COVID-19 en Sancti Spíritus: De una complicación en otra

Durante la semana la provincia ha confirmado 249 casos positivos al SARS-CoV-2 y tres personas han fallecido a causa de la enfermedad. Los municipios de mayor complejidad epidemiológica siguen siendo Sancti Spíritus, Trinidad, Fomento y Cabaiguán

El estricto cumplimiento de los protocolos resulta vital para contener la pandemia. (Foto: Oscar Alfonso Sosa)
El estricto cumplimiento de los protocolos resulta vital para contener la pandemia. (Foto: Oscar Alfonso Sosa)

Las jornadas más tensas a causa de la COVID-19 durante toda la pandemia se viven por estos días en la provincia. Número elevado de casos, marcada dispersión, incremento de la mortalidad… van delineando el comportamiento de una curva de contagios que se empina y se empina sin frenos, al parecer, por ahora.

Que en casi una semana —del domingo hasta este viernes— se hayan confirmado en la provincia 249 espirituanos positivos al SARS-CoV-2 y que se dispersen por todos los municipios, en menor o mayor medida, es un elemento que por sí solo apuntala la altísima transmisión que padecemos.

Y por si fuese preciso sacar más cuentas, otros datos son ilustrativos: la mayoría de los diagnosticados son autóctonos, pero de ellos, durante la semana en más de 40 no se ha podido determinar la fuente de infección. De tal imprecisión al contagio y, por ende, al deterioro epidemiológico del territorio hay un trecho pequeñísimo.

Pero para hablar de gravedad habría que voltear la mirada, lamentablemente, a la capital provincial, donde no amainan los infectados: 140 pacientes se han notificado solo de domingo a viernes. Habría que achacárselo a que más de la mitad de los controles de focos abiertos en la provincia se localizan aquí —una buena parte de ellos, sin nexo epidemiológico establecido—, a que allí también se circunscriben los eventos de transmisión abiertos —el de la Universidad de Ciencias Médicas, del Camino de La Habana y el del Camino del tanque de agua—, a que se hallan comprometidas todas las áreas de salud y que se siguen violando las medidas establecidas, aunque, para ser justos, esto último sucede en todos lados.

En complicación, al municipio cabecera le sucede Trinidad con 40 casos en los últimos seis días; Cabaiguán con 28 y Fomento con 13, pero en todos los municipios de la provincia se han reportado enfermos en estas jornadas.

Precisamente son estos cuatro territorios los que superan la tasa de incidencia de casos confirmados de la provincia en la última quincena —que es de 146.72 por 100 000 habitantes—, pues la de Sancti Spíritus asciende a 278.89; la de Fomento a 173.36; la de Trinidad a 146.28 y la de Cabaiguán, pese a que no está por encima de la media provincial, ya se ha incrementado hasta 94.94.

No obstante, sin duda, lo más lamentable de la semana ha sido el fallecimiento de tres espirituanos a causa de la COVID-19, lo cual avala lo revelado a Escambray por el doctor Manuel Rivero Abella, director provincial de Salud: en la provincia están circulando nuevas variantes del virus, lo cual aumenta la transmisión y la letalidad.

“En el 75 por ciento de las muestras estudiadas de Trinidad y Sancti Spíritus se evidencia que corresponde a la variante del SARS-CoV-2 identificada en Sudáfrica —precisó Rivero Abella—. En los otros territorios circula la 6-14, que es la común de la COVID-19, mientras que la detectada en Gran Bretaña está circulando también en Sancti Spíritus y Trinidad, pero en porcentajes más reducidos.

“Lo que sí hay que tener en cuenta es que en la sudafricana la destrucción celular, que es lo que causa complicaciones en el paciente con COVID-19, comienza en las primeras 24 horas, por eso es importante conocerlo para actuar con prontitud”, precisó Rivero Abella.

En el deterioro epidemiológico han sido, según las autoridades sanitarias, causas que ya se han vuelto recurrentes: la omisión de algunos contactos, la alta virulencia de las cepas que circulan y la movilidad. Y de seguir tropezando con las mismas piedras continuaremos así: de una complicación en otra.

3 comentarios

  1. Martha. Elisa Reyes Companioni

    Tengo gran preocupación con las cifras alarmantes de casos que continúan saliendo en esta provincia porque aun la gente no distingue el peligros las colas en etecsa, los bancos y la Colonia Española deja mucho que desear.
    Sabemos que hay necesidades Por qué no hacer un cierre por un espacio de tiempo razonable, pasaríamos un poco de trabajo pero lograríamos parar esta pandemia.

  2. Cierren fronteras aéreas y confinen a la población.

  3. Hace unas semanas comenté por estos mismos canales mi preocupación por el tema palomeros, que se ven en muchas azoteas diariamente, en su mayoría personas irresponsables sin nasobucos y bebiendo generalmente del mismo vaso, utilizando el mismo pito y fumando del mismo cigarro. Con la facultad de las autoridades para ejercer este controvertido deporte, ya que todos saben que es el espacio propicio para apuestas ilegales y otros oscuros asuntos sin contar los pesados inconvenientes en temas de higuiene, por la cantidad de enfermedades y desechos que genera, y tranquilidad ciudadana que a cualquier hora se desmorona con el ruido molesto de pitos y campanadas. Hoy en todo SANCTI-SPIRITUS vemos como la irresponsabilidad de algunos ponen en peligro la salud de muchos, a ojos ciegos y con total impunidad los palomeros son un peligro ante esta situacion epidemiológica y ejemplo de eso es la cantidad que casos positivos principalmente en camino habana y kilo 12. Deberian restringir y multar estas prácticas como mismo hicieron con la práctica de ejercicios físico al final no son deportes los dos, pues ni uno ni otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *