Hay que producir buscando alternativas

Así lo expresó Teresita Romero Rodríguez, gobernadora de Sancti Spíritus, en reunión del Consejo Provincial del Poder Popular

sancti spiritus, produccion de alimentos, covid-19, coronavirus, gobernador, consejo provincial del poder popular
Uno de los mayores problemas que hoy enfrenta la provincia es la poca entrega de leche a la industria. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

En la necesidad de que todas las empresas que producen alimentos busquen alternativas para garantizar la comida del pueblo en medio de la COVID-19 y la creación de polígonos rústicos para lograr víveres de alta demanda con ahorro de energía, se centraron los análisis en la reunión del Consejo Provincial del Poder Popular.

Según trascendió en el encuentro, la Industria Alimentaria en la provincia ha trabajado en el cumplimiento de las producciones destinadas a la población, y todas sus empresas cumplen sus planes en físico y valores, excepto la Empresa Pesquera Industrial de Sancti Spíritus (Episan), por el déficit de combustible, en tanto la Empresa Cárnica solo incumple el cerdo en banda al registrar el 93 por ciento.

Por su parte, la Empresa Productos Lácteos Rio Zaza cumple su plan de producción y solo incumple las mezclas físicas por falta de la materia prima leche entera y la mantequilla por la no entrega de leche, no obstante, en el mes de abril comenzó con nuevas producciones como la crema untable, el miragurt, la crema bombón, leche saborizada y requesón, entre otros, a partir del uso de derivados de la soya y el suero lácteo.

Al respecto, Teresita Romero Rodríguez, gobernadora de la provincia, significó que uno de los mayores problemas que hoy enfrenta el territorio es el incumplimiento en la entrega de leche a la industria. “Sabemos que persiste la sequía, pero quedan reservas en los productores y hay leche que se escapa y no va al lácteo”.

Durante el encuentro se insistió en la necesidad de incrementar los surtidos en los llamados polígonos de producción de alimentos, creados para afrontar complejas contingencias con el mínimo de recursos importados y el ahorro de portadores energéticos.

Se pudo conocer, asimismo, que la provincia tiene condiciones para materializar 24 unidades de este tipo y hoy tiene 18 presentes en solo cuatro municipios. Entre las principales producciones que se realizan con harina se encuentran el pan, la repostería, gofio de trigo y de harina integral, fideos, galletas dulces, palitroques, base para pizzas, galletas de sal, polvo de galletas para empanar y pan en bolsa, entre otros que no llevan fécula como vinos caseros, dulces en almíbar, vinagre, encurtidos, raspaduras, caramelos, refresco instantáneo, crema de frutas, sirope y cereal de maíz.

“Hay que producir buscando alternativas y con hornos de leña o carbón en busca de ahorrar portadores energéticos”, precisó Romero Rodríguez al intervenir sobre el tema, e insistió en el hecho de que la harina de trigo es solo para el pan y en esas recetas pueden usarse como extensores otros derivados de la yuca o el plátano para elaborar panes, galletas, turrones, tostones precocidos y dulces.

En el Consejo Provincial del Poder Popular se aprobó, además, el monto financiero para la entrega de subsidios a la población correspondiente al mes de marzo, que asciende a 3 355 821 pesos. Según cifras ofrecidas por Carlos Gotera, al frente de la Dirección Provincial de Finanzas y Precios, durante los meses de enero y febrero ya se habían adjudicado con ese fin 10 388 224 pesos que favorecieron a alrededor de 122 familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *