Acueducto se alista para enfrentar rotura en la conductora San Juan de Letrán, en Trinidad

Todavía en la mañana del martes el río imposibilitaba el acceso para ubicar la avería en la principal fuente de abasto de agua a la villa, afectada por las lluvias de Elsa, en tanto se acarrean recursos para subsanar los daños

La conductora sufre reiterados daños al paso de eventos meteorológicos; así ocurrió en el 2012, como muestra la foto. (Foto: Vicente Brito / Escambray).

Igual que se pronostica la trayectoria del evento meteorológico, muy parecido sucede con la suerte de la conductora San Juan de Letrán, principal surtidor de agua en la villa de Trinidad, cada vez que en Topes de Collantes se registran intensas lluvias; aun cuando hasta esta mañana el río imposibilitaba el acceso para ubicar la avería, especialistas de la rama presumen que la rotura se ubique, como otras veces, en un punto donde la conductora cruza el cauce.

Frankli Lantigua Moreno, director provincial de Acueducto, informó a Escambray que se desplazan hacia Trinidad para evaluar las decisiones del trabajo a realizar, “pero el río aún no da paso, hay una persona del lado de allá intentando llegar allá arriba a detectar cuál es el problema, dónde estuvo la afectación”, señaló.

“Creemos —dijo—  que el daño sea en un punto que habitualmente se afecta, es un lugar que nosotros internamente le decimos el parquecito, porque es una zona donde la tubería atraviesa el cauce del río, entonces cualquier arrastre de la corriente, una palizada, puede golpearla y zafarla, que es lo que ha pasado en otras ocasiones”.

Precisó Lantigua Moreno que la entrada de agua a Trinidad se quedó en cero, en un momento en que el bombeo estaba al tope, después bajó intermitentemente “y eso nos da la medida que puede estar por ese punto la avería, porque le entra agua y sigue llegando líquido, pero luego se paralizó por completo”, acotó.

Lantigua Moreno destacó que tienen previsto cómo enfrentarán la rotura, todo depende de que se propicie el acceso en un terreno con una topografía adversa y en pleno ascenso hacia la montaña, por donde cuelga la vetusta tubería que nace justo en el manantial de San Juan de Letrán, ese surtidor natural que entrega sus aguas a Trinidad.

“Por la experiencia de eventos anteriores, que han dañado también la conductora, ya tenemos, por ejemplo, las juntas de reparación necesarias, la tubería de 400 milímetros y las fuerzas que acometerán los trabajos están disponibles; lo único que nos mantiene paralizados es el paso del río, desde que podamos cruzar iniciamos la reparación”, subrayó.

3 comentarios

  1. Del Aljibe del Rey al río Agabama (+fotos e infografía)

    El proyecto integral de rehabilitación hidráulica que se ejecuta en beneficio de la ciudad de Trinidad y varias comunidades de su periferia pudiera aliviar en un plazo relativamente breve la sed que desde hace décadas padece la región. 3 abril, 2018

    Trinidad, la ciudad de los sueños y la esperanza.10 enero, 2021

  2. Manuel Eduardo Polanco Pérez

    Cuál es la causa que no permite la sustitución de esta añeja tubería por la que se hace, según creo en Camagüey, de plástico (por llamarla de alguna forma) negro que es la que se está usando en todas las rehabilitaciones de acueductos que se hacen en el país

  3. Que manera de ser ineficientes! No hay forma de hacer un trabajo duradero. Ahora a remendar para resolver lo más pronto posible y no nos acordamos más hasta el próximo aguacero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *