Declaran Biblioteca de Cuba José Martí Monumento Nacional

En el acto, los participantes recordaron el aniversario 60 del histórico discurso ‘Palabras a los intelectuales’, pronunciado en 1961 por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, frente a artistas y escritores cubanos

cuba, biblioteca nacional jose marti, monumento nacional, cultura cubana, uneac
La Biblioteca Nacional José Martí constituye uno de los centros de mayor prestigio en el panorama cultural cubano. (Foto: PL)

La Comisión de Monumentos del Consejo de Patrimonio Cultural declaró este 30 de junio Monumento Nacional de la República de Cuba a la Biblioteca Nacional José Martí, rectora del sistema de librerías públicas en la nación caribeña.

En acto solemne, que tuvo por sede la propia entidad, los participantes recordaron el aniversario 60 del histórico discurso ‘Palabras a los intelectuales’, pronunciado en 1961 por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, frente a artistas y escritores cubanos.

El Salón de Actos de la insigne institución, salvaguardia del tesoro documental, bibliográfico, artístico y sonoro de la isla, fue testigo de aquella locución que establecía las bases fundacionales de la política cultural de la triunfante Revolución en 1959.

Durante la entrega de la distinción, se evocó además la fundación de la Biblioteca Nacional José Martí, que emergió el 18 de octubre de 1901 en una pequeña nave del Castillo de la Real Fuerza, al calor del abandono oficial del entonces gobierno interventor.

Luego de varias ubicaciones, el 12 de junio de 1957, se ejecutó su traslado al inmueble donde aún permanece, en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución en la capital de Cuba.

El centro cultural, dueño de un patrimonio documental de excepcional valor cuantitativo y cualitativo, recibió en 1949 el nombre del Héroe Nacional de Cuba como digno homenaje a su impronta.

Actualmente, la biblioteca atesora más de cuatro millones de libros, revistas, periódicos, documentos, mapas e imágenes clasificados en colecciones generales o especiales que proceden del siglo XV y pertenecen a importantes figuras de la época.

En sus depósitos destacan obras de figuras literarias como Domingo del Monte, Juan Clemente Zenea y Julián del Casal; además de facsimilares raros y valiosos, prensa clandestina, música, etnología y folclor, fonoteca, manuscritos y mapoteca.

Al decir de los expertos, la institución mantiene un excelente programa de gestión que permite la conservación del inmueble y la preservación, investigación y difusión del patrimonio bibliográfico, la producción cultural y científica.

Símbolo de la cultura cubana y uno de los centros de mayor prestigio en el panorama cultural internacional, la declaración de Monumento Nacional implica la responsabilidad de continuar el legado de preservación y conservación del patrimonio y la cultura universal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *