Sancti Spíritus desata cintas amarillas (+infografía)

Desde el pasado 17 de noviembre la provincia ha pasado a la primera fase de la etapa recuperativa de la enfermedad. En algunos municipios se reanudan distintos servicios

sancti spiritus, covid-19, coronavirus, salud publica, sars-cov-2
En más de dos meses de rebrote del SARS-CoV-2, en la provincia se han diagnosticado 463 espirituanos contagiados con la enfermedad. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Lentamente. Un peldaño hoy, otro pasado, así paso a paso han ido decreciendo los casos positivos a la COVID-19 reportados a diario en la provincia. Porque el descenso de la curva de contagios, evidentemente, no ha pecado de la misma aceleración del ascenso.

Y tal comportamiento que los expertos describen como el tránsito de la meseta a la caída en picada del número de personas infectadas ha hecho que, luego de más de 40 días de haber retrocedido a la fase de transmisión autóctona limitada de la enfermedad, por fin Sancti Spíritus comience a andar en el camino hacia la recuperación.

De tal decisión del Grupo Temporal de Trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus que lidera el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la provincia ha pasado, desde el pasado 17 de noviembre, a la fase uno de la etapa recuperativa. No del mismo modo ni en todos los lugares.

Mas, independientemente de tal (des)fase de unos y avances de otros, en todos los sitios se mantienen las medidas generales reflejadas en el recuadro que acompaña este trabajo.

Lo que sí varía ahora para seis municipios de la provincia —Trinidad, Fomento, Yaguajay, Jatibonico, Taguasco y La Sierpe— es la reanudación allí de varios servicios y actividades. Según han informado en jornadas recientes las máximas autoridades del territorio en estos sitios se reabren el Turismo y el Campismo Popular, con un nivel de ocupación de las instalaciones del 60 por ciento, las prestaciones jurídicas en Notarías, Registros Civiles y Registros de la Propiedad, los Joven Club de Computación y Electrónica, las oficinas bancarias, de Correos, de Etecsa y los puntos de navegación en horarios habituales, los restaurantes y las cafeterías con ofertas tanto dentro de los locales como para llevar, los accesos a los cementerios, las actividades en las instituciones religiosas, los traslados interprovinciales de fallecidos siempre y cuando no sea para lugares en cuarentena, el trabajo por cuenta propia a decisión de los Consejos de Defensa Municipales, el reinicio del curso escolar el próximo 30 de noviembre…

Pero también lo han advertido: en todos los casos hay que cumplir estrictamente las medidas higiénico-sanitarias adoptadas para contener el nuevo coronavirus.

Y las propias autoridades hacían una salvedad: solo se restablece el transporte hacia las comunidades rurales y dentro de los municipios, pues, aunque se reactivan los puntos de embarque, no se permite el traslado desde ningún sitio hacia la cabecera provincial ni a Cabaiguán.

En tanto, continúa suspendido el transporte interprovincial y se mantienen los puntos de control con énfasis en las fronteras de la provincia: Cabaiguán-Villa Clara, Jatibonico-Ciego de Ávila y Trinidad-Cienfuegos.

Durante más de dos meses de rebrote del SARS-CoV-2, en la provincia se han diagnosticado 463 espirituanos contagiados con la enfermedad, ha abierto y cerrado seis eventos de transmisión local y mantiene activos más de una decena de controles de foco.

Ante tal panorama, el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud, apuntaba hacia otros de los riesgos que hoy acechan: el arribo de viajeros internacionales al territorio provincial —ya han llegado más de 500 ciudadanos de acuerdo con fuentes oficiales—, quienes deben cumplir con el aislamiento domiciliario hasta el resultado del segundo PCR para evitar posibles contagios en la comunidad.

Indudablemente, la vida se reinicia. Se ha ido bajando de a poco la cuesta y en la misma medida se han comenzado a desatar las cintas amarillas, pero habrá que seguir siendo en extremo cautelosos para que en la nueva normalidad ningún paso atrás vuelva a alejarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *