Con Cuba no se puede jugar

Así lo aseguraron a Escambray varios espirituanos, quienes repudiaron las acciones provocativas de un grupo de contrarrevolucionarios financiados por el gobierno estadounidense

“No vamos a permitir que grupúsculos contrarrevolucionarios acaben con el camino de esta Revolución”, aseguró Anaibis Acosta González. (Foto: Greidy Mejía/ Escambray)

Desde las afueras del portal de la Secundaria Básica Santos Caraballé, en la localidad de Iguará, en el norteño municipio espirituano de Yaguajay, Anaibis Acosta González cumple con su guardia obrera. Allí, mantiene las puertas abiertas de la instalación para recibir, como de costumbre, tanto a los educandos como a sus familias para responder, explicar las posibles interrogantes que ha dejado este curso escolar a distancia.

Sin embargo, este lunes, la educadora llegó hasta el centro con más deseos que nunca de enaltecer su obra. “No vamos a permitir que grupúsculos contrarrevolucionarios acaben con el camino de esta Revolución. Gracias a este país, yo, hija de campesinos, pude hacerme profesional. Eso sin contar que también disfruto el privilegio de ver a mis hijas crecer en las escuelas de esta nación sin tener que pagar un centavo.

“Es esa tranquilidad la que esos apátridas intentan arrebatarnos, pero aquí hay todo un pueblo que está dispuesto a defender las conquistas alcanzadas hasta el último suspiro. Es cierto que hoy enfrentamos limitaciones económicas, pero las mismas están dadas por el bloqueo impuesto desde Estados Unidos a la isla y, ahora, por el complejo escenario epidemiológico que estamos atravesando debido al coronavirus.

“¿Por qué esos que salieron a las calles con falsas demandas no dicen que este pueblo ha hecho hasta lo imposible por atender a todos los que contraen esa enfermedad?, ¿por qué no dicen todo lo que está haciendo la nación para frenar el contagio?”, preguntó la fémina.

sancti spiritus, cuba, mafia anticubana, bloqueo a cuba, subversion contra cuba, miguel diaz-canel
“Con Cuba no se puede jugar”, expresó Manuel Orias González. (Foto: Greidy Mejía/ Escambray)

NADIE NOS VA A INTIMIDAR

Indignado también por las provocaciones contrarrevolucionarias del pasado domingo, Manuel Orias González fue diáfano: “con Cuba no se puede jugar”. Y es que este hombre, de estirpe campesina, tiene mucho que agradecerle a la obra revolucionaria. “Que no se imaginen que nos van a intimidar con esas acciones subversivas, porque aquí hay un pueblo que les va a responder con mucha firmeza. A pesar de las difíciles circunstancias, no vamos a dejar de producir alimentos para el pueblo y pueden estar seguros de que de esta saldremos airosos como estamos acostumbrados los cubanos de bien. Los lacayos que no olviden que la calle es de los revolucionarios”, concluyó Orias González.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *