Adolescente cubana que sufrió complicaciones con la COVID-19 está fuera de peligro

El caso presentó disfunción múltiple de órganos, respiratoria, cardiovascular, renal, hematológica y hepática, tal y como se describe en algunos pacientes con síndrome inflamatorio secundario a la infección por coronavirus

cuba, matanzas, covid-19, coronavirus, salud publica, adolescente
La paciente, llamada Karina, tiene 17 años y reside en la ciudad de Matanzas. (Foto: ACN)

Fuera de peligro se encuentra este 10 de marzo una adolescente cubana de 17 años de edad que sufrió un grave síndrome hemofagocítico secundario a la infección por coronavirus SARS-CoV-2, y continúa bajo tratamiento en el citadino hospital pediátrico provincial Eliseo Noel Caamaño.

Guillermo Montalbán González, jefe de terapia intensiva del centro, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que la menor de edad, oriunda de Matanzas, se mantiene reportada de cuidado y desde hace tres días se encuentra en una sala abierta donde evoluciona favorablemente.

La paciente, llamada Karina, con antecedentes de asma bronquial y artritis reumatoidea juvenil, ingresó el 11 de enero último a la institución donde se le diagnosticó la enfermedad COVID-19 causada por el SARS-CoV-2, y durante su estadía hospitalaria desarrolló una respuesta inflamatoria de gran envergadura, explicó.

El caso presentó disfunción múltiple de órganos, respiratoria, cardiovascular, renal, hematológica y hepática, tal y como se describe en algunos pacientes con síndrome inflamatorio secundario a la infección por coronavirus, precisó el también especialista en cuidados intensivos.

Karina requirió soporte de órganos y sistemas además de un tratamiento específico para el síndrome hemofagocítico, recibió atención constante de un equipo multidisciplinario de expertos, entre ellos anestesistas, reumatólogos y nefrólogos, abundó.

En el mundo el pronóstico para quienes padecen este tipo de complicaciones no suele ser alentador porque la mortalidad resulta elevada, sin dudas la respuesta favorable de Karina evidencia la adecuada aplicación de los protocolos por parte del personal médico y de enfermería, valoró.

Montalbán González recordó que también en el hospital atendieron con éxito al único caso cubano en edad pediátrica reportado con síndrome inflamatorio multisistémico pos-COVID-19, un niño de tres años actualmente recuperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *