Trump no escucha a expertos e insiste en reapertura económica

La advertencia emitida por el doctor Anthony Fauci ofreció un marcado contraste con el caso presentado en las últimas semanas por Trump

Tantos los datos de propagación de la pandemia como los expertos en el tema contradicen los criterios de Trump. (Foto: PL)
Tantos los datos de propagación de la pandemia como los expertos en el tema contradicen los criterios de Trump. (Foto: PL)

La afirmación del presidente Donald Trump de que los casos del coronavirus SARS-Cov-2 están disminuyendo en casi todo Estados Unidos contrastan con datos de su propia administración y con las advertencias del doctor Anthony Fauci.

El mandatario republicano, quien está presionando para reabrir la economía lo más pronto posible, a pesar de que todavía es alta la cantidad de contagios y decesos por el virus causante de la enfermedad Covid-19, escribió en Twitter que los números se ven mucho mejor, con disminuciones de casos en casi todas partes.

‘¡Se han hecho grandes progresos!’, añadió el jefe de la Casa Blanca, quien tiene en la actual pandemia el principal desafío de su administración y un importante reto de cara a los comicios del 3 de noviembre venidero, cuando buscará la reelección.

Pero tanto ese tuit del mandatario, como otros de sus comentarios acerca de que el país no puede permanecer cerrado, parecen ignorar el hecho de que las tasas de infección por coronavirus están subiendo a nuevos niveles en varias áreas metropolitanas y comunidades más pequeñas en todo el país.

Así lo indican datos no revelados que el grupo de trabajo sobre el brote de la Casa Blanca está utilizando para rastrear los índices de infección, según divulgó este lunes la cadena de televisión NBC News.

De acuerdo con ese medio, un reporte del 7 de mayo de ese panel contradice la declaración del presidente de que los números están bajando rápidamente, pues 10 áreas principales registraron aumentos repentinos del 72,4 por ciento o más en la cifra de infectados en un periodo de siete días.

La lista de lugares con esas condiciones incluye las ciudades de Nashville, Tennessee; Des Moines, Iowa; Amarillo, Texas; y, en primer lugar, con un aumento del 650 por ciento en comparación con la semana previa, Central City, Kentucky.

Según el sitio digital Worldometer, hasta esta tarde se reportaban más de un millón 400 mil contagiados por el coronavirus y unos 83 mil 200 fallecidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron que el pasado domingo hubo 23 mil 792 casos nuevos en el país, una cifra inferior a la contabilizada en los cuatro días previos, pero superior a las del 4 y 5 de mayo.

Esas tasas de contagio sugieren que la pandemia se está extendiendo rápidamente fuera de los principales centros de población costera que fueron puntos críticos tempranos, indicó al respecto NBC News.

La cadena recordó que esos niveles de propagación se manifiestan mientras los gobernadores de algunos de los estados que albergan nuevos puntos críticos siguen los consejos de Trump y relajan las restricciones de quedarse en casa impuestas para enfrentar el virus.

Por ejemplo, Alabama, Kentucky, Iowa, Missouri, Nebraska y Tennessee no tienen órdenes de permanecer en el hogar a la que sí están sujetos millones de estadounidenses en otros territorios.

Asimismo, un análisis del diario The New York Times arrojó que los casos están aumentando en ocho estados, entre ellos Washington, California, Arkansas y Minnesota, mientras que en otros 27 se están desacelerando, y registran disminuciones en 14.

Más allá de esos datos, el doctor Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, advirtió en una audiencia virtual celebrada este martes en el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado sobre las graves consecuencias de una reapertura acelerada de la economía.

El experto mostró su preocupación de que algunas áreas, ciudades o estados reabran demasiado pronto, ‘sin tener la capacidad de responder de manera efectiva y eficiente’, a raíz de los cual podrían comenzarse a registrarse nuevos picos que se convertirían en brotes.

Fauci alertó que existe un riesgo real de que se desencadene un brote que quizás no se pueda controlar, lo que, de hecho, retrasaría los esfuerzos actuales, porque no solo provocaría sufrimiento y muerte que podría evitarse, sino que también afectaría las acciones dirigidas a la recuperación económica.

También repitió su afirmación de que una vacuna es esencial para detener la pandemia y dijo que es optimista de que encontrarán un candidato viable, pero advirtió sobre posibles dificultades en el desarrollo de cualquier tratamiento y sostuvo que no debe estar lista hasta el próximo año.

A decir de la publicación Politico, la advertencia emitida por Fauci ofreció un marcado contraste con el caso presentado en las últimas semanas por Trump, quien ha presionado para reiniciar rápidamente la economía a pesar de la creciente cifra de muertos y pocas señales de que la pandemia de meses de duración esté comenzando a disminuir.

One comment

  1. Jorge Fuentes

    Fauchi es solo el principal lobbista de las farmaceuticas en la casa blanca. no le importa la politica, la economia, ni el pdte y mucho menos la salud de su pueblo. solo le importa que no le baje la cifra del cheque que le pagan sus benefactores. trump debe hacer lo que debe y punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *