Abdala beneficia a grupos vulnerables

Esta semana comenzó en Sancti Spíritus la intervención sanitaria en pacientes dialíticos e instituciones sociales

sancti spiritus, abdala, vacuna contra la covid-19, enfermedades renales, nefrologia, salud publica
Pacientes con tratamiento de hemodiálisis recibieron la primera dosis de Abdala. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Más de un centenar de espirituanos con enfermedad renal crónica incluidos en el programa de hemodiálisis recibieron la primera dosis de Abdala contra la COVID-19, intervención sanitaria que muestra la prioridad concedida por el Estado cubano a este grupo de riesgo, uno de los más vulnerables a sufrir una evolución tórpida de la afección en caso de contagio con el SARS-CoV-2.

El doctor Remberto Cruz Pérez, jefe del Servicio de Nefrología en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, indicó que se fueron incluidos los pacientes de las unidades de hemodiálisis de esa institución sanitaria y del Hospital Municipal Joaquín Paneca, de Yaguajay, y se emplearon los vacunatorios dispuestos dentro de las propias instalaciones.

Cruz Pérez manifestó que resultaron excluidos quienes padecen ahora de enfermedades agudas infecciosas bajo tratamiento antibiótico, alérgicos al timerosal, convalecientes de la COVID-19 y los que en estos momentos son positivos al coronavirus.

El especialista de primer grado en Nefrología destacó los beneficios de la aplicación del inmunógeno Abdala, pues estudios realizados en Cuba demuestran que la letalidad por el SARS-CoV-2 en enfermos renales crónicos supera actualmente a la reportada en los hipertensos, diabéticos y con otras comorbilidades asociadas.

La enfermedad renal crónica afecta todos los órganos y ello trae consigo debilitamiento en el sistema inmune de estas personas; de ahí la importancia de la administración en tres dosis de este fármaco, señaló Remberto Cruz.

Como parte de la intervención sanitaria en grupos de riesgo del territorio, más de 450 adultos mayores acogidos en Hogares de Ancianos y Casas de Abuelos de Sancti Spíritus también reciben la primera dosis de Abdala.

En estas instituciones sociales se aplica, además, un segundo ciclo de Biomodulina T, medicamento desarrollado por el Centro Nacional de Biopreparados, destinado a mejorar el sistema inmune de las personas, y en caso de estas enfermar, contribuye a que evolucionen sin mayores complicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *