Arrozales de Sur del Jíbaro ilesos tras el paso de Elsa

No se reportan daños en el cultivo ni en el almacenamiento del cereal, en tanto se anuncia la reanudación de la cosecha desde que las condiciones del tiempo lo permitan

sancti spiritus, elsa, tormenta tropical elsa, lluvias en sancti spiritus, la sierpe, ciclones, huracanes, arrocera sur del jibaro
En cuanto las condiciones meteorológicas lo permitan, los arroceros de La Sierpe reiniciarán la cosecha del cereal. (Foto: facebook)

Contrario a lo que sucedió hace apenas siete meses tras el embate de la tormenta tropical Eta, ahora las noticias desde La Sierpe son alentadoras: no se reportan daños en el cultivo ni en el almacenamiento del cereal, a pesar de que se registran en la zona lluvias significativas; en tanto se anuncia la reanudación de la cosecha desde que las condiciones del tiempo y las terrazas lo permitan.

Así lo informó a la prensa espirituana Orlando Linares Morell, director general de la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro, quién subrayó que, tras una primera valoración preliminar, el arroz maduro en los campos no presenta daños en virtud de que apenas la tormenta Elsa trajo vientos a las áreas de cultivo.

Precisó Linares Morell que la Empresa se preparó previamente para hacer frente al evento meteorológico, tanto en el plano de la protección de los alimentos, animales, recursos, instalaciones y la maquinaria, como en el impulso que se le dio a la recolección del arroz maduro hasta donde fue posible por los ritmos de cortes.

“Luego de una primera evaluación esta mañana —detalló el directivo—, hemos apreciado que en las industrias el cereal almacenado no tuvo afectación, ni en el arroz consumo ni en el de semilla; tampoco en el sistema hidráulico que se encontraba cerrado y sin agua en los canales.

“Las áreas del cultivo tienen una situación favorable, porque ha llovido, pero no hubo vientos. El arroz que tenemos se encuentra en una etapa óptima de cosecha, no tenemos arroz atrasado ni pasado, se ha estado cortando bien el maduro”, señaló.

“Lo que nos queda es esperar que pase el día de hoy, revisar en el terreno para identificar puntualmente si existe alguna afectación y cuando lo permitan las condiciones meteorológicas empezar a cosechar; el objetivo es que desde que salga un rayo de sol las combinadas entren a los campos”, precisó Linares Morell.

Asimismo, catalogó de oportunas las lluvias dejada por Elsa en un territorio eminentemente agropecuario; no obstante, prevalece el anhelo de que el embalse Zaza eleve sus niveles, pues ahora acumula poco más de la mitad de su capacidad normal de llenado.

“Sería favorable que la presa almacenara el agua necesaria para terminar esta campaña y las próximas; si la Zaza se llena, La Sierpe es un pueblo feliz”, destacó el directivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *