Comercio no pone ni sube precios

El Grupo Empresarial de Comercio en Sancti Spíritus responde a Escambray a propósito del reportaje El precio de construir, publicado el pasado 22 de marzo

sancti spiritus, materiales de la construccion, promat, tarea ordenamiento, precios
Durante los dos primeros meses del año la venta de materiales para la construcción fue poca debido a los atrasos en la conformación de las fichas de costo en las entidades productoras y comercializadoras. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

A propósito del reportaje El precio de construir, publicado en Escambray el pasado 22 de marzo, Comercio hace uso del derecho a réplica y aclara sus puntos de vista en relación con la venta de materiales de la construcción y sus vínculos comerciales con la Empresa Productora de Materiales de la Construcción (Promat).

“Comercio no tiene potestad para poner precios, no los pone ni los sube y tampoco encarece producciones. Esta entidad se rige a partir de las fichas de costo de cada suministrador, y a partir de ello la Dirección de Finanzas y Precios revisa y propone el monto minorista, que finalmente es aprobado por el Consejo de Gobierno”, aclara Ariel Fernández Martínez, director del Grupo Empresarial de Comercio en Sancti Spíritus.

A propósito del margen comercial que deja a la empresa la venta de recursos como el bloque, el directivo aseguró que es mínimo y no tan amplio como aseguran los directivos de Promat. “De todas las producciones que mercantiliza esta empresa aporta un 10 por ciento. Cuando el bloque que comercializa la productora local se vende por el precio que puso el Gobierno en 8 pesos, se aportan 80 centavos a la provincia y solo se ganan 29. Hay un bloque, el que se fabrica con materiales alternativos, que sí se encarece porque vale algo más de 12 pesos y se vende en 15, aporta1,50, pero únicamente recuperamos 1,08 pesos. Ese margen comercial se utiliza para pagar los gastos de salario de los trabajadores de las tiendas de materiales indirectos a la producción”.

Tampoco se puede culpar a Comercio en la contratación, aclaró Ariel, ya que a partir de los reajustes que trajo consigo la Tarea Ordenamiento no es hasta finales de febrero que se concluyeron las fichas de costo de los proveedores de producción local y se aprobaron los precios minoristas. “Estos son entregados a principios de marzo a Comercio, entidad que en los dos primeros meses del año apenas pudo comercializar, en espera de que las empresas productoras y comercializadoras concluyeran sus fichas de costo”, aclaró Fernández Martínez.

One comment

  1. ‘Comercio no pone ni sube precios’

    En serio?

    Es por eso no funcionaron nunca, no funcionan, ni funcionarán ninguno de los fallidos inventos económicos en Cuba.

    En el resto del mundo es a través del comercio, de la oferta y la demanda, que se calibran los (siempre fluctuantes) precios.

    Nada, que el bloqueo es cerebral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *