Reparto Frente Norte Las Villas: La novedad de Mayajigua (+fotos)

Más de 40 familias afectadas por el huracán Irma en el norteño municipio espirituano de Yaguajay, estrenaron confortables viviendas y una vida nueva rodeada de comodidades

sancti spiritus, yaguajay, construccion de viviendas, huracan irma, mayajigua
Las nuevas viviendas de tipología I han tenido favorable acogida en las familias beneficiadas. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

Hay relatos que conmueven, pero la historia de Yoanna Milián Martos estremece solo de escuchar su voz entrecortada y mirarle el rostro empapado de lágrimas de gratitud. No es el llanto de aquella mañana de septiembre del 2017 cuando regresó al barrio de La Campana y vio su rancho ripiado por los vientos del huracán Irma; es un regocijo que le anuda la garganta al verse en una “casa de verdad, es que todavía me parece mentira que vivo aquí”, dijo con el pecho apretado por la emoción.

“Jamás imaginé tener una vivienda así; el día que llegamos los niños abrían las llaves, la ducha.., imagínese, comodidades que nunca habíamos tenido, vivíamos cargando agua de un pozo, yo no sabía lo que era tener una meseta decente en la cocina; mire, la vida de mi familia cambió totalmente; ahora cuando pasó la tormenta tropical Laura mi esposo me decía en plena madrugada: ‘Yoanna, me parece mentira que no tengamos que empezar a recoger las cosas para irnos para otro lugar’. Agradecidísima de mi Revolución y sepa, periodista, que estas lágrimas son de la inmensa alegría que siento”.

sancti spiritus, yaguajay, construccion de viviendas, huracan irma, mayajigua
Estoy feliz y muy agradecida, mi esposo y yo nunca hubiésemos podido construir una casa así, expresó Yoanna Milián. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

CON TECNOLOGÍA SANDINO

Las 44 viviendas de tecnología Sandino enclavadas en el reparto Frente Norte Las Villas —una zona de desarrollo de la localidad— permitieron solucionar igual cantidad de derrumbes totales causados por Irma, beneficiándose familias de los Consejos Populares de Mayajigua, Nela y El Río.

Estas casas, sin estar exentas de fisuras en la calidad constructiva, son fruto del empeño estatal para, aun en medio de limitaciones económicas y financieras, seguir borrando la huella destructora que significó Irma para el fondo habitacional del municipio de Yaguajay, por mucho el más afectado de Sancti Spíritus; también una obra devenida polígono del renacer en la provincia de la tipología Sandino y que tuvo en las fuerzas constructoras del sistema de la Agricultura una expresión de trabajo y solidaridad.

Lázaro García Hernández, presidente del Consejo Popular de Mayajigua, adelantó a Escambray que en el reparto Frente Norte Las Villas II está definido edificar 70 casas para dar solución a casos de derrumbes totales y las 44 ejecutadas en esta primera etapa se entregaron a las familias desde finales de julio pasado.

“Para estas personas el cambio es enorme, además, se trata de un barrio urbanizado, una obra bonita que ahora mismo es lo más novedoso en Mayajigua; tampoco en este pueblo se podrá olvidar el esfuerzo de esos constructores de la Agricultura que vinieron de muchas partes para construir las casas; basta pensar que a esas familias Irma les destruyó la vivienda y ahora el Estado les entrega otra totalmente diferente para ver que la Revolución no abandona a nadie”, declaró García Hernández.

sancti spiritus, yaguajay, construccion de viviendas, huracan irma, mayajigua
Las nuevas viviendas incorporan desarrollo urbanístico en la localidad y deparan bienestar a las familias. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

AHORA EMPECÉ OTRA VIDA

A los 80 años Hilda Suárez Díaz no deja de repetir: “Ahora empecé otra vida”; y revive aquella pesadilla llamada Irma que se ensañó contra su rancho en la loma de La Picadora y “hasta la cama me desbarató; luego la pasé mal en la facilidad temporal que me construyeron porque me mojaba; imagínate cómo me siento de feliz con esta casa nueva —narró en plena acera y con la escoba en la mano—, porque esto tenemos que cuidarlo y mantenerlo bonito.

“Hoy soy la mujer más feliz de la tierra, esta Revolución no deja desamparado a nadie y mi agradecimiento mayor es a Fidel por esta obra que nos dejó; tengo una casa como nunca pensé disfrutar y le puedo asegurar que es un palacio al lado de lo que yo tenía, ya no tengo que dormir con el cubo pegado a la cama para coger la gotera”, apuntó.

La gratitud se respira en todo el reparto; lo mismo en la familia de Yanay Clemente Varona, para quien “esto está buenísimo, no hay comparación con lo que tenía en Baños de los Brujos”; que en la vivienda de Yaquelín Lara Mirabal: “Vivía en La Legua, el ciclón no me dejó nada, esta es una casa fuerte, con agua, cuartos independientes, muy agradecida estoy”.

Pero la gratitud no emana solo de esas 44 familias que vieron concluida la zozobra que les causó el huracán Irma; con el regocijo a cuestas anda también Ramiro Rodríguez González, el delegado de la circunscripción que sirvió de plataforma al nuevo caserío, porque la construcción significó solucionar históricos problemas que afectaron por años a más de 160 habitantes de las casi 80 viviendas fundacionales del reparto.

sancti spiritus, yaguajay, construccion de viviendas, huracan irma, mayajigua
Ahora vivo en un palacio comparado con el rancho que me tumbó el ciclón, afirmó con serenidad Hilda Suárez. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

Cuenta el delegado que nadie en Mayajigua quería venir a vivir a este barrio, “no había agua, las calles eran terraplenes de fango y los residuales tenían pésima situación, casi era un castigo permanecer aquí”.

Asociado a las nuevas viviendas para damnificados de Irma llegaron el asfalto a las calles, el agua a las casas por tubería y está a punto de terminarse la instalación del tanque séptico para la recolección de los residuales.

“Durante años —subrayó Ramiro Rodríguez— viví con esa presión de los electores arriba de mí planteando los mismos problemas, casi no me daban ganas de salir de la casa, aunque siempre tuvimos la esperanza; hoy Frente Norte es el barrio más lindo de Mayajigua y fíjate las vueltas que da la vida que ahora viene gente de la otra parte del pueblo a ver si alguien quiere permutar”.

One comment

  1. Hay que decir que no son lindas…pero por primera vez debo reconocer que AL MENOS SE VEN FUERTES…y eso es lo que importa. Enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *