Servicios de Justicia recobran el ritmo

En las primeras siete jornadas presenciales fueron entregados a los usuarios más de 400 documentos legales que habían quedado en proceso de tramitación al decretarse la pandemia

La reanimación de los trámites se manifiesta de forma escaolnada, en correspondencia con lo concebido para cada fase. (Foto: Escambray)
La reanimación de los trámites se manifiesta de forma escaolnada, en correspondencia con lo concebido para cada fase. (Foto: Escambray)

Las unidades pertenecientes a la Dirección Provincial de Justicia de Sancti Spíritus comenzaron a prestar servicios presenciales a la población desde el pasado 18 de junio, fecha en que se decretó el inicio de la primera fase recuperativa pos-COVID-19 en este territorio central de Cuba, y en las primeras siete jornada laborales efectivas se han entregado más de 400 documentos legales a los usuarios.

Chirley Ricardo Castrejes, especialista de la referida institución, informó que en esta etapa están enmarcados determinados tipos de actos notariales, servicios de los Registros Civiles, Registros de la Propiedad, antecedentes penales y otros, o sea los que corresponden a esta primera fase que estamos transitando y aclaró que para acceder a las unidades es de obligatorio cumplimiento el uso del nasobuco, guardar la distancia entre personas indicada por el Ministerio de Salud Pública y desinfectarse las manos con hipoclorito de sodio. Sugirió usar la vía telefónica para orientarse, llamando antes de concurrir a las unidades.

  Por su parte Elizabeth Arévalo Valdés, también especialista de la Dirección Provincial de Justicia, recordó que los Registros Civiles durante la pandemia continuaron prestando algunos servicios tales como la inscripción de los recién nacidos directamente en los Hospitales de Maternidad, el asentamiento de las defunciones, así como las certificaciones que fueran precisas para el proceso de pensiones por causa de muerte.

Agregó que en esta primera fase se mantienen esos servicios y se le adiciona la autorización de los matrimonios en cuyos actos solamente deben estar presentes los cónyuges, los testigos y los padres o hijos de los contrayentes, a fin de evitar la aglomeración de personas y facilitar el distanciamiento social.

Para etapas futuras, explicó Elizabeth, en concreto en la segunda fase cuando se inicie, se van a incorporar en los Registros del Estado Civil las certificaciones registrales, para uso dentro del territorio nacional, servicio que es muy demandado por la población y en no pocas ocasiones confunden el término inscripción y certificación, esta última se entregará únicamente a partir de la segunda fase de la etapa recuperativa, en la cual se hará también el trámite de reconocimiento de hijos y se trabajará en la plataforma digital Bienestar, a la cual se podrá acceder a través de correo electrónico y teléfono celular para solicitar certificaciones sin necesidad de hacerlo de forma presencial, de modo que tendría que ir a la unidad solamente a recoger el documento cuando esté elaborado.

También en la segunda fase las personas podrán solicitar búsquedas de documentos cuando no recuerden o no conozcan el tomo y el folio de la instrucción o el acto del cual necesitan una certificación.  Para la tercera etapa se incorpora el resto de los servicios que prestan estas unidades, como son los expedientes de subsanación de errores y los expedientes de cambio de nombres.

Acerca de los servicios notariales Elizabeth refirió que en los momentos iniciales de la primera fase en que nos encontramos, los notarios están convocando mediante citaciones a las personas que tienen trámites que quedaron paralizados por la pandemia, a fin de concluir los mimos y poder reiniciar los servicios que corresponden a esta primera fase, como testamentos, actos de revocación de estos, escrituras de poderes notariales, autorizaciones para que una persona resida en una vivienda de la cual no es propietario, actas de declaraciones juradas, cotejos de documentos, habilitaciones de libros, también se expiden copiar de documentos expedidos en etapas anteriores por extravío o deterioró de la expedida con anterioridad, en este caso debe tramitarse con el mismo notario que expidió la primera certificación.

Cuando se trate de un asunto que corresponde a una fase posterior, la persona debe dirigirse a la Directora Provincial de Justicia, que es la única facultada para autorizar la expedición de documentos de forma excepcional, cuando se demuestre que se necesita para un trámite impostergable que se realiza con otra institución del Estado cubano en ese momento.

Chirley valoró de positivos los avances de los trámites que quedaron pendientes en los Registros de la Propiedad y dijo que marchan satisfactoriamente, aún en el municipio de Sancti Spíritus, donde continuaron trabajando a distancia en esos expedientes durante la pandemia, los que están entregando escalonadamente a sus titulares mediante citaciones, con vistas a poder reiniciar los servicios normales en la segunda fase de inscripciones de los inmuebles de las personas naturales, traspasos de dominio, permutas y la compra-venta, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *