¿Por qué hay colas kilométricas para las tarjetas MLC en Sancti Spíritus? (+fotos y video)

Con filas tan congestionadas como las del pollo, aceite o detergente en las shoppings espirituanas, las instituciones financieras de la provincia no dan abasto para procesar la creciente demanda de tarjetas en moneda libremente convertible

Diseñada por el país como una medida que no busca complacer peticiones —porque no podría—, sino oxigenar una economía asfixiada por el bloqueo norteamericano, la persecución financiera y no pocas carencias internas, la emisión de tarjetas en Moneda Libremente Convertible (MLC) se entroniza en la cotidianidad cubana, mucho más de lo que alguien pueda suponer.

Incluso antes de que tomara cuerpo el pasado 20 de julio como una de las variantes más audaces de la nueva estrategia económica cubana, ya los “optantes” se contaban por miles, sobre todo porque el cierre de varios mercados para iniciar un nuevo proyecto comercial exacerbó los rumores acerca de la venta de mercancías en dólares estadounidenses, tal como ocurrió después.

Desde entonces, las colas no han cesado en las afueras de los bancos y mucho más en la oficina de Fincimex, financiera de la sucursal CIMEX donde por días y días las personas han dormido, rectificado y hasta comprado y vendido números.  

Transcurridos 10 días, el panorama es similar. Lo impone una demanda colosal, mucho más allí porque la modalidad de tarjeta AIS es la única que permite el envío de remesas desde todas las partes del mundo, incluido Estados Unidos, opción que no tienen las sucursales bancarias.

sancti spiritus, mlc, cimex, fincimex, banco popular de ahorro, bpa, bandec, economia cubana
El pasado miércoles, por ejemplo, en su primera hora de trabajo Fincimex atendió apenas a una decena de personas. (Foto: Yoan Pérez/ Escambray)

Pero algunas claves obstaculizan una mayor agilidad en el proceso. Una observación in situ de Escambray permitió comprobar que el pasado miércoles, por ejemplo, en su primera hora de trabajo Fincimex atendió apenas a una decena de personas, pues el número 12 de la cola aún estaba afuera, pese a haber marcado a las cinco de la mañana.

Y en esto concuerdo con Claudio Morales, quien acompañaba a un cliente: “Si estamos en esta política, que creo es muy correcta y que hace tiempo debió hacerse, lo más importante es que se busque el mecanismo para que sea rápido y que no medien 20 días para la entrega”.

¿Qué sucede entonces, si, como admite la mayoría y pude comprobar, la atención allí es eficiente, “de primera”, como le parece a Miney Santos? Lo cierto es que se rebasan las posibilidades de Fincimex, que solo cuenta con una especialista para atender al público, aunque es justo decir que el resto del personal, incluido el director, apoya cuando no tiene que atender a los clientes de otros servicios como empresas y porteadores privados.

Mas, ni siquiera esa variante ha podido evitar las aglomeraciones y la demora de horas para buena parte de las personas. Sin ánimo de dar recetas al organismo, desde mi modesta opinión, pudiera evaluarse la designación de otros especialistas a tiempo completo para este servicio, que hoy es el de mayor demanda, si tenemos en cuenta que la emisión de tarjetas creció de una treintena a unas 400 diarias.

Me consta que con todo en regla no exceden los dos minutos por persona, eso cuando la tecnología no colapsa, algo que sucede con  frecuencia; me consta también el desconocimiento de algunos que acuden allí sin la adecuada información, como el cliente que quiso poner en estas tarjetas los dólares estadounidenses y canadienses que tiene en su poder, cuando se sabe que la AIS solo admite remesas desde el exterior y no depósitos desde Cuba, como sí permiten los bancos, limitados entonces por no disponer de corresponsales en la inmensa mayoría del mundo.

sancti spiritus, mlc, cimex, fincimex, banco popular de ahorro, bpa, bandec, economia cubana
Con todo en regla, las operaciones en Fincimex no exceden los dos minutos por persona, eso cuando la tecnología no colapsa. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Otra es la realidad en los bancos. De acuerdo con Yeney Ceballos Hernández, jefa del departamento de Banca Personal de la Dirección Provincial del Banco Popular de Ahorro (BPA), “el país gestionó en tiempo el plástico para la emisión de tarjetas previendo que ya casi no había disponibilidad, pero por cuestiones del bloqueo no llegó por la vía prevista”. Ello ha motivado que desde mediados de mayo no se puedan entregar tarjetas de ningún tipo; también, según la fuente, “se agotaron porque el BPA empezó primero, en noviembre, debido a la apertura de las tiendas para la venta de equipos en MLC”.

Lo bueno es que ya suman más de 102 000 tarjetas emitidas, 10 500 de las cuales son en MLC. “Desde que se quitó el gravamen al dólar estadounidense las personas han demostrado su confianza en las medidas del país, porque han comenzado a realizar sus depósitos en dólares”.

Esta parada en los BPA ha disparado entonces la demanda en el Banco de Créditos y Comercio (Bandec), que asume hoy la personalización de todas las tarjetas, mucho más la sucursal 5241, situada en la Avenida de los Mártires de la ciudad cabecera. Maritza González Linares, directora provincial, expone: “No nos ha faltado el material, pero sí hemos tenido insuficiencia de red porque son las mismas máquinas y los mismos trabajadores. La dificultad ha estado en la afluencia de clientes a las oficinas. Ha crecido la cantidad de tarjetas solicitadas y los importes depositados son enormes, pues algunas personas tenían tarjetas, pero por el gravamen estaban indecisos y al quitarse este, han venido. También muchas cuentas las abren sin saldo para que les envíen el dinero y ha colapsado el servicio; no obstante, hemos tomado algunas medidas organizativas como poner todas las tarjetas al final del salón donde se hacen todos los servicios, incluso poner transfermóvil. Ahora está mejorcito el servicio, pero la puerta la hemos tenido igual que las de las shoppings cuando venden pollo”.

Un dato es revelador. Desde noviembre hasta el pasado 27 de julio, Bandec ha emitido 14 509 tarjetas en MLC, de ellas más de 6 500 en este mes.

De manera que, aunque ni usted ni yo tengamos quien nos envíe remesas desde el extranjero, lo cierto es que su vecino, su amigo o sencillamente un cubano más ha sentido, para bien, el impacto en sus bolsillos de las tarjetas en MLC, a pesar del desabastecimiento que padecen, al menos en Sancti Spíritus, las tiendas que ahora venden su mercancía en divisas extranjeras.

12 comentarios

  1. Porque si yo tengo una targeta MLC no puedo comprar en las tiendass apesar de recibir dinero canadience solo porqe es emitida por el BPA ¿ no es un banco cubado o la moneda apesar de ser combertida en el momento de caer en la cuenta esta realiczando la misma funcion de las targetas de Bandet?

  2. Quiero que pongan un poco de empeño más sobre la Tienda Virtual de aquí en Sancti Spíritus, cada día se hace más difícil la compra virtual en esa tienda a causa de poco abastecimiento de Módulos, y dura menos de 1minutos. Otra causa que esta ocasionando es la lentitud que tiene esa tienda cuando va comprar, la conexión se pone muy lenta y inestable, ya cuando vas ha comprar desaparece los Modulos, son Fantasma..También la falta de coordinación con los usuarios, llamas a la tienda despues de 5 minutos de agotarse los Modulos y te dicen ya no ahí más y a los 20 minutos sacan, tienen que darce cuenta que nosotros trabajamos además MB que estamos gastando, tienen que coordinar bien lo que van ha ofrecer en la tienda..Porque otras provincias son abastecida frecuentemente en el día y esta provincia no se puede, no están sacando la cantidad Modulos diarios que deben sacar para satisfacer a la población. También que no tiene un horario fijo a la hora de sacar ese producto en la virtual, esta tienda se hizo para tener poca aglomeración de personas en las tienda y evitar las cola pero cada día se hace más difícil como estoy diciendo…Y como muchas cosas más que pasan y no sabemos …Traten de poner empeño y que se haga asunto sobre las compras en la Tienda Virtual de Sancti Spíritus que no estamos muy contento con su trabajo …

  3. Ramón Muro Garcia

    Buen trabajo, creo q un dia debes investigar por que estamos menos abastecidos que otras provincias. Abundan las imágenes q prueban lo bien surtidas q están en otras provincias.

  4. Pau, desde hace dos dias él gobierno EU pompeo ,corto las remesas en dólares por presión a banco Francia Inglaterra

  5. Yo estoy muy de acuerdo y a favor del desarrollo tecnológico de nuestro país y de todas las medidas necesarias a tomar para favorecer la economía. Pero es algo realmente grimoso el tiempo que tiene que estar uno en las colas esperando para ser atendido. Es algo de locos. Se necesita una mayor organización, pienso yo, para realizar estas operaciones. Cuando fui a BANDEC estuve allí desde las 6:00am y me pudieron atender a las 2:40 pm; al igual que en la Sucursal de FINCIMEX en el municipio de Trinidad. Y atenderme bajo protestas de los mismos trabajadores; luego de pasarme alli más de 8 horas en la ESPERA PACIENTE.

  6. Muchas aristas interesantes en el trabajo, pero me voy a referir a estas: primero la razón a quien dijo que antes de hacer una medida como estas hay que tener toda la infraestructura preparada para que no pasen estas cosas. Hay mucha chapucería aún en nuestro país a la hora de tomar decisiones sin un respaldo de recursos detrás. A lo que iba: ahora más que nunca es necesaria la labor de los medios. Hay varias formas de hacerse una tarjeta sin necesidad de hacer colas. Bandec puede por transfermóvil y Kiosco Bandec. Y las tarjetas AIS pueden ser encargadas por la familia en el exterior a través de las plataformas que tienen relación con Fincimex y el familiar solo tendría que ir a buscarlas. Corresponde a los medios informar a la gente, que desgraciadamente Cuba está muy atrasada en cuanto a tecnología y todo esto es muy novedoso y estresante para la gente. Si se puede ahorrar colas, mejor.

  7. Desgraciadamente,este proyecto debió pensarse mucho antes,pues sin condiciones ,equipos personal y lo más importante la mercancía hicieron este proyecto en unas circunstancias muy peligrosa y complejas,como decían en Cuba para abreviar la Habana no cabe en guanacoa ,esto debió hacerse mucho antes igual con gravamen ,se perdieron millones de dólares en las cadenas ej sibtengo 100 dólares cadeca me da 90 y uno de la calle me da 96 cuc,a quien si lo cambiaría,ya no son los tiempos del subsidio unión sivietuca,que le daban a Cuba 7000 millones de rublos y 10 millones de tm de petróleo ok ,ahora la situación económica es grave los salarios no alcanzan ,la gente se lo cambia al que le da 96¡los cubanos salían a comprar Panamá,México etc y compraban hasta 2000 millones de collares ,y esa es la razón que la economía y los abastecimientos están en crisis y con lo que suembren no resuelven elmpribkma esto que expresó es porque siento por mi país y mi pueblo y Uds lo saben ,en tiempos normales dic 2019 había escaseces y no se cumplía ningún plan cómo es posible por mucha. Conciencia que haya ,y estamos siglo 21 lo hagan ahora ojalá que me equivoque

  8. La cola sigue siendo inmensa y muy lenta al contar , no solo con los clientes del municipio cabecera, si no también ,con los de la provincia completa pues constituye este el único establecimiento dónde se realiza el servicio de solicitud y entrega de las tarjetas. Además las tiendas que comercializan con esta moneda estan bastante desabastecidas y algunos precios se encuentran muy pero muy por encima de lo razonable.

  9. Y por que no es posible realizar parte del tramite por Internet y asi evitar tantos tiempos de espera y exposicion en tiempos de Pandemia??
    Tan sencillo como se hace la solicitud en linea, se llenan todos los datos requeridos, con fotografias como prueba y ya despues la funcionaria solo corrobora, imprime y firma.
    En la actualidad mundial el acceso a Internet nos permite hacer todo desde la comodidad del hogar o incluso en el trabajo, evitando asi perder el tiempo libre o ausentarse al trabajo.
    O minimo programar la cita por Internet para igual evitar espera y exposicion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *