que logremos que se haga con disciplina y rigor, es que nuestro pueblo lo asuma como hasta ahora lo ha hecho, para alcanzar los resultados que nos hemos planteado”, enfatizó Morales Ojeda.

También expuso el propósito de que no exista en Cuba una transmisión que no pueda ser controlada. “Y ahí está la necesidad de que participe todo nuestro pueblo de una manera activa, como se ha venido haciendo hasta ahora”, detalló.

Asimismo, subrayó que la vigilancia epidemiológica siempre se ha concebido no solo a partir de los casos sintomáticos que fueran a una institución de salud, sino más bien como una pesquisa activa que nos permitiera, desde los centros laborales, educacionales y la comunidad, identificar cualquier manifestación clínica que pudiera estar relacionada con patologías respiratorias, y que fueran los profesionales a través de los tres componentes que permite el diagnóstico: clínico, epidemiológico y de laboratorio, quienes dieran la seguridad de cuándo estábamos en presencia de un paciente con Covid-19 y cuándo ante alguna otra patología respiratoria.

“Al regular la entrada al país de personas y detener el flujo de turistas, podremos identificar mejor y con mayor prontitud un caso nacional que nos pueda surgir”, consideró. También expuso que debemos actuar desde el diagnóstico clínico y epidemiológico con todas las medidas sin tener que esperar al diagnóstico confirmatorio del laboratorio. “Y ahí también está el éxito, porque si desde el momento inicial hacemos todo lo que está concebido en el control de cada caso tendremos más seguridad en evitar que se nos extienda esta enfermedad a una proporción mayor”, subrayó.

El Viceprimer ministro Morales Ojeda llamó a seguir trabajando en el reforzamiento del funcionamiento de los policlínicos y hospitales, “aunque bien se sabe —recordó— que el trabajo de los médicos y las enfermeras de la familia resultan básicos y elementales”.

Dijo que la principal fortaleza que tiene el sistema nacional de Salud está en sus médicos y enfermeras de la familia y en su atención primaria, que está llamada a garantizar la solución de los problemas de nuestro pueblo en aproximadamente un 70 por ciento.

“Pero en esta batalla resulta decisivo su aporte en esa pesquisa activa e identificación de cada paciente, con la atención diferenciada a los grupos vulnerables, con predominio de las personas de más de 60 años y con énfasis en las que viven solas. Eso, además de los hogares de ancianos, centros psicopedagógicos, hospitales psiquiátricos e instituciones donde puedan existir conglomerados de personas que puedan generar transmisiones”, concluyó.

 VICEPRESIDENTE PRIMERO DEL BANCO CENTRAL DE CUBA HABLA SOBRE POLÍTICA CREDITICIA

cuba, miguel diaz-canel, covid-19, presidente de la republica de cuba, coronavirus, salud publica
Francisco Mayobre Lence, vicepresidente primero del Banco Central de Cuba. (Foto: Presidencia Cuba)

Francisco Mayobre Lence, vicepresidente primero del Banco Central de Cuba, expuso que el impacto de la presencia del Covid-19 en la economía del país y las medidas que es necesario adoptar hacen que haya una afectación directa a los ingresos de varios sectores de la economía que en estos momentos están siendo objeto de créditos bancarios.

Eso obliga, dijo, a adoptar también medidas desde el punto de vista crediticio, como se han tenido que tomar desde el punto de vista fiscal para poder mantener la vitalidad de esos sectores.

A manera de ejemplo en la empresa estatal, aludió a la depresión que va a tener lugar en el sector turístico, un sector, recordó, sujeto de crédito. Citó también a los trabajadores por cuenta propia, donde algunas actividades se van a deprimir mucho, y el de la población, también sujeto de crédito y del cual una parte puede ser objeto de tratamiento salarial que también deprime sus ingresos. “A partir de todas estas situaciones el sistema bancario tendrá que adoptar la medida de interrumpir las condiciones del crédito y también el devengo de los intereses durante el tiempo que se mantenga esa situación”, acotó.

Precisó que el Banco emitirá una norma con todos estos detalles del procedimiento para cada uno de los casos puntuales, y significó que la intención de la medida como tal es que el crédito no vaya a constituir un agravante en ningún sector de la economía por las condiciones que tienen firmadas. Es decir, se trata de adaptarlas: postergarlas, aplazarlas, para no afectarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *