Preside Díaz-Canel segundo día de trabajo del Parlamento cubano

Con la presencia del presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez inició el análisis del enfrentamiento a la pandemia provocada por la COVID-19, tema de la segunda jornada de trabajo anterior al V Periodo de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional de Poder Popular

cuba, asamblea nacional del poder popular, covid-19
Manuel Marrero Cruz, primer ministro de la República de Cuba. ( Foto: Twitter de la Asamblea Nacional)

El primer ministro Manuel Marrero reafirmó este 27 de octubre que la premisa de Cuba en la lucha contra la Covid-19 es preservar la vida del pueblo.

El jefe de Gobierno explicó a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular el plan para el enfrentamiento a la pandemia, en reunión realizada de forma virtual con la presencia del presidente Miguel Díaz-Canel y el vicepresidente Salvador Valdés.

Miguel Díaz-Canel participa en el segundo día de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular. (Foto: Vladimir Molina Espada)

En el encuentro, que antecede al periodo ordinario de sesiones, mañana a miércoles, Marrero refirió que el país adaptó su estrategia de trabajo en función de los conocimientos adquiridos, las experiencias, las consideraciones de los científicos y otros elementos, pero el ser humano siempre ha sido el centro.

Los tres objetivos fundamentales del plan actualizado son iniciar la nueva normalidad gradual y asimétricamente, mitigar el impacto económico de la Covid-19 y el recrudecimiento del bloqueo, así como desarrollar las capacidades para combatir los posibles eventos epidemiológicos que surjan.

Significó que el sistema de trabajo, que se puso en vigor el 12 de octubre, tiene 189 medidas y tres etapas, para cuyo establecimiento se toman en cuenta indicadores de salud como la tasa de incidencia por cada cien mil habitantes en los últimos 15 días y el número de pruebas de diagnóstico realizadas.

El jefe de Gobierno señaló que el país transita por la nueva normalidad, tiene tres provincias en fase de transmisión autóctona limitada: Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Pinar del Río; y La Habana se halla en la tercera fase de la recuperación.

Enfatizó en la importancia de que la capital se recupere para que verdaderamente la nación retome su ritmo, pero aun cuando se han definido indicadores especiales para ese territorio, no se apresurará su apertura, aseguró.

El primer ministro insistió en los cambios en el estilo de vida que son necesarios, con la incorporación de las medidas higiénicas, el distanciamiento social y la responsabilidad individual y colectiva.

A ello se suma el rigor en el cumplimiento de las disposiciones establecidas y la realización con calidad de las pesquisas, para lograr una estabilidad epidemiológica.

Desde diciembre de 2019 Cuba emitió una alerta temprana al sistema de salud, debido a la aparición de una enfermedad desconocida en China, y en enero ya había aprobado un plan de prevención y control de la Covid-19, con 497 medidas.

Su puesta en práctica generó transformaciones que luego fueron enriquecidas con el diseño de una estrategia para la recuperación, aplicada desde junio, y cuya actualización es la que se encuentra en vigor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *