Analizan deficiencias que frenan el desarrollo económico de Trinidad

Las máximas autoridades políticas y gubernamentales de la provincia insistieron en la necesidad de aprovechar todas las potencialidades del territorio

trinidad, economia de sancti spiritus, tarea ordenamiento, produccion de alimentos, autoabastecimiento territorial, covid-19
Incrementar las áreas en producción constituye una prioridad en la sureña villa. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

A un mes de la hora Cero en la implementación de la Tarea Ordenamiento y como parte del seguimiento desde la máxima dirección gubernamental y política de la provincia de Sancti Spíritus, el municipio de Trinidad evaluó el alcance de las estrategias definidas para avanzar en objetivos claves como la reactivación de los sectores productivos, el autoabastecimiento territorial, la atención a los planteamientos de la población y el control de la COVID-19.

Presidido por Deivy Pérez Martín, primera secretaria del Comité Provincial del Partido y Teresita Romero Rodríguez, Gobernadora de Sancti Spíritus, el análisis resultó una suerte de radiografía que identificó las deficiencias en la actividad agropecuaria, las inversiones, la creación de fuentes de empleo, la relación calidad- precio, el orden interior y el enfrentamiento al nuevo coronavirus.

Al presentar el informe, Juan Rodríguez Arteaga, Intendente municipal, explicó que este territorio debe alcanzar las 2 700 hectáreas en la campaña de siembra de frío de cara al propósito de garantizar la comida que demandan los más 75 500 habitantes de la sureña localidad, cifra aún insuficiente si se pretende garantizar la oferta de productos hacia otros destinos como el turismo y el sector no estatal —una vez que el escenario epidemiológico lo permita—, además de los encadenamientos necesarios para desarrollar las minindustrias locales.

“Hay que virarse para la tierra”, precisó Deivy Pérez Martín al reflexionar acerca del imperativo de consolidar la economía del municipio sin renunciar al turismo, pero con una visión integral que permita aprovechar otras potencialidades, rescatar áreas todavía cubiertas de marabú, sembrar más en la montaña, extender los módulos pecuarios y las casas de cultivo, así como fomentar los polos productivos estatales.

El desarrollo de esta estrategia permitirá a su vez crear nuevas fuentes de empleo al conocerse que hoy el territorio solo dispone de 33 plazas vacantes, tras la reincorporación de 342 personas a las ofertas de trabajo en el sector presupuestado. La Gobernadora de la provincia, coincidió en que es posible potenciar la empresa estatal socialista como generadora de riquezas y posibilidades de nuevos puestos de labor.

“Desde el mismo comienzo de la Tarea Ordenamiento —enfatizó Teresita Romero Rodríguez— se revisaron y se reajustaron los precios de bienes y servicios, pero no se puede obviar el incremento de los salarios y la urgencia de revitalizar el sector empresarial a partir de la creatividad y la eficiencia. No se van a permitir violaciones de los mismos, ni afectar tampoco la calidad de los productos.

En cuanto al orden interior se insistió en que el enfrentamiento al delito y las ilegalidades compete a todos, a las administraciones, las organizaciones de masas, al pueblo; y en ese sentido resulta imprescindible cerrar filas contra hechos de corrupción y ser más efectivos en el control interno de cada entidad. El sistema de la agricultura, en particular, está llamado a un mayor control de su masa ganadera, garantía para el enfrentamiento a los hechos de hurto y de otras indisciplinas asociadas a un incremento de la accidentalidad.

Al resumir el encuentro de trabajo que traza las pautas del desarrollo del municipio con vistas al VIII Congreso del Partido y la rendición de cuenta del Gobierno provincial a la Asamblea Nacional del Poder Popular, Deivy Pérez Martín, convocó a establecer prioridades, a comprometer a los diferentes sectores, “porque el municipio tiene que autosustentarse y los trinitarios son los protagonistas”, concluyó.

9 comentarios

  1. Para el guajiro o juanelo revisando sus comentarios muy acordes con el tema y totalmente de acuerdo con usted analizando el anuario estadistico provincial del 2019 pude sacar algunos datos que merecen ser tomados en cuenta si queremos despegar en la produccion de alimentos, los mismos estan expresados en %:

    El 44% de los suelos existentes en la provincia se clasifican en pardos, dentro de estos, pueden ser pardos con o sin carbonatos: Estos poseen entre mucha productividad y productividad media
    El 16.07% de los suelos estan clasificados como vertisuelos: De muy baja productividad y fertilidad agricola, son arcillas duras compactas
    El 4.93% de los suelos se clasifican en aluviales, las llamadas vegas de rios,excelente fertilidad
    el 12.5% son ferraliticos dentro de estos los ferraliticos rojos(excelente fertilidad, bueno para tuberculos como la papa) o lixiviados

    La clasificacion agroproductiva es la siguiente:
    el 59.3% se encuentran en productivos y medianamente productivos, cuyo desglose es:
    20.7% muy productivos
    20.4% productivos
    18.2% medianamente productivos

    el 40.7% se clasifican en poco productivos y nula productividad

    los factores que determinan la baja productividad de los suelos:
    14.9% intrusion salina
    44.8% baja fertilidad natural
    40.3 Acides media : ph entre 5-7
    69.6% bajo contenido de materia organica
    40.3% poseen mal drenaje de estos un 26.9% mal drenaje interno
    43.3 % padecen de erosion en rangos entre medio y alto
    37.3% poseen una baja retencion de humedad

    lo mas importante:

    Revisando estos datos la provincia esta en riesgo elevado de no contar con suelos productivos para el desarrollo de los cultivos sino se revierte esta situacion, se puede inferir que el problema fundamental de la baja produccion de alimentos y de los bajos rendimientos de los cultivos a aparejados a la migracion de su fuerza productiva hacia sectores mas atractivos desde el punto de vista salarial y condiciones de trabajo es la situacion caotica que presentan los suelos, algunos desde el punto de vista natural por el tipo existente y otras por la sobre explotacion que han tenido estos en etapas anteriores por la baja rotacion de cultivos que se jecuta, por el poco intercalamiento de cultivos fijadores de nutrientes al suelo, por el exceso de laboreo especialmente en la caña de azucar, utiizacion de equipos de mecanizacion en contradiccion con el tipo de calsificacion agroproductiva de los suelos, la no utilizacion o la poca utilizacion de medidas de proteccion a los suelos, la baja cobertura boscosa,el exceso de la siembra en pendiente elevadas sin utilizar tranques, barreras vivas o muertsa, siembre en curvas de nivel,el elvado uso de tecnologias de riego que producen arrastre y perdida de suelo,esto no dice tambien que la provincia tiene que priorizar mas la siembra intensiva en organoponicos, huertos intensivos,mejorar la fertlidad de los suelos con la utilizacion de fertilizantes organicos naturales, estratificar las areas de siembra atendiendo a las condiciones edafoclimaticas existentes, el tipo de cultivo a sembrar, el laboreo agrotecnico, la tecnica de riego a utilizar, si esto no se hace dentro de poco no tendremos suelos y mucho menos comida para subsiistir solo con estos datos que merecen un analisis profundo para la toma de decisiones se hace un espejismo el logro de ese abastecimiento local percapita que se quiere obtener y no soy pesimista soy realista.

  2. José Ramón Placencia Cruz

    Por que las fabricas de cigarros de Cuba están trabajando para los revendedores. En cada cuadra de la ciudad de Sancti Spiritus, hay cientos de cajas,de cigarros de todas las marcas, a montones, a precios que dejan loco a los consumidores. Que es lo que ocurre?
    O somos ciegos, o somos anormales o no tenemos verguenza? Cual es la realidad de la situacion? Por favor: quien es el responsable de esta barbaridad. Alguien debe ser. Por favor, timen medidas con ese abusador.

    • Y la Empresa Pecuaria de San Pedro. Que pasó a Flora y Fauna. No está aportando leche para la Fábrica de Helados de Trinidad ???

  3. Tratar de desarrollo económico de un municipio como Trinidad resulta incuestionablemente difícil. Cualquier criterio en relación con este asunto, obliga a ser amplio como han sido otros opinantes. Tratare de ser ligeramente más breve.
    Lo primero que me resulta llamativo y al mismo tiempo preocupante es el exceso de optimismo en relación con los propósitos y metas que se proponen las autoridades locales en relación con la agricultura. Voy a referirme únicamente a este asunto (actividad agropecuaria en su conjunto) porque constituye un sector estratégico y determinante en todos los sentidos, aun mas cuando valoramos la situación que nos golpea con el agravamiento de la situación epidemiológica y el nebuloso panorama internacional producto de esta propia enfermedad.
    Nuestros razonamientos no están dirigidos a desmentir ni a ridiculizar los análisis que se emiten en el articulo que da pie a este comentario. Considero que como personas civilizadas, estamos en condiciones de reconocer y aceptar los puntos de vista ajenos a nuestras perspectivas, independientemente de quienes seamos o que cargos políticos o administrativos ocupemos.
    Como primera cuestión, debo reconocer que estoy bastante de acuerdo con los anteriores comentarios. Son extensos como muestra inequívoca de que los trinitarios conocemos en profundidad nuestra situación económica muy a pesar de que pudieran en ciertos párrafos no ser tan precisos o explicativos de algunos temas. Reitero sin embargo, que comparto sus propias inquietudes y consideraciones.
    Valorando lo expuesto en este articulo de Escambray con fecha 3 de Febrero de 2021, lo primero que me gustaría exponer es el exceso de optimismo en relación con la actividad agropecuaria. Se puede, se tiene y se debe ser optimista. De eso no cabe la menor duda. Sin embargo, realicemos el siguiente análisis:
    Según la edición 2017 del Anuario Estadística de Trinidad (2016) emitido por la Oficina Nacional de Estadística e Información, los datos en relación con el numero de trabajadores empleados en este sector en el municipio son muy bajos y han experimentado un decrecimiento significativo de un 90 % en relación con el año 2012. En este ultimo periodo mencionado, los ocupados en las actividades de ganadería, agricultura, caza y silvicultura era de 5 302. Al cierre de 2016, este número había decrecido hasta los 535 trabajadores con una disminución absoluta de 4 767 personas. A mi consideración estas cifras pudieran tener sus errores internos pero al menos, son los datos oficiales de que se disponen y con los que se pueden tomar las decisiones gubernamentales en el territorio.
    Si a esta situación añadimos, la falta de políticas internas serias, sostenidas, coherentes y científicamente bien estructuradas, podemos avizorar un panorama mas sombrío que el actual.
    Por otra parte, existen restricciones muy marcadas en relación con la asignación de combustible para la preparación de siembra en su conjunto, No podemos aspirar a preparar una campaña de 2 700 hectáreas solo con el uso de bueyes.
    Dos razones poderosas justifican esta imposibilidad; seamos objetivos y no pequemos por exceso de optimismo:
    1. En la actualidad la disponibilidad de yuntas de bueyes es mínima y básicamente se encuentra en manos de conuqueros.
    2. Tampoco existen muchas personas con conocimientos y los medios de trabajo necesarios (frontiles y sogas principalmente) para realizar esta difícil y riesgosa tarea.
    ¿Que tenemos a favor?
    En el poblado de Topes de Collantes radico un centro universitario para el estudio de la agronomía que graduó a decenas de profesionales en esta materia. Nuestro municipio cuenta con un gran numero de ingenieros agrónomos, mecanizadores agrícolas, fitosanitarios, médicos veterinarios y zootecnistas algunos graduados en una de las mejores universidades de Cuba (Universidad Martha Abreus de Santa Clara). Existen además decenas de técnicos medio en estas especialidades y otras afines. Hasta donde tengo conocimiento, en el municipio residen 2 doctores en Ciencias Técnicas vinculados a la actividad agropecuaria.
    Muchos de estos profesionales y técnicos acumularon gran experiencia en la actividad y tuvieron unos inicios muy alentadores para sus curriculum.
    Quiero significar que se dispone de suficiente recursos humanos y con la calificación necesaria.
    Con el declive del sector en Trinidad ante la llegada del turismo, la gran mayoría de ellos han desaparecido del entorno desperdiciándose miles de horas de estudio y casi todos los recursos que la revolución invirtió en su formación académica.
    Ahora, reconozcamos que estos especialistas jamás han sido convocados con seriedad en función de mejorar la actividad agropecuaria del municipio y eso es una deficiencia de gobierno que debe ser aceptada.
    Para potenciar la actividad agropecuaria en Trinidad se requiere en primer lugar de una voluntad administrativa y política encaminada a convocar, aglutinar, apoyar y dinamizar sin formalismos, sin reunionismo, sin burocracias innecesarias a todas estas personas que pudieran reducir el efecto de la carencia de fertilizantes y productos químicos para la agricultura aprovechando las valiosísimas potencialidades que para la fabricación de humus y compost ofrece el vertedero municipal.
    Pero al propio tiempo, estos especialistas pueden contribuir a la producción con métodos científicos y artesanales de la tabaquina aprovechando los desechos de la fábrica de cigarros o muy bien pudieran potenciar en alguna medida la siembra y explotación de cultivos destinados a la alimentación del ganado menor y mayor, a mejorar el uso de los organopónicos existentes, a la producción de semillas, a la creación de viveros de hortalizas y frutales (sin necesidad de las tradicionales bolsitas de nylon).
    Estos especialistas pueden aportar conocimientos y técnicas que permitan incrementar los rendimientos por áreas (en el caso de la agricultura) o mejorar los incrementos de peso en la actividad pecuaria. Estos son dos fundamentos que posibilitarían ajustar las áreas de siembra a las posibilidades reales o desarrollar especies ganaderas con criterios más racionales que los actuales. No me cabe la menor duda.
    Este potencial que se ha perdido durante estos últimos 20 – 25 años y pudiera haber contribuido a que el presente no fuera tan desolador y el futuro agropecuario no estuviera tan comprometido.
    No obstante al tiempo pasado, las potencialidades referidas existen, pudieran ser aprovechadas y estoy muy seguro de que muchos de estos técnicos y profesionales estarán dispuestos a colaborar, a participar y a generar un movimiento que dinamice la actividad en el territorio. Alerto sin embargo, que eso solo es posible sin burocracia, con transparencia, depositando confianza en estas personas y dejándolas actuar con un criterio y un enfoque verdaderamente científico en cada una de sus especialidades.
    Reconozco la existencia de conclaves y estructuras de control para la actividad como las famosas comisiones agrarias, la relacionada con el control de la masa ganadera, ect. Todo eso pudiera ser muy favorable, muy positivo, muy necesario, muy interesante, pero no muy efectivo sino dispone permanentemente del criterio de la ciencia y la técnica.

  4. Tratar de desarrollo económico de un municipio como Trinidad resulta incuestionablemente difícil. Cualquier criterio en relación con este asunto, obliga a ser amplio como han sido otros opinantes. Tratare de ser ligeramente más breve.
    Lo primero que me resulta llamativo y al mismo tiempo preocupante es el exceso de optimismo en relación con los propósitos y metas que se proponen las autoridades locales en relación con la agricultura. Voy a referirme únicamente a este asunto (actividad agropecuaria en su conjunto) porque constituye un sector estratégico y determinante en todos los sentidos, aun mas cuando valoramos la situación que nos golpea con el agravamiento de la situación epidemiológica y el nebuloso panorama internacional producto de esta propia enfermedad.
    Nuestros razonamientos no están dirigidos a desmentir ni a ridiculizar los análisis que se emiten en el articulo que da pie a este comentario. Considero que como personas civilizadas, estamos en condiciones de reconocer y aceptar los puntos de vista ajenos a nuestras perspectivas, independientemente de quienes seamos o que cargos políticos o administrativos ocupemos.
    Como primera cuestión, debo reconocer que estoy bastante de acuerdo con los anteriores comentarios. Son extensos como muestra inequívoca de que los trinitarios conocemos en profundidad nuestra situación económica muy a pesar de que pudieran en ciertos párrafos no ser tan precisos o explicativos de algunos temas. Reitero sin embargo, que comparto sus propias inquietudes y consideraciones.
    Valorando lo expuesto en este articulo de Escambray con fecha 3 de Febrero de 2021, lo primero que me gustaría exponer es el exceso de optimismo en relación con la actividad agropecuaria. Se puede, se tiene y se debe ser optimista. De eso no cabe la menor duda. Sin embargo, realicemos el siguiente análisis:
    Según la edición 2017 del Anuario Estadística de Trinidad (2016) emitido por la Oficina Nacional de Estadística e Información, los datos en relación con el numero de trabajadores empleados en este sector en el municipio son muy bajos y han experimentado un decrecimiento significativo de un 90 % en relación con el año 2012. En este ultimo periodo mencionado, los ocupados en las actividades de ganadería, agricultura, caza y silvicultura era de 5 302. Al cierre de 2016, este número había decrecido hasta los 535 trabajadores con una disminución absoluta de 4 767 personas. A mi consideración estas cifras pudieran tener sus errores internos pero al menos, son los datos oficiales de que se disponen y con los que se pueden tomar las decisiones gubernamentales en el territorio.
    Si a esta situación añadimos, la falta de políticas internas serias, sostenidas, coherentes y científicamente bien estructuradas, podemos avizorar un panorama mas sombrío que el actual.
    Por otra parte, existen restricciones muy marcadas en relación con la asignación de combustible para la preparación de siembra en su conjunto, No podemos aspirar a preparar una campaña de 2 700 hectáreas solo con el uso de bueyes.
    Dos razones poderosas justifican esta imposibilidad; seamos objetivos y no pequemos por exceso de optimismo:
    1. En la actualidad la disponibilidad de yuntas de bueyes es mínima y básicamente se encuentra en manos de conuqueros.
    2. Tampoco existen muchas personas con conocimientos y los medios de trabajo necesarios (frontiles y sogas principalmente) para realizar esta difícil y riesgosa tarea.
    ¿Que tenemos a favor?
    En el poblado de Topes de Collantes radico un centro universitario para el estudio de la agronomía que graduó a decenas de profesionales en esta materia. Nuestro municipio cuenta con un gran numero de ingenieros agrónomos, mecanizadores agrícolas, fitosanitarios, médicos veterinarios y zootecnistas algunos graduados en una de las mejores universidades de Cuba (Universidad Martha Abreus de Santa Clara). Existen además decenas de técnicos medio en estas especialidades y otras afines. Hasta donde tengo conocimiento, en el municipio residen 2 doctores en Ciencias Técnicas vinculados a la actividad agropecuaria.
    Muchos de estos profesionales y técnicos acumularon gran experiencia en la actividad y tuvieron unos inicios muy alentadores para sus curriculum.
    Quiero significar que se dispone de suficiente recursos humanos y con la calificación necesaria.
    Con el declive del sector en Trinidad ante la llegada del turismo, la gran mayoría de ellos han desaparecido del entorno desperdiciándose miles de horas de estudio y casi todos los recursos que la revolución invirtió en su formación académica.
    Ahora, reconozcamos que estos especialistas jamás han sido convocados con seriedad en función de mejorar la actividad agropecuaria del municipio y eso es una deficiencia de gobierno que debe ser aceptada.
    Para potenciar la actividad agropecuaria en Trinidad se requiere en primer lugar de una voluntad administrativa y política encaminada a convocar, aglutinar, apoyar y dinamizar sin formalismos, sin reunionismo, sin burocracias innecesarias a todas estas personas que pudieran reducir el efecto de la carencia de fertilizantes y productos químicos para la agricultura aprovechando las valiosísimas potencialidades que para la fabricación de humus y compost ofrece el vertedero municipal.
    Pero al propio tiempo, estos especialistas pueden contribuir a la producción con métodos científicos y artesanales de la tabaquina aprovechando los desechos de la fábrica de cigarros o muy bien pudieran potenciar en alguna medida la siembra y explotación de cultivos destinados a la alimentación del ganado menor y mayor, a mejorar el uso de los organopónicos existentes, a la producción de semillas, a la creación de viveros de hortalizas y frutales (sin necesidad de las tradicionales bolsitas de nylon).
    Estos especialistas pueden aportar conocimientos y técnicas que permitan incrementar los rendimientos por áreas (en el caso de la agricultura) o mejorar los incrementos de peso en la actividad pecuaria. Estos son dos fundamentos que posibilitarían ajustar las áreas de siembra a las posibilidades reales o desarrollar especies ganaderas con criterios más racionales que los actuales. No me cabe la menor duda.
    Este potencial que se ha perdido durante estos últimos 20 – 25 años y pudiera haber contribuido a que el presente no fuera tan desolador y el futuro agropecuario no estuviera tan comprometido.
    No obstante al tiempo pasado, las potencialidades referidas existen, pudieran ser aprovechadas y estoy muy seguro de que muchos de estos técnicos y profesionales estarán dispuestos a colaborar, a participar y a generar un movimiento que dinamice la actividad en el territorio. Alerto sin embargo, que eso solo es posible sin burocracia, con transparencia, depositando confianza en estas personas y dejándolas actuar con un criterio y un enfoque verdaderamente científico en cada una de sus especialidades.
    Reconozco la existencia de conclaves y estructuras de control para la actividad como las famosas comisiones agrarias, la relacionada con el control de la masa ganadera, ect. Todo eso pudiera ser muy favorable, muy positivo, muy necesario, muy interesante, pero no muy efectivo sino dispone permanentemente del criterio de la ciencia y la técnica.

  5. Toda la razón a miguel, la causa fundamental de que trinidad se encuentre en esa situación no es solo de los trinitarios , también la provincia ha influido en esto pues han visto a trinidad como un mercado consumidor atractivo y no como un productor potencial , demostrado en que cuando analizas los estudios de mercado o las estrategias de comercialización de otros municipios ponen como cuota de mercado a alcanzar a Trinidad, claro el principal mercado lo ven en la industria turística pero a más de 180 km de ese mercado, he tenido la oportunidad de participar en eventos y lanzamientos de programas de cooperación internacional en materia de producción de alimentos y ninguno ha incluido a trinidad todos la toman como mercado potencial consumidor y nadie la ve como productor, es por eso que se han ido desmantelando todas las estructuras productivas y trinidad se ha convertido en un territorio que solo recibe y nada produce en fin monoproductor de servicios y que servicios el servicio turístico que incluye todas las modalidades de este no está mal y ha sido una oportunidad de desarrollo y una fortaleza que hay que seguir aprovechando pero hacerlo sustentable desde el municipio y a la vez se ha convertido en una amenaza cosa contradictoria pero es así ha inducido una mentalidad importadora que ha dado al traste con el concepto de desarrollo productivo endógeno territorial y ha influido en la disminución de la fuerza productiva en especial de la agricultura, su migración hacia sectores estatales y no estatales en materia de turismo y otras ramas productivas complementarias y de apoyo al turismo por los incentivos que esta posee, aparejados a otros factores como la falta de tecnología agrícola, los bajos salarios y la falta sobre todo de un enfoque estratégico local que frena las potencialidades reales que posee el territorio en materia de producción de alimentos y desarrollo económico , solo se ve a municipios como yaguajay, taguasco, jatibonico, la sierpe y hasta la cabecera provincial como polos productivos, quien estudia a trinidad de forma integral se dará cuenta que su historia es típicamente agropecuaria, cría de ganado, desarrollo de la industria azucarera primero en la colonia con su valle de los ingenios que es patrimonio de la humanidad y después con su modesto central FNTA, que llegó a producir más de 3000tn de azúcar las mejores tierras de trinidad se concentran en la cuenca del agabama, rio ay, rio unimazo todo el mundo lo sabe, pero también en la pastora, magua sin contar con la zona del algarrobo y topes de collantes así como pitajones especializadas en el cultivo del café y algunas en frutales, pero no en materia tecnológica agropecuaria, muy poco se ha invertido, pocos proyectos de colaboración internacional agropecuaria se han insertado en trinidad, organismos como la FAO, el PNUD, visitan y recorren trinidad , se hospedan en trinidad pero no invierten en trinidad, pues para todo el mundo y en especial los actores decisores trinidad solo es un polo turístico y no hace falta invertir en nada mas, todo le viene por la llamada canalita y ahí está el grave error o parálisis paradigmática que provoca que en trinidad exista un desabastecimiento total de alimentos y los que se reciben a través de intermediarios de otras provincias y municipios tengan que ser adquiridos a precios súper elevados, fíjense no producimos pero hay territorios que viven de lo poco que tenemos cultivado como lo es en el caso del mango, trinidad comercializa su mango a la empresa Ceballos, después esta lo vende a hoteles e instalaciones del polo turístico trinitario u a otros clientes, en fin el mango trinitario recorre el país y hasta es exportado pero no por el trinitario quien concibe eso, este mango se llegó a exportar a Japón , Alemania reino unido y Canadá a precios atractivos cuando existía la negociación de la franquicia con la sherrit green , se vendió en fronteras en instalaciones turísticas de varadero, los cayos de ciego de Ávila y dentro de trinidad como por ejemplo en palmares, hoteles trinitarios y eso es solo el mango, la langosta se captura en Casilda o en áreas cercanas y se lleva para tunas de Zaza y allí se procesa y se exporta y que coge el trinitario migajas, así sucede con muchos productos como el café, se cosecha en trinidad y se procesa en cumanayagua , después se exporta y el productor no coge nada de esa exportación y luego retorna a trinidad, leía en comentarios pasados la verdad verdadera que a trinidad entraban los carros de acopio y de otras empresas a cargar tomate en la zona de algaba y caracusey y a veces no alcanzaban las cajas , el transporte y se perdía el tomate en el campo. La malanga, plátano, yuca, boniato que se cultivaba en la zona de magua, la pastora ,los frutales en la pastora,Sanguily, el mango compota en santiago escobar, el marañón de Casilda en cayaguazan, todo eso se ha perdido y no existen políticas, ni estrategias en favor de su recuperación, he escuchado sobre proyectos con el PADIT para producir alimentos y carnes a partir de aves y ganado menor pero esto se demora más que las calendas griegas entonces a que apostamos a un desarrollo del turismo basado en la importación de sus insumos fundamentales, más de 800tn de mercancías como conservas de frutas y vegetales, pescados, pollo, confituras, lácteos y bebidas alcohólicas y no alcohólicas entre otras se importan anualmente ,o al desarrollo de este turismo de forma sustentable con base en el autoabastecimiento territorial , pero no solo al turismo , a que apostamos a seguir desarrollando esa mentalidad consumidora que nos corroe, nos inmoviliza, nos convierte en seres robóticos, automáticos , nos limita la iniciativa, la creatividad y nos hace dependiente del entorno y nos domina el consumo interno de la población bajo esos precios impagables o apostamos a una mentalidad proactiva, creativa, innovadora que convierta ese fatalismo mental de falso consumidor en un polo productivo que permita la sostenibilidad del municipio y su desarrollo comercial exportador, entonces como lo haríamos: Lo primero es desterrar de todas las mentes decisoras el concepto de que trinidad solo consume y no produce y apoyarla en ese empeño productor, después desarrollar e implementar una estrategia de desarrollo territorial que responda a Trinidad, incentivar y acabar de destrabar la aprobación y la implementación de proyectos de desarrollo local que tributen a esta estrategia, vincular a todos los actores decisores y no decisores a participar con todas sus ideas y propuestas así como a los centros de estudio, investigación, potencial científico y de experiencia para la gestión del conocimiento y la innovación, incentivar la inclusión del municipio en proyectos de inversión extranjera, colaboración internacional, desarrollo local, vincular al turismo como eje multiplicador y uno de los destinos principales de estas producciones a proporcionar los encadenamientos productivos necesarios que permitan aprovechar este efecto ej., incluir en los proyectos de inversión del turismo obras que contribuyan a la sostenibilidad de esta rama y a al consecuente desarrollo de otras como por ejemplo en el turismo de haciendas o rural incluir en su diseño la construcción de casas de cultivos para producir hortalizas y vegetales, pequeños polos agropecuarios como la cría de aves, organoponicos, minindustrias esto puede ser en la modalidad de arrendamiento a las empresas como flora fauna, agropecuarias, sector no estatal u operadas por su propio personal y así otras obras inducidas que pueden ser negociadas con los inversionistas como por ejemplo desarrollo de la jardinería local producto también deficitario y necesario, recogida de desechos sólidos encadenarse con servicios comunales existe un gran abanico de oportunidades que brinda el turismo que hay que saber identificar y aprovechar pero hay que hacerlo ya, esto no permite demora, en el marco de la tarea ordenamiento se ha destapado la caja de pandora y es preciso cerrarla sino será imposible que trinidad salga de ese letargo mental y económico que tiene a su población empantanada. Esperemos que estos cambios nos saquen de ese pantano

    • Miren el único potencial agropecuario histórico. Ha sido la zona montañosa de Trinidad. Y está quedó sin fuerza laboral desde la Limpia del Escambray. Así que mientras que esa matriz no se restablezca. Todas esas arengas y consignas es para rellenar papel periódico.

  6. Trinidad le sucede en la agricultura como a SS con la carne de cerdo. Desaparecio porque todo se lo dejaron a cooperativistas y campesinos y ahora no quieren conveniar nada porque no tienen los beneficios que quieren y ahí están las inmensas cantidades de viandas y vegetales incautadas por la PNR y vendidas a la población porque las traen clandestinas para entregar a particulares y al mismo tiempo se han quedado estancadas las acciones productivas estatales cuyos reflejos se ven en sus mercados. Hoy al existir está situación todo se resuelve con ferias de viandas y vegetales de fuera cada vez más menguadas por lo anteriormente señalado. Donde están las cantidades de hectáreas a sembrar? Ojalá se logren y luego no aparezcan incumplimientos después por la sequía o algun ciclon. Trinidad hasta sus fábricas y estructuras productivas han ido desapareciendo, trasladándose a la provincia o a otros lugares, quedando mutiladas después de ciclones, ahí están fábrica de guantes, organoponicos, leche, pollera de Río Cañas y hotelito, Restaurante Guaurabo, fábrica de caramelos, talleres de áreas agrícolas, en una ocasión conté más de 60 de estás estructuras desaparecidas en el tiempo. Por eso también hay menos capacidades laborales y entonces duele ver un muchacho joven con cuatro cosas vendiendolas en una esquina de la calle desengaño o inventando cosas ilegales o sacrificando ganado ilegalmente. Y por tanto al existir escasez de productos aumentan los precios. Solo pocas Entidades como Palmares y algunas de gastronomía popular mantienen de forma sistemática ofertas de alimentos a la población cumpliendo indicaciones del país y el ministerio del turismo y buscan nuevas alternativas en este sentido. En un futuro cercano el turismo agregara nuevas capacidades laborales con la apertura de nuevas instalaciones hoteleras en la P. Ancon. Ahora de las pocas tiendas parece que las de Caracol pasan a MLC. Cuidado! No todos los cubanos tienen Divisas. Y se debe evaluar la correlación de tiendas en una y otra moneda como indico el presidente Diaz Canel en una ciudad tan chiquita como Trinidad y dónde otras tiendas hoy están en reparaciones. Todos sabemos que la Covid ha limitado las capacidades productivas pero no la inteligencia de la gente que no puede quedar relegada a revender más caro mercancías que oferta el Estado propiciando también por esta vía un aumento de sus precios, ilegalidades, y afectaciones a la tarea Ordenamiento. En las Inversiones solo Palmares en cuestión de menos de 6 meses termino 2 magníficas obras para disfrute de la población(Ocio Club Trinidad y Marino) y rehabilitó otras en SS (Dinos Pizza) y Trinidad y me preguntó que hace la oficina del historiador ( Me parece que termino el teatro La Caridad después de varios años) con un 1 0/0 de ingresos de las Entidades en función de mejorar cosas en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad y con problemas en las calles, salideros de agua, mala recogida de basura. Considero que Trinidad tiene que hacer un esfuerzo grande para agregar a sus capacidades productivas mini industrias, cultivos tapados, módulos pecuarios y eliminar marabú de tierras cultivables para cumplir las exigencias planteadas por la provincia y el país.

  7. Trinitarios a la tierra ??? Esa historia es más larga !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *