Paciente espirituano con COVID-19: Confío en que los médicos me salvarán

El espirituano Orlando Pérez Guzmán transmite optimismo y la seguridad de que saldrá curado del Hospital Militar Comandante Manuel Fajardo Rivero, en Santa Clara

sancti spiritus, coronavirus, covid-19, salud publica
Hospital Comandante Manuel (Piti) Fajardo, de Santa Clara. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

“Tengo el coronavirus, pero confío en que los médicos me salvarán, porque están todo el tiempo pendientes de nosotros, los pacientes que estamos en esta difícil situación”.

Del otro lado de la línea telefónica la voz de Orlando Pérez Guzmán transmite optimismo, y la seguridad de que saldrá curado del Hospital Militar Comandante Manuel Fajardo Rivero, en Santa Clara, donde se encuentra ingresado desde la pasada semana, al confirmársele que era portador del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

El pasado 23 de marzo, Pérez Guzmán trasladó en su automóvil particular, desde el aeropuerto José Martí, en La Habana, hasta el municipio de Cabaiguán, a un amigo y su hija procedentes de Estados Unidos.

Ella mostró tos (uno de los síntomas de sospecha del virus), ante lo cual fue trasladada al Hospital de Rehabilitación Doctor Faustino Pérez, en Sancti Spíritus, centro de aislamiento de casos sospechosos; institución en la que se le practicó la prueba que dio positiva a ella y a su padre.

“Les agradezco a ellos que informaran que yo había sido uno de sus contactos directos, y en correspondencia con eso se me hizo el examen, que también dio positivo; porque de lo contrario —recalcó—, quizás en estos momentos fuera una de las personas que desafortunadamente están en estado de gravedad en nuestro país, o quién sabe si fallecido, porque yo no tenía ningún síntoma”, agregó el paciente de 55 años de edad.

“Ahora estoy aquí, cumpliendo el tratamiento, y quiero reiterar el esmero y la dedicación del personal de la Salud que me atiende, porque gracias a eso transcurre sin novedad mi vida en estos días, y pienso que sea así hasta que me den alta médica para seguir cabalmente las indicaciones sanitarias”, acotó Orlandito, como lo llaman sus familiares.

Finalmente, envió un mensaje a todos los espirituanos y a los demás cubanos: “Por favor, cuídense, se los digo de corazón, porque esto es bravo, no es fácil estar en una situación como esta…”. Sus palabras se fueron perdiendo a través de la línea telefónica, pero de forma enfática profirió: “Dentro de unos días estaré en mi casa y me seguiré cuidando mucho más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *