No hay campaña de EE.UU. que borre la huella de la colaboración médica de Cuba

Así lo expresó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, en la Mesa Redonda, centrada en la pandemia de la COVID-19

cuba, coronavirus, medicos cubanos, covid-19, salud publica
Portal Miranda contrastó la posición de la administración de Donald Trump con los llamados a la solidaridad internacional para enfrentar el nuevo coronavirus. (Foto: @PresidenciaCuba)

No hay campaña internacional del Gobierno de Estados Unidos que borre la huella dejada por los colaboradores cubanos en los pueblos a lo largo de la historia, consideró el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, este viernes en el programa televisivo Mesa Redonda.

En su comparecencia, el titular del ramo respondió de esta forma a las acciones promovidas desde la Casa Blanca e intensificadas a partir del año pasado contra la colaboración médica cubana, campaña que no ha limitado la presencia hoy de 14 brigadas de la isla, integrantes del Contingente Internacional Henry Reeve, en más de una decena de naciones en la lucha contra la pandemia de la COVID-19.

Portal Miranda contrastó la posición de la administración de Donald Trump con los llamados a la solidaridad internacional para enfrentar el nuevo coronavirus, formulados por el secretario general de la ONU, António Guterres, y el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Para enfrentar la actual emergencia sanitaria, Cuba dispone de más de 5 100 camas hospitalarias, de estas 651 dedicadas a cuidados intensivos, de las que están ocupadas apenas el 14 por ciento en estos momentos, apuntó el Ministro de Salud Pública.

El país cuenta con más de 3 000 camas en otros centros destinadas a la atención de personas sospechosas de padecer la COVID-19, manifestó Portal Miranda, quien sostuvo no se descuida la vigilancia epidemiológica en las fronteras, debido al arribo de algunos vuelos relacionados con la actividad comercial.

El titular de Salud Pública expuso que, desde la detección de los primeros casos con la enfermedad, Cuba ha utilizado el Interferón Alfa 2b recombinante con buenos resultados, tal como sucedió en China.

En su intervención en la Mesa Redonda, insistió en la importancia del aislamiento social en las actuales circunstancias, medida crucial para evitar la propagación del nuevo coronavirus, con casos confirmados en todas las provincias, con excepción de Mayabeque y del municipio especial de Isla de la Juventud.

En torno a la situación epidemiológica internacional, José Ángel Portal indicó que la cifra de casos confirmados de COVID-19 ha crecido de modo exponencial en las últimas semanas en el planeta, que reporta alrededor de un millón de casos contagiados y unas 50 000 muertes.

“El mundo jamás había visto una enfermedad infecciosa respiratoria como esta, que está diezmando comunidades y economías, causando considerable sufrimiento humano y miles de muertes”, sostuvo el ministro de Salud Pública.

Esta enfermedad puede detenerse; hay varios países que la han enfrentado y lo han hecho bien, que han cumplido las medidas y hoy tienen una situación diferente, señaló Portal Mirada, y para ello —aseguró— es necesaria una estrategia coherente y eficaz, y nuestro país la tiene, subrayó.

Resaltan labor de brigadas cubanas en el exterior en la lucha contra la COVID-19

Marcia Cobas destacó que esta vez se han aplicado todas las modalidades de la colaboración. (Foto: @PresidenciaCuba)
Marcia Cobas destacó que esta vez se han aplicado todas las modalidades de la colaboración. (Foto: @PresidenciaCuba)

La creación de 14 brigadas médicas cubanas en apenas una semana para combatir el nuevo coronavirus en otras regiones del mundo constituye una respuesta ejemplar a la campaña contra la colaboración de la isla antillana, venida desde el Gobierno de Estados Unidos.

De este modo reflexionó en la Mesa Redonda la viceministra de Salud Pública para la Colaboración, las Relaciones Internacionales y la Información, Marcia Cobas Ruiz, quien elogió la labor altruista de los colaboradores cubanos que integran el Contingente Internacional Henry Reeve en la lucha contra la COVID-19.

Estas brigadas se han sumado al resto de los cooperantes de la Mayor de las Antillas en los países donde existía presencia de personal de la salud de la isla, añadió Cobas Ruiz.

La viceministra informó que la mayor parte de las brigadas se concentra en países del área caribeña, sin desconocer el desempeño de los médicos y enfermeros cubanos presentes en el Principado de Andorra y en Lombardía, Italia.

Marcia Cobas destacó que esta vez se han aplicado todas las modalidades de la colaboración. Cuba asume prácticamente todos los gastos en un grupo de estas brigadas; en otros casos se comparten estos con las naciones, y con los países desarrollados se establecieron los ingresos por los servicios.

En este último caso se procede así para seguir desarrollando el sistema de salud pública cubano gratuito y universal, cuyos servicios se ven afectados por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, argumentó Cobas Ruiz.

En la actualidad, la Mayor de las Antillas cuenta con más de 28 700 doctores, enfermeros y personal de Salud en 59 países; de estos, 31 de África, cinco de Asia y Oceanía y seis del Caribe; además, existen cuatro brigadas en el Medio Oriente, y también en Centroamérica, Sudamérica y en el Principado de Andorra e Italia.

La viceministra de Salud Pública para la Colaboración, las Relaciones Internacionales y la Información manifestó que desde que empezó el crecimiento acelerado de la COVID-19, el Ministerio de Salud Pública indicó a las brigadas médicas el inicio de la organización de medidas de protección, además de la necesidad de definir sitios donde se pudieran tratar colaboradores cubanos contagiados por el virus.

“También nos unimos a gobiernos y autoridades sanitarias de esas naciones para capacitar al personal de los centros donde trabajan nuestros colaboradores. Más de 97 000 profesionales de esos países han recibido preparación”, enfatizó Marcia Cobas.

En pos de esa capacitación, desde Cuba se enviaron materiales y protocolos para el tratamiento. “Todos los días estamos al tanto de nuestro personal. Haber recibido capacitación les permite estar en el frente de combate”, comentó la vicetitular.

Marcia Cobas aseguró que el aporte de los cubanos ahora no es nuevo y forma parte de la historia de colaboración médica de la Revolución, y lo ejemplificó con la ayuda de Cuba a otros países luego de terremotos, inundaciones o en la crisis que el virus del ébola en África Occidental.

Y a seguidas añadió: “En toda nuestra historia de cooperación, la creación del Contingente Henry Reeve el 19 de septiembre de 2005 marca un momento significativo. Entonces hubo 10 000 médicos listos para viajar a Estados Unidos a ayudar luego del azote del huracán Katrina. Desde aquel momento, hemos organizado 28 brigadas médicas en 22 países, donde han participado más de 7 000 cubanos”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *