Agradece Cuba confianza de empresarios canadienses

Sherritt mantiene sus negocios en Cuba a pesar del recrudecimiento del bloqueo estadounidense, con la activación del Título III de la Ley Helms-Burton durante la administración Trump

Sherritt tiene en la isla una empresa mixta con el Estado desde 1995 para explotar yacimientos y otras inversiones en el sector energético.
Sherritt tiene en la isla una empresa mixta con el Estado desde 1995 para explotar yacimientos y otras inversiones en el sector energético.

Cuba agradeció la confianza de empresarios canadienses que mantienen negocios con la isla pese al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos, indicó este jueves una fuente oficial.

Una nota del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), publicada en su sitio web, reseña que la embajadora de La Habana en Ottawa, Josefina Vidal, recibió a Leon Binedell, nuevo presidente y director ejecutivo de la compañía Sherritt International Corp., y a David Pathe, quien ocupaba ese cargo anteriormente.

Refiere el Mincex que la diplomática manifestó a ambos su agradecimiento por contribuir al desarrollo económico del país caribeño.

En la isla Sherritt tiene una empresa mixta con el Estado desde 1995 para explotar yacimientos y otras inversiones en el sector energético.

La planta Comandante Pedro Sotto Alba-Moa Nickel S.A., administrada por la entidad canadiense, cumplió sus planes de extracción de níquel más cobalto al 101 por ciento en 2020, a la vez que compensó las limitaciones de otra planta similar, informaron en diciembre pasado las autoridades nacionales.

Actualmente, la nación caribeña ocupa el noveno lugar en el mundo en la producción de níquel y es la quinta reserva global de ese metal y la tercera de cobalto.

La compañía con sede en Toronto mantiene sus negocios en Cuba a pesar del recrudecimiento del bloqueo estadounidense, con la activación del Título III de la Ley Helms-Burton durante la administración de Donald Trump.

Esa medida, diseñada para frenar la inversión extranjera, permite la reclamación en tribunales de Estados Unidos de indemnizaciones por propiedades nacionalizadas en el territorio insular al triunfar la Revolución en 1959.

No obstante, el gobierno cubano aseveró que las empresas extranjeras tienen total seguridad jurídica basada en la Ley 80 de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas, así como en otras disposiciones adoptadas para garantizar las inversiones foráneas en el país, destaca la nota del Mincex.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *