COVID-19 en Sancti Spíritus: Imponen más de un centenar de multas por violar medidas sanitarias

El Consejo de Defensa Provincial reiteró la necesidad de aplicar con rigor el Decreto No. 31, aprobado recientemente por el Consejo de Ministros

Incrementar la responsabilidad individual resulta un imperativo ante el creciente aumento de los casos positivos a la COVID-19. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
Incrementar la responsabilidad individual resulta un imperativo ante el creciente aumento de los casos positivos a la COVID-19. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Debido a la necesidad de ser más enérgicos ante las violaciones de las medidas de bioseguridad, en un escenario marcado por el ascenso de los infectados con el SARS-CoV-2 en Sancti Spíritus, fueron impuestas 103 multas en la última jornada, amparadas en el Decreto No. 31, aprobado por el Consejo de Ministros.

Así trascendió en la sesión del Consejo de Defensa Provincial (CDP), donde su presidenta Deivy Pérez Martín reflexionó que es el propio pueblo espirituano el que está exigiendo orden y disciplina, quebrantadas, incluso, en algunas zonas con restricción de movilidad, entre estas áreas del Consejo Popular de Jesús María, en la ciudad cabecera.

Al abundar en ello, Pérez Martín llamó a respetar de manera cabal la restricción de movimiento en las 23 zonas de la provincia bajo esta condición, localizadas en varios municipios, con las excepciones de Fomento y La Sierpe.  

La presidenta del CDP subrayó que el Decreto No. 31, que establece multas de 2 000 y 3 000 pesos, debe convertirse en una herramienta eficaz para incrementar la responsabilidad individual, ante el creciente aumento de los casos positivos a la COVID-19.

El CDP alertó, además, en torno al número notable de pacientes en edad pediátrica contagiados con el nuevo coronavirus, responsabilidad, ante todo, de los padres y tutores.

Por su parte, la vicepresidenta del CDP, Teresita Romero Rodríguez, enfatizó en la importancia de que las personas declaren todos sus contactos para poder cortar las cadenas de transmisión; lamentablemente, en no pocos casos, se ha ocultado información al respecto, hecho que ha entorpecido el enfrentamiento más oportuno a la enfermedad.

2 comentarios

  1. Aileen Castañeda Gómez

    Me parece muy bien que se tomen medidas y se aplique el decreto No. 31 siempre y cuando el ciudadano allá infringido dicho decreto y la zona este en restricción de movilidad siendo el caso de la provincia desde el día 7/03/2021 y no como nos sucedió a mí esposo, mi hija MENOR DE EDAD y a mi el día 2/03/2021 al llegar al punto de control de Trinidad cuando la ciudad aún no estaba cerrada y me informe antes de viajar allí, aquí les dejo el relato de lo sucedido lo cual me pareció una violacion de mis derechos y un extremismo:

    El día 26/02/2021 llame al gobierno del municipio playa donde resido preguntando si se requería una autorización de salida de La Habana y un PCR para viajar en auto de renta a Trinidad, me indicaron llamar a la dirección municipal de transporte que se encuentra en calle 46 y 29 municipio Playa donde me dijeron que no era necesario para viajar en dicho transporte ningún tipo de autorización de salida de la ciudad ni PCR; también preguntamos a la agencia de Rentacar donde se nos dio la misma respuesta y el día 2/03/2021 mi esposo residente cubano de nacionalidad Chilena alquiló un auto TUR al Rentacar de 3ra y paseo ciudad de La Habana y con nuestra hija menor de edad nos dirigimos a Trinidad donde previamente habíamos rentado una habitación en casa particular al llegar al punto de control de trinidad el médico de guardia y dos oficiales de la policía nos negaron la entrada a la ciudad y automáticamente nos impusieron una multa a mi hija y a mi que como mi esposo llevábamos el nasobuco correctamente puesto, la multa siendo de 2000cup cada una dije no entender la razón y el porqué a mi esposo la multa no le fue impuesta…el médico alegó que por no tener autorización de movilidad y no PCR realizado, sobre mi esposo no hubo respuesta, sintiéndome discriminada en mi propio país y segura de no haber cometido un delito me negué a firmar la multa, después de dos horas de espera en el punto de control la dueña de la casa de renta Osmary&Alberto comunico con el gobierno de trinidad y el vicepresidente llamó al punto de control habló con el médico para comunicar que la ciudad no estaba cerrada sino que había un protocolo de toma de temperatura y datos personales además de pesquisa diaria en la casa de renta…nos dejaron entrar.
    A las 7pm nos llamaron de la agencia Rentacar que fuéramos al punto de control que la multa iba a ser retirada, al llegar allí los policías habían cambiado de turno y el médico que aún se encontraba allí me dijo que la agencia no era nadie para quitar multas que tenía que presentarme al día siguiente en la unidad para hacer la reclamación… el día 3/03 en la mañana nos dirigimos a estación de policía y realicé una reclamación escrita, el 5/03 nos fuimos de la ciudad, el día 9/03 llame por teléfono y la oficial encargada me comunicó que la apelacion fue negativa, volví a preguntar el por qué si lo que encierra el artículo 2.1 no lo incumplimos y nuestro único delito fue llegar al punto de control a las 12am si esto puede ser considerado un delito!! me contestó ¡se aplico esa porque las otras multas son más caras, de 8000cup! Sigo sin entender… pregunto nuevamente por que a mi esposo no le aplicaron la multa, no supo contestarme, de eso no se habló en la reunión de apelación (¿por que?) sin embargo yo lo escribí en la carta de reclamación!
    Un sentimiento de abandono, injusticia y discrimininación me invaden, le he comunicado a la oficial que haría el caso público pues considero mi deber de ciudadana luchar por un país mejor donde cada institución tenga un mismo discurso sin que el ciudadano se sienta ultrajado o abandonado, también le comunique al vicepresidente del concejo popular de Trinidad Pedro Oslide Muñoz Iznaga quien me escuchó atentamente y lamentó tal incidente esperando que no se repita y no sea un motivo para no volver a su ciudad, dijo hará todo lo posible para que este caso no se repita, mientras tanto mi hija y yo tenemos 72h para pagar 4000cup de multa sin saber por que y esto después de haber aportado con nuestras pequeñas vacaciones un granito de arena a la economía del país.

    Cordialmente
    ACG

  2. En varias ocaciones he planteado en este espacio de la incapacidad y la dejadez de las fuerzas del orden y sanitarias en la imposición de multas y sanciones a las personas que de manera reiterada siguen incumpliendo las medidas para aguantar el desarrollo de la Covid en el territorio, repito, directivos de entidades que han sacado personal para trabajar a distancia sin control, andan deambulando y en colas, o sencillamente están en casa mirando tv o novelas y series y los hijos que están por supuesto sin dar clases en las calles jugando futbol, pelota, barajas, en las áreas wifi, en áreas deportivas creyendo que estas son vacaciones ¨covideñas¨, muchos estamos cumpliendo por nuestra mision laboral con tareas que son imprescindibles, incluso sin medios de transporte en las mayores de las veces, y pocos directivos toman medidas para su garantía y exigen presencia a toda costa en nuestros emleos, analizando las cosas, la Covid impactará socialmente en que las personas que han estado en esta etapa cursando diferentes programas educacionales y hayan quedado truncadas y con conocimientos a medias, casi cojos para enfrentar próximas misiones laborales y sociales incluso personales, algunos se han creado gruos y unido a redes sociales, otros desgraciadamente los más modestos, ni móviles pueden tener y se las agencian a palos para lograr vencer los objetivos, muchos padres, y yo otro que me sumo me preocupo or que mi hijo adquiera algo de conocimiento, pero es dificil, por lo que el daño realmente va a ser inevitable, esta Covid nos ha convocado a realizar escaramuzas muy inteligentes y a trazado un camino de vericuetos casi insalvables, por los que solo la inteligencia y la disciplina será la única arma para vencerla.
    La realidad es que hay que hacer más y no tenemos con qué, no hay, no hay con qué y toca esprimirse una vez más. Si en nuestros hogares la presencia aumenta el consumo de todo y en las calles y mercados no hay, es desesperante esa situación y la gente sale y deambula y camina y se estresa, pero hay que ajustarse a la situacion ser discpilinados y quedarse en casa lo más que se pueda.
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *