Museos espirituanos, verdaderas joyas con estilo colonial

Casi una veintena de museos existen en la provincia, diseminados por los ocho municipios, incluidos la Casa Natal del Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, Héroe de las tres guerras de independencia contra el colonialismo español

sancti spiritus, trinidad, museos, patrimonio
Trinidad es catalogada como la Ciudad Museo del Caribe. (Foto: José A. Rodríguez)

El Día Internacional de los Museos es recibido este 18 de mayo en la central provincia cubana de Sancti Spíritus sin las actividades habituales, a causa de la Covid-19, aunque tampoco pasó por alto.

La Asamblea General del Consejo Internacional de Museos (ICOM) acordó crear el Día Internacional de los Museos el 18 de mayo de 1977.
El lema propuesto este año por la ICOM es “Museos para la igualdad: diversidad e inclusión”.

Las ciudades de Trinidad y Sancti Spíritus sobresalen por sus museos y por el estilo colonial que reina en su entorno, tanto en fachadas como en verjas, patios centrales, aldabas, calles empedradas, balaustres de madera y techos de tejas rojas.

La primera de ellas, catalogada como la Ciudad Museo del Caribe, es considerada por expertos como la mejor conservada de América y reconocida como Ciudad Artesanal del Mundo y Ciudad Creativa del orbe, esta última categoría obtenida además por La Habana.

Casi una veintena de museos existen en la provincia, diseminados por los ocho municipios, incluidos la Casa Natal del Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, Héroe de las tres guerras de independencia contra el colonialismo español, ubicada en Sancti Spíritus.

También el Nacional de Lucha Contra Bandidos y el Romántico, situados en la centro sureña ciudad de Trinidad, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1988 por la Unesco, junto al Valle de San Luis o de los Ingenios.

En su mayoría, radican en mansiones coloniales pertenecientes a la aristocracia azucarera de los siglos XVIII y XIX, como ocurre en el caso de Trinidad y Sancti Spíritus, ambas fundadas en 1514 por Diego Velázquez de Cuéllar.

Por su parte, el Museo Provincial, en Sancti Spíritus, despierta la curiosidad del visitante, sobre todo por lo relativo a la esclavitud.

Mientras, en el de Arte Colonial o Casa de las Cien Puertas, mansión que perteneció a la familia Valle Iznaga, hay un gesto de vanidad en el escudo de armas: El que más vale no vale tanto como vale Valle.

En la red social Facebook la filial provincial de la Sociedad Cultural José Martí escribió este lunes: “Sin estos espacios y sin estos colectivos, es imposible el reconocimiento del pasado hacia el futuro. Muchas felicidades”.

Otras muestras de afecto y respeto hacia los trabajadores de estas instituciones culturales del territorio se suscitaron en dicha red social.

Cuando se retorne a la llamada nueva normalidad los museos de Cuba -sin desestimar la labor virtual de algunos en tiempos de pandemia- abrirán sus puertas al público, porque ese rico patrimonio que guardan con celo para la posteridad muchos querrán disfrutarlo más de cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *