Octubre dijo adiós a Sancti Spíritus mojado y cálido

El décimo mes del año reportó notables precipitaciones en la mayor parte de Sancti Spíritus y los termómetros registraron anomalías positivas en el promedio de las temperaturas

sancti spiritus, lluvias en sancti spiritus, meteorologia
Durante 10 días del mes se reportaron numerosas lluvias en Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El recién finalizado mes de octubre cerró con un comportamiento climático lluvioso en la mayor parte de la provincia, excepto en el macizo montañoso de Guamuhaya, donde los aguaceros resultaron menos copiosos.

Todo el territorio recibió precipitaciones superiores a los 150 milímetros, excepto en la porción sudeste, donde fueron inferiores; y los mayores acumulados —superiores a los 200 milímetros— se apreciaron en una extensa área de toda la zona suroccidental de Sancti Spíritus.

Según el resumen elaborado por el Grupo de Pronósticos del Centro Meteorológico Provincial, esta realidad estuvo asociada a situaciones meteorológicas propias de la época: ondas y bajas tropicales, vaguadas superiores, alto contenido de humedad e inestabilidad en ocasiones, motivadas por la relativa cercanía de organismos ciclónicos.

Sin embargo, de acuerdo con la red de estaciones meteorológicas, las precipitaciones no cayeron de forma uniforme en toda la provincia: en Trinidad llovió al 171 por ciento del promedio histórico, en la ciudad de Sancti Spíritus, al 155 por ciento; en El Jíbaro, al 105 por ciento, y en Topes de Collantes apenas representaron el 85 por ciento de la media.

Temporalmente, según transcurría el mes, las lluvias se fueron incrementando, tanto en presencia como en cantidad; sin embargo, en general prevalecieron los días con reportes de precipitaciones aisladas.

El mayor registro de lluvia en 24 horas ocurrió en la estación hidrométrica de Caracusey, con 124.5 milímetros el día 24; mientras que el superior acumulado total del mes se registró en Pojabo, donde cayeron 376 milímetros, seguido de la presa Higuanojo con 352 milímetros.

Durante una sola jornada, el 24, ocurrieron precipitaciones localmente intensas, asociadas a la extensa área de nublados y lluvias de la depresión tropical número 28 de la actual temporada ciclónica, que posteriormente se convirtió en la tormenta tropical Zeta en el mar Caribe; así como al alto contenido de humedad y la inestabilidad vespertina.

En octubre no hubo reportes de tormenta local severa ni de ningún otro fenómeno peligroso. Las cuatro tormentas surgidas en el mes alcanzaron intensidad de huracán, incluso tres de ellas llegaron a ser de gran intensidad, pero afortunadamente ninguna tuvo incidencia sobre el territorio provincial.

En cuanto a las temperaturas, en general mantuvieron el comportamiento usual para la época, pero como promedio los termómetros subieron un poco más de lo habitual, con anomalías positivas de entre 1 y 1.5 grados, cifra que en la Estación Meteorológica de El Jíbaro ascendió hasta 1.9  grados Celsius.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *