Ante COVID-19, Sancti Spíritus con las bardas en remojo

Durante la más reciente reunión del Grupo Temporal de Trabajo para el Enfrentamiento a la COVID-19 en la provincia, celebrada este miércoles, se indicaron medidas dirigidas a evitar la propagación de la epidemia, en momentos en que el país enfrenta una situación complicada

Deivy Pérez Martín subrayó la necesidad de actuar en concordancia con la situación del país y estar preparados ante la posibilidad de un cambio de fase para el territorio. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
Deivy Pérez Martín subrayó la necesidad de actuar en concordancia con la situación del país y estar preparados ante la posibilidad de un cambio de fase para el territorio. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

A tono con el refrán popular que preconiza la adopción de providencias en casa cuando se ve al vecino en aprietos, el Grupo Temporal de Trabajo para el Enfrentamiento a la COVID-19 en la provinciade Sancti Spíritus anunció este martes la adopción de nuevas medidas, dirigidas a evitar que el cuadro epidemiológico se complique del mismo modo en que ha sucedido ya en otros territorios de Cuba.

Antes del anuncio de dichas medidas, las autoridades sanitarias actualizaron la situación local, que puede describirse de la siguiente forma: un acumulado de 662 casos de COVID-19 (585 luego del rebrote), con 48 casos activos hasta el cierre del 12 de enero, y los riesgos mayores en los municipios de Sancti Spíritus, Cabaiguán y Jatibonico.

Se informó que el porcentaje de pacientes recuperados se eleva a 93.88, en tanto el número de fallecidos no se ha incrementado (cuatro). En la cabecera provincial, donde existen actualmente ocho focos activos, es más elevada la alarma, sobre todo después de conocerse de un caso positivo –una doctora, trabajadora del Hogar de Ancianos Provincial, que se encontraba en su casa de vacaciones– y de otro, que será informado al cierre de esta jornada, concerniente a una estudiante extranjera de la Universidad de Ciencias Médicas que había viajado a La Habana y permanecía ingresada.

Teresita Romero Rodríguez, gobernadora provincial, relacionó las medidas que rigen en este territorio a partir de hoy, entre las cuales figuran muchas que ya se venían cumpliendo y también otras adoptadas durante etapas anteriores de enfrentamiento a la enfermedad, que habían perdido vigencia al pasar los municipios espirituanos, con la excepción de Cabaiguán, a la nueva normalidad.

Entre ellas figuran las siguientes: fortalecer las consultas para atender en los centros de salud a personas con infecciones respiratorias agudas, pesquisar no menos del 50 por ciento de la población vulnerable, incrementar las medidas de vigilancia en los 12 puntos de control radicados en los límites con otras provincias, suspender la actividad de transporte ferroviario o por ómnibus hacia cualquier otro territorio ycontrolar las salidas de medios tanto estatales como particulares que por razones de fuerza mayor se realicen a partir de ahora.

De igual forma, indicó extremar las precauciones en vehículos durante los viajes dentro de la provincia, mantener la suspensión de visitas a centros hospitalarios, reducir a un 40 por ciento los niveles de actividad en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos y, sobre todo, unir esfuerzos en cada comunidad para que los viajeros procedentes del extranjero y familiares que conviven en ese hogar permanezcan aislados dentro del mismo en tanto no se conozca el resultado del segundo PCR.

Otras medidas que deberán respetarse, de acuerdo con lo expuesto por Romero Rodríguez, son el fomento del trabajo a distancia en las actividades donde se justifique, evitar el trabajo por cuenta propia en municipios y provincias que no sean los de residencia, reducir las capacidades de ocupación de centros gastronómicos y suspender el funcionamiento de discotecas y demás centros nocturnos.

Precisó que, como ya se conoce, hay conductas que deberán permanecer en el tiempo, con énfasis particular en el uso obligatorio del nasobuco en todos los espacios, la desinfección de manos, superficies y pasos podálicos; la prohibición de asistir a centros laborales o de estudio con cualquier síntoma de enfermedad respiratoria, y el mantenimiento de una distancia no menor de 1.5 metros entre personas en cualquier lugar donde se permanezca.

Al intervenir en la reunión, donde los grupos homólogos de los distintos municipios abundaron en la situación específica de cada uno de ellos, Deivy Pérez Martín, máxima representante del Partido y jefa del referido Grupo Temporal de Trabajo, subrayó la necesidad de actuar en concordancia con la situación del país y estar preparados ante la posibilidad de un cambio de fase para el territorio.

Ello implica, dijo, no confiarse, trabajar con seriedad y rigor en cada situación existentey evitar los retrocesos que pueden derivarse de una conducta irresponsable. Exhortó, además, a aprovechar la experiencia acumulada desde el comienzo de la enfermedad en marzo del 2020 y a cumplir todas las medidas anunciadas por la Gobernadora.

“Es preciso que permanezcamos recogidos siempre que resulte posible, que evitemos salidas innecesarias de un municipio a otro y a cualquier provincia, que suspendamos todo tipo de fiestas y celebraciones en los hogares, porque ya se ha comprobado que todo eso propicia contagios”, subrayó.

Aludió, de igual forma, a la responsabilidad de las administraciones y de los representantes de la Central de Trabajadores de Cuba en los centros laborales y de estudio en la observancia de las nuevas disposiciones, y expresó que no sería justo que luego de tanto trabajo y esfuerzo para evitar nuevos casos de COVID-19 empeorara la situación debido a la conducta negligente de ciudadanos o grupos de personas.

3 comentarios

  1. Se hace énfasis en las fiestas, aglomeraciones, el metro y medio de distancia, al final las colas siguen sin el metro de distancia, las personas sin naso-buco en las calles, delante de los policías, las escuelas abiertas y sin ningún tipo de seguridad epidemiológica. Por ejemplo: valla a la escuela Antonio Guitarras, y vea cómo están todos los estudiantes allí, uno encima del otro, con menos de 20cm de distancia entre ellos. Sean verdaderamente estrictos con lo del estado, si ya alguien se enferma son otros 5 pesos. Mi hija tiene que ir a la escuela, y si no va es injustificada, ella va a todo riesgo de que algo suceda, en su aula son 32 estudiantes, más 1 profesor en 24 metros cuadrados de aula. Dios nos guarde.

  2. No veo la necesidad de preocuparse por la doctora del hogar de anciano, como mismo usted dijo estaba de vacaciones y no en su centro de trabajo, su contagio no tiene nada que ver con el círculo de ancianos así que no sea sensacionalista y sea más exacta a la hora de redactar sus noticias, ya que ahí nadie corre peligro, exijo una aclaración sobre el tema ya que hace ver a la doctora como una irresponsable y pone en alarma a los abuelos que ahí residen los cuales están completamente libres de cualquier riesgo

    • Estoy de acuerdo la doctora no estaba trabajando, considero irrelevante mencionar el hecho de que trabaja en el hogar de ancianos a veces no son sólo los lectores que desatan la polémica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *