Acusaciones de gobierno de EE.UU. ofenden a personal cubano de la salud

La actual administración repite sin pudor las mentiras fabricadas durante el desempeño de sus predecesores, quienes utilizaron el tema para justificar las agresiones contra Cuba

La Habana afirma que las falsas acusaciones de EE.UU. pretenden dañar la cooperación de la isla en materia de salud. (Foto: ACN)
La Habana afirma que las falsas acusaciones de EE.UU. pretenden dañar la cooperación de la isla en materia de salud. (Foto: ACN)

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, catalogó este jueves de deshonestas las acusaciones del Gobierno de Estados Unidos, que señalan los programas de colaboración médica de la isla como supuesta trata de personas.

El canciller rechazó las declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Antony Bliken, sobre el particular, y dijo que ofenden al personal cubano de la salud.

Añadió que la actual administración repite sin pudor las mentiras fabricadas durante el desempeño de sus predecesores, encabezados por Donald Trump (2017-2021), quien utilizó el tema para justificar las agresiones contra la nación caribeña.

Tal actuación, significó, es ‘muestra de la corrupción política’ en Estados Unidos, apuntó.

Blinken acusó a Cuba este jueves de trata de personas, pues según el estadounidense Informe sobre el Tráfico Humano para el 2021, los programas de colaboración médica de la isla antillana con otros países se realizan en supuestas condiciones de explotación.

Durante la presentación del documento ante la prensa señaló al gobierno de la nación caribeña como traficante, uno de los 11 Estados enmarcados en esa categoría según los estándares de Washington.

Las autoridades cubanas han denunciado en numerosas ocasiones la politización que la Casa Blanca hace sobre el tema, así como el carácter unilateral de esos informes, que no cuentan con el respaldo de organismos internacionales competentes.

La Habana afirma que esas falsas acusaciones pretenden dañar la cooperación de la isla en materia de salud, que no solo representa una fuente de ingresos para el país, sino que salva millones de vidas en todo el mundo.

Durante la pandemia de COVID-19, 57 brigadas médicas del contingente Henry Reeve partieron de la nación caribeña para contribuir al enfrentamiento en 40 países y territorios, a partir de la ayuda solicitada por esos gobiernos.

Tal esfuerzo ganó el reconocimiento de la comunidad internacional, lo cual se refleja en numerosas propuestas para el Premio Nobel de la Paz 2021.

Cuba también ha ratificado su política de tolerancia cero contra la trata de personas y, desde 2017, implementa el Plan de acción nacional para la prevención y enfrentamiento de ese flagelo y la protección a las víctimas, además de mantener intercambios oportunos con entidades internacionales y organismos competentes.

Rechazan en Cuba acusaciones de Departamento de Estado de EE.UU.

Diferentes voces del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba rechazaron las acusaciones del Gobierno de Estados Unidos a la isla, por supuesta trata de personas a través de sus programas de colaboración médica.

El titular de la Dirección de Estados Unidos de la Cancillería de la nación caribeña, Carlos Fernández de Cossío, afirmó en su cuenta de Twitter que la administración norteamericana miente conscientemente sobre el tema, lo que hace más vergonzosa su conducta calumniosa.

Añadió que el acceso a la salud es un derecho humano y Washington comete un crimen cuando intenta privar de este a cientos de miles de personas en el mundo, mediante presiones a los gobiernos que tienen acuerdos de este tipo con el país antillano.

La reacción ocurre luego de que el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, señalara a Cuba este jueves por trata de personas, durante la presentación del Informe estadounidense sobre el Tráfico Humano para el 2021.

Dicho documento, de acuerdo con el director de América Latina y el Caribe de la Cancillería cubana, Eugenio Martínez, miente al acusar a varios países de permitir trabajadores de la salud ‘forzados’ por el Gobierno de la nación caribeña a ejercer sus profesiones.

‘La ofensa no solo es a Cuba’, enfatizó el diplomático en su perfil de Twitter.

Por su parte Johana Tablada, subtitular de la dirección de Estados Unidos, refirió en la misma red social que su país tiene política de tolerancia cero ante cualquier modalidad de trata de personas y Washington lo sabe.

‘Mienten por chantaje político’, sostuvo, y agregó que las calumnias a los programas de colaboración de la salud fomentadas desde la Casa Blanca ya han costado vidas y despojaron a miles de personas de servicios médicos en países como Brasil, Bolivia y Ecuador en medio de la pandemia de Covid-19.

La diplomática dijo que el gobierno de Joe Biden volvió a ceder frente a las presiones de ‘politiqueros corruptos’ como Bob Menéndez y Marco Rubio, a quienes consideró ‘herederos políticos de la tiranía sangrienta de Batista’ (1952-1958).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *