Sancti Spíritus y Trinidad en el itinerario de Eusebio Leal

El Historiador de La Habana, Doctor Eusebio Leal Spengler, fallecido este viernes, fue un defensor tenaz de los valores patrimoniales de las villas de Sancti Spíritus y Trinidad, las cuales visitó en más de una oportunidad. Así lo demuestran estos textos rescatados de los archivos de Escambray, publicados en 2010 y 2013

cuba, eusebio leal, historiador de la habana, la habana, sancti spiritus, trinidad
Eusebio Leal recorre el Centro Histórico de Sancti Spíritus en el 2013. (Foto: GARAL).

“Una ciudad como esta, de tan arraigadas tradiciones patrióticas, literarias y musicales, con una arquitectura tan singular y diferente, es un privilegio para toda la nación”, expresó el Doctor Eusebio Leal Spengler, director de la Red de Oficinas de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, durante el recorrido que realizara por el Centro Histórico de Sancti Spíritus como parte de una visita que lo llevó, además, a las vecinas Cienfuegos y Trinidad.

Leal, también Historiador de La Habana, elogió las acciones de restauración llevadas a cabo en la villa del Yayabo vísperas del medio milenio, sobre las cuales confesó: “Se percibe un cambio de 90 grados, no ya solo en el centro histórico; sino en toda la ciudad”.

“Desde que uno llega se da cuenta de que ese empeño por dotar de vida a los espacios públicos ha contribuido al sentimiento del pueblo —agregó—. Todo ello fomenta un movimiento de protección de los espacios construidos y crear un ámbito más favorable para que se desarrollen las mejores cualidades de los individuos”.

Según el propio Leal, emprendió el viaje por las ciudades patrimoniales del centro de Cuba “con el deseo de apoyar, contribuir, y ver de qué manera, modestamente, puede la Red de Oficinas contribuir a estructurar un movimiento que permita que surjan escuelas talleres, una moderna visión de las escuelas de oficios, donde los jóvenes se formen como los albañiles, carpinteros, yesistas, canteros, herreros, vidrieros, plomeros… que resultan imprescindibles para la restauración”.

“Ver lo que se ha conseguido en Sancti Spíritus explica la necesidad de que el Gobierno cree las condiciones para constituir la tan necesaria escuela taller”, acotó.

Durante su visita, Eusebio recorrió la sede de la Uneac, el Museo de Arte Colonial, el restaurante Pensamiento, las márgenes del río Yayabo y el Teatro Principal, escenario donde impartió una conferencia que prefirió definir como “un encuentro de trabajo” y donde le fueron pormenorizadas las acciones de restauración llevadas a cabo en las 80 hectáreas del Centro Histórico espirituano.

José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, agradeció el apoyo de Eusebio Leal y resaltó la motivación que él representa para continuar conservando el patrimonio erigido y preparando los festejos por el medio milenio de Sancti Spíritus y Trinidad.

cuba, eusebio leal, historiador de la habana, la habana, sancti spiritus, trinidad
Eusebio asistió en Trinidad al primer taller sobre ordenamiento territorial de las ciudades patrimoniales. (Foto: Carlos Sentmanat)

LA OTRA CIUDAD DE EUSEBIO

 “Trinidad, una vez más, he ejercitado sobre mí su halo seductor”, confesó el Doctor Eusebio Leal Spengler, director de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, en la conferencia magistral que impartiera en el contexto del primer taller sobre regulaciones urbanísticas, que sesionó en la tercera villa de Cuba del 6 al 10 de diciembre.

Convencido de la necesidad de preservar la cultura para salvarnos como nación, y de las peculiaridades identitarias que hacen único a cada territorio, Leal Spengler exhortó a las autoridades y responsables de la salvaguarda del patrimonio en la Ciudad Museo del Caribe a aprovechar las experiencias de otros centros históricos del país, pero ajustándolas a la esencia de la localidad.

Asimismo, instó a mantener, ante todo, la riqueza espiritual de los trinitarios: “Conservemos el don supremo, que es el don de la hospitalidad que practican las personas por doquier. Salen a recibir, a saludar, y sin ningún prejuicio cuando alguien les pregunta: ¿puedo ver el patio?, abren la puerta y le muestran la casa, que es lo mejor que todo podemos tener. La casa es la ciudad, es la nación. La nación es la casa”.

Como reconocimiento a su quehacer sostenido en la protección del legado tangible e inmaterial, la Oficina del Conservador de la Ciudad de Trinidad y el Valle de los Ingenios agasajó a Eusebio Leal con una reliquia de incalculable valor simbólico, confeccionada con la madera del árbol del jigüe en el que se ofició la misa fundacional de la villa.

El taller sobre regulaciones urbanísticas, el primero que se realiza auspiciado por la red de oficinas del Historiador y del Conservador de Cuba, sesionó precisamente en Trinidad por una razón que, al decir de Patricia Rodríguez Alomá, directora del Plan Maestro para la Revitalización
Integral de La Habana Vieja, es fundamental y obvia: “De los cinco centros históricos hasta ahora vinculados (Ciudad de La Habana, Cienfuegos, Trinidad, Camagüey y Santiago), este resulta el más íntegro y el más frágil, ya que es una ciudad pequeña con un alto grado de transformaciones perniciosas, mal hechas y mal conducidas técnicamente”.

De ahí que emergiera como uno de los resultados inmediatos del encuentro el propósito de actualizar las regulaciones urbanísticas vigentes y adecuarlas para proveer a la población de un instrumento que permita adaptar las edificaciones patrimoniales a los modos de vida contemporáneos.

“Ante los imperativos de la vivienda y la escasez de recursos para mantener esos casones enormes de puntales altos y maderas preciosas, se torna imprescindible orientar a los pobladores, de manera que sus actos no malogren la fisonomía de la ciudad”, concluyó la arquitecta, quien expresó, además, sentirse esperanzada con los acuerdos emanados del evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *