Tras sabotaje a refinería, Venezuela refuerza medidas de seguridad

Maduro responsabilizó al Gobierno de Colombia y a los servicios de inteligencia de Estados Unidos de encontrarse tras la organización y ejecución de la acción terrorista

Maduro reiteró la denuncia de la conspiración permanente impulsada contra Venezuela por parte de factores de la extrema derecha. (Foto: PL)
Maduro reiteró la denuncia de la conspiración permanente impulsada contra Venezuela por parte de factores de la extrema derecha. (Foto: PL)

El gobierno de Venezuela activó medidas especiales de seguridad en instalaciones estratégicas tras el sabotaje perpetrado a la refinería de Amuay, estado de Falcón, informó este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Durante una alocución pública, el mandatario llamó a la población a aportar cualquier información de utilidad para actuar con rapidez contra elementos sospechosos, de conjunto con el despliegue del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el Servicio Bolivariano de Inteligencia.

De acuerdo con las investigaciones iniciales, la explosión reportada el martes último en el enclave perteneciente al Centro Refinador de Paraguaná estuvo relacionada -presumiblemente- al impacto de un misil disparado desde una embarcación o una aeronave no tripulada.

En tal sentido, el presidente de Venezuela insistió en el protagonismo de los trabajadores en la protección y seguridad de las instalaciones estratégicas.

Maduro responsabilizó al Gobierno de Colombia y a los servicios de inteligencia de Estados Unidos de encontrarse tras la organización y ejecución de la acción terrorista, dirigida a sabotear la disponibilidad de combustible como un factor de desestabilización.

Reiteró además la denuncia de la conspiración permanente impulsada contra Venezuela por parte de factores de la extrema derecha, ‘avalada, financiada y promovida por el gobierno estadounidense con la complicidad de varios países de Europa’.

Al respecto, Maduro alertó que España va camino a convertirse en el epicentro de los planes conspirativos contra la paz y la democracia del país sudamericano, a raíz de la acogida del cabecilla opositor Leopoldo López, prófugo de la justicia venezolana y artífice principal de varias operaciones golpistas.

El dignatario llamó a las autoridades españolas a tomar acciones contra el dirigente de la organización de extrema derecha Voluntad Popular, a quien acusó de planificar y ejecutar actos terroristas que pretendían acabar con su vida, entre otros delitos tipificados en las leyes venezolanas.

Maduro confirmó la víspera la salida del país en los próximos días del embajador de España, Jesús Silva, responsable en la evasión hacia Europa de Leopoldo López, quien permaneció más de un año en la residencia del diplomático en Caracas luego del fracaso del intento de golpe de Estado del 30 de abril de 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *