Científicos conectan por primera vez un cerebro humano a una computadora de forma inalámbrica

La nueva tecnología, según los expertos, supone el avance para los procesos de recuperación en personas con parálisis o prótesis robóticas

La nueva tecnología fue desarrollada por el equipo de científicos estadounidenses BrainGate.

El equipo de científicos estadounidenses BrainGate, especializado en el desarrollo de tecnologías para personas con parálisis cerebral, ha realizado la primera prueba humana de una interfaz inalámbrica cerebro-ordenador, BCI, por sus siglas en inglés, que es capaz de captar y decodificar las señales en el cerebro humano y de transmitirlas a dispositivos externos sin una conexión por cable.

Según revela RussiaToday, dichas interfaces permiten a personas con discapacidad escribir en pantallas de ordenador o manipular prótesis robóticas, y funcionan gracias a un chip implantado en la corteza motora del paciente que registra las señales emitidas por las neuronas.

Más tarde, destacan los científicos, el chip envía estos datos a un ordenador que los traduce en instrucciones que envía, por ejemplo, a un brazo robótico para que este se mueva obedeciendo a los pensamientos del sujeto.

“Hemos demostrado que este sistema inalámbrico es funcionalmente equivalente a los sistemas de cableados que han sido el estándar de oro en el rendimiento de las BCI durante años”, señaló en un comunicado John Simeral, profesor asistente de ingeniería de la Universidad de Brown y miembro del consorcio de investigación de BrainGate.

“La única diferencia es que las personas ya no necesitan estar atadas físicamente a nuestro equipo, lo que abre nuevas posibilidades en términos de uso del sistema”, agregó el experto, autor principal del estudio sobre la nueva tecnología.

El canal de noticias informa que el aparato fue probado por dos hombres de 35 y 63 años, ambos con lesiones en la médula espinal. A diferencia de la mayoría de las investigaciones de BCI que se llevan a cabo en un laboratorio, esta vez los participantes del estudio pudieron usar el sistema en sus hogares.

Los investigadores subrayan que el paso a este dispositivo inalámbrico representa un gran avance hacia el objetivo principal en el desarrollo de las BCI: un sistema intracortical implantable que ayuda a restaurar la comunicación, la movilidad y la independencia de las personas con enfermedades neurológicas, lesiones o sin extremidades.

(Con información de Russia Today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *