Cuba: Luz verde al Programa para el Adelanto de las Mujeres

Su surgimiento obedece a la necesidad de integrar en un solo documento acciones que se correspondan con los principios y postulados reconocidos en la Constitución

Los objetivos del Programa se fijan en la igualdad de derechos, oportunidades y posibilidades de las mujeres.
Los objetivos del Programa se fijan en la igualdad de derechos, oportunidades y posibilidades de las mujeres.

Cuba avanza en la agenda de Estado por la igualdad de género, con la publicación este lunes en la Gaceta Oficial del Decreto Presidencial 198, sobre el Programa nacional para el Adelanto de las Mujeres.

A partir de este momento, el denominado PAM tiene luz verde para su implementación, que ya se ha venido preparando desde su aprobación por el Consejo de Ministros y su presentación a la sociedad cubana en diferentes espacios y los medios de comunicación.

La secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), Teresa Amarelle, destacó en su cuenta de Twitter la coincidencia de su publicación con el día dedicado a las féminas, y dijo que este programa ratifica la voluntad política del Estado con la igualdad de género.

El PAM da continuidad a la labor inclusiva impulsada por la Revolución cubana desde el año 1959, significó recientemente Amarelle, quien resaltó las políticas aprobadas desde entonces, dirigidas a lograr el empoderamiento en toda la sociedad y la igualdad de condiciones para mujeres y hombres.

En diálogo con la prensa, la también miembro del Consejo de Estado, explicó que su surgimiento obedece a la necesidad de integrar en un solo documento acciones que se correspondan con los principios y postulados reconocidos en la Constitución.

En este sentido, sus objetivos se fijan en la igualdad de derechos, oportunidades y posibilidades, y mantiene como ejes transversales la lucha contra la discriminación y la violencia en todas sus manifestaciones.

Esta agenda igualmente está en correspondencia con la actualización del modelo económico y social del país, y con los compromisos internacionales contraídos por Cuba en lo que se refiere a esta materia.

Superar brechas a partir del desarrollo de políticas públicas y de fomentar la educación con enfoques de género en las familias, comunidades y los servidores públicos, figuran además entre los aspectos esenciales del PAM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *