Comercio Interior define regulaciones para la venta minorista a plazos

La Resolución 98/2021, públicada desde este martes en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 66, establece los requisitos para adquirir estos artículos

Muebles, colchones, bicicletas y equipos electrodomésticos figuran entre los renglones que podrían adquirirse a plazos. (Foto: PL)
Muebles, colchones, bicicletas y equipos electrodomésticos figuran entre los renglones que podrían adquirirse a plazos. (Foto: PL)

El Ministerio de Comercio Interior de Cuba (Mincin) aprobó las disposiciones para la venta por plazos a personas naturales, de bienes cuyos precios superen los dos mil quinientos pesos, como muebles, colchones, bicicletas y equipos electrodomésticos.

La Resolución 98/2021, pública desde este martes en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 66, establece entre los requisitos para adquirir estos artículos, ser ciudadano cubano con domicilio permanentemente en el país, residir en la provincia donde se solicite la venta, así como tener más de 18 años de edad, capacidad legal y de pago.

Asimismo, se deben tener ingresos demostrables, fijos y regulares avalados, y haber honrado o estar honrando otras deudas contraídas bajo esta modalidad de venta.

Para la a solicitud de la venta a plazos y la comercialización, las personas naturales presentarán en el establecimiento minorista su documentos de identidad, datos personales y la certificación de la capacidad de pago de un fiador.

Se incluye una certificación del centro de trabajo con el salario devengado; o una declaración jurada de impuestos sobre ingresos personales, en el caso de los trabajadores por cuenta propia.

Los pensionados o beneficiarios de la asistencia social mostrarán una certificación de los ingresos por la Dirección de Trabajo o filial del Instituto Nacional de Seguridad Social, y los estudiantes en centros que reciban asignaciones de artículos, con pago a plazos, los datos personales y compromiso de la persona que los asiste para el pago.

El texto aclara que las personas contratadas en una entidad estatal pueden acceder a la venta a plazos mediante el descuento por nómina, previo convenio del establecimiento minorista con el centro laboral.

Según la Resolución, el establecimiento con modalidad de ventas a plazos dispone de hasta 10 días hábiles para corroborar la documentación presentada, firma un compromiso de tramitación de la solicitud e informa al cliente de su resultado.

En el contrato, que ha de suscribirse entre el cliente y el establecimiento
minorista, se determinan el importe de la compra, tasa de recargo, forma de
pago, cuotas, plazos de pago, y consecuencias del incumplimiento; así como la solución de conflictos, obligaciones, términos y condiciones de ambas partes.

La tasa máxima de interés será del 2,5 por ciento sobre el importe del
artículo, y el cliente efectuará inicialmente un pago negociable no
inferior al 20 por ciento del precio de venta del artículo, mediante el
pago electrónico o en efectivo.

El importe restante se abonará en los plazos que se pacten, siempre en el término de hasta un año, indica el documento legal.

Durante el acto de la compra, agrega, el cliente recibe el vale de venta y
el certificado de garantía; mientras que la certificación de propiedad se
otorga, si corresponde, una vez que se haya abonado el importe total.

Aclara el texto que de incumplirse por el cliente los términos establecidos
en el contrato y la renegociación, el establecimiento minorista está
facultado para retirar el bien, sin devolución del efectivo abonado.

(Con información de ACN)

3 comentarios

  1. Yanet Ojeda Hernández

    Yo Vivo en Nueva Paz Mayabeque y cumplo con los requisitos para tramitar una compra a plazos, lo que deseo saber es a donde me debería dirigir para realizar dicha compra.

  2. Yenisley Alvarez

    Que pasará con aquellas personas que trabajan y no puedan tener el tiempo suficiente para tramitar una compra a plazos y no haya algún representante que vaya a esa entidad para que estos trabajadores adquieran una compra a plazos

  3. Durante los primeros 3 meses del actual año el Gobierno cubano ha invertido 125 veces más en la construcción de hoteles que en los rubros de salud y educación juntos, según datos Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

    De acuerdo con el porcentaje de la inversión total ejecutada entre enero y marzo, el sector de servicios empresariales, actividades inmobiliarias y de alquiler acaparó el 50.3% de la inversión total del presupuesto del Estado, al tiempo que a la inversión en salud y educación solo estuvo destinado el 0.3 y el 0.1% del dinero público, respectivamente.

    La tendencia a favorecer de forma desproporcionada a la construcción de hoteles es un fenómeno que se viene observando desde hace años, iniciando en 2014 con el 21.8%, aunque en los últimos tiempos se ha ensanchado la brecha en detrimento de otros sectores muy importantes como la agricultura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *