Cuba impulsa consolidación de empresa estatal socialista

Para fortalecer la empresa estatal socialista, se abren oportunidades y se descentralizan facultades como autogestión, competencia, innovación y encadenamiento con sectores claves

En la Mesa Redonda, Alejandro Gil se refirió a las 15 medidas aprobadas e implementadas que otorgan más facilidades a la empresa estatal socialista. (Foto: PL)
En la Mesa Redonda, Alejandro Gil se refirió a las 15 medidas aprobadas e implementadas que otorgan más facilidades a la empresa estatal socialista. (Foto: PL)

Cuba trabaja aceleradamente en el fortalecimiento de la empresa estatal socialista, el sujeto principal de su modelo de desarrollo y decisiva para el crecimiento económico del país, destacó el ministro de Economía Alejandro Gil.

Se trata de lograr competitividad y eficiencia con una visión integral que incluye a otras formas de gestión estatal y no estatal como las cooperativas no agropecuarias, las micro, pequeñas y medianas empresas y el trabajo por cuenta propia (privado), lo cual permite avanzar y sin retrocesos en cómo deben encadenarse y funcionar los diferentes actores en la economía, puntualizó.

Gil recordó que en el 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, celebrado en abril de este año, se analizó la marcha de la economía nacional en el último quinquenio y se aprobaron 201 nuevos lineamientos, que trazan el rumbo y las prioridades del país.

Se refirió asimismo a una indicación de la máxima dirección de la nación que llamó a estremecer a la empresa estatal socialista, para lo cual se abren oportunidades y se descentralizan facultades como la posibilidad de acceder a divisas a partir de sus resultados, autogestión, competencia, innovación y encadenamiento con sectores claves.

En su intervención en el espacio Mesa Redonda se refirió a las 15 medidas aprobadas e implementadas que otorgan más facilidades a esta forma de gestión para negociar, buscar soluciones y crear alianzas.

El viceprimer ministro explicó que otra novedad del perfeccionamiento es el surgimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), las cuales están ahora en fase diseño desde el punto de vista de las normas jurídicas, facultades y el marco de actuación.

Serán entidades ajustadas a las características de la economía cubana bajo formato estatal y privado con un mismo modelo de gestión, aunque con diferencias tributarias y jurídicas, organizaciones que coincidirán con el trabajo por cuenta propia (privado) y las cooperativas no agropecuarias, las que ya cuenta con aprobación para su generalización.

Al respecto, puntualizó que 2021 es un año de profundas transformaciones para un ordenamiento y liberación de las fuerzas productivas, quitar trabas, incentivar responsabilidad social de todos los actores económicos y aprovechar todo el potencial del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *