Denuncia canciller cubano manipulación de EE.UU. para estimular protestas (+ video)

Bruno Rodríguez aseguró que mediante el uso de instrumentos poderosos y sofisticados, Washington buscó generar desorden e inestabilidad para fracturar el orden constitucional, el consenso social y la armonía del pueblo caribeño.

En Cuba no hubo el domingo 11 de julio un estallido social; hubo disturbios, desorden, causados por una operación comunicacional, aseguró Bruno Rodríguez. (Foto: PL)
En Cuba no hubo el domingo 11 de julio un estallido social; hubo disturbios, desorden, causados por una operación comunicacional, aseguró Bruno Rodríguez. (Foto: PL)

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció este martes que el Gobierno de Estados Unidos utilizó herramientas de alta tecnología y la manipulación para estimular protestas en la isla.

En conferencia de prensa, el canciller aseguró que mediante el uso de instrumentos poderosos y sofisticados, Washington buscó generar desorden e inestabilidad para fracturar el orden constitucional, el consenso social y la armonía del pueblo caribeño.

‘Es un diseño con fines políticos en el cual el Gobierno norteamericano trabajó desde hace tiempo y fortaleció los financiamientos’, dijo.

Según el jefe de la diplomacia cubana, la nación norteña aprovechó las duras condiciones generadas por la pandemia de la COVID-19, y usó a la mentira, la calumnia y la manipulación de datos para movilizar a las personas.

Rodríguez detalló que ya desde el 23 de junio pasado, cuando La Habana presentó en la Asamblea General de las Naciones Unidas el informe ‘Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba’, ya estaba en desarrollo una operación comunicacional de alta envergadura.

La misma incluía llamados a la violencia, a la agresión a las autoridades, al asesinato de líderes y a provocar un flujo migratorio irregular entre ambos países, precisó.

El ministro recordó que la propia resolución del 23 de junio, aprobada por la mayoría de las naciones, advirtió cómo Washington emplea recursos, laboratorios sociales y herramientas para desacreditar a Cuba, armas políticas utilizadas en otros contextos, enfatizó.

Algunos sueñan con provocar el caos social, la violencia y la muerte en el territorio insular, remarcó.

Frente a esa situación, el titular reafirmó la voluntad de Cuba de ejercer su derecho a la libre determinación, sin intervención extranjera.

La víspera, Rodríguez señaló que su país está bajo los efectos de una guerra no convencional, recrudecida en las últimas semanas.

La campaña incluye el uso de las redes sociales para promover acciones de desestabilización como las ocurridas el pasado 11 de julio en varias ciudades cubanas, las cuales provocaron la respuesta del pueblo en defensa de la Revolución.

Cuba responsabiliza a EE.UU. de consecuencias de disturbios

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, responsabilizó este martes a Estados Unidos de las consecuencias de la incitación a la violencia que se realiza desde ese país contra esta isla antillana.

Al denunciar en conferencia de prensa la campaña impulsada desde territorio estadounidense a través de las redes sociales para promover disturbios en esta nación, advirtió que esa conducta irresponsable podría traer implicaciones negativas para el área, e incluso dañar el interés nacional de la potencia norteña.

Apuntó que esa estrategia incluye llamados a realizar acciones violentas, a la agresión a las autoridades, el magnicidio, y promueve el flujo migratorio irregular entre ambos países.

Esos actos se impulsan desde cuentas de grupos y compañías radicadas en Estados Unidos, bajo la soberanía de ese país, financiadas con fondos gubernamentales, señaló.

En ese sentido, denunció la campaña SOS Cuba impulsada en las redes sociales por una empresa estadounidense radicada en la Florida que recibió recientemente una certificación que la autoriza a recibir fondos estaduales y le otorga validez jurídica para actuar en ese estado norteamericano.

Advirtió, asimismo, que la campaña pide una intervención humanitaria en Cuba, lo cual es pedir una intervención militar estadounidense y esto va contra las leyes de Cuba.

Acuso al gobierno republicano de la Florida de financiar esos procesos, apuntó el máximo representante de la diplomacia cubana.

Revelan operación comunicacional para alentar intervención en Cuba

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, reveló la amplificación artificial de la etiqueta #SOSCuba con sistemas de alta tecnología y trolls, como parte de una operación comunicacional contra la isla.

Durante una conferencia de prensa en esta capital, el canciller denunció la creación de perfiles falsos capaces de enviar miles de réplicas en menos de un minuto de ese hashtag, asociado a la solicitud de una supuesta intervención humanitaria en el país.

Según ilustró, una sola cuenta localizada en el exterior puso más de mil mensajes en Twitter, tanto el 10 de julio como el día siguiente, a razón de cinco retuits en un segundo.

El jefe de la diplomacia cubana también refirió que en el contexto de la guerra informativa contra la isla, se organizó el acoso a los llamados influencers, y también sufrieron presión artistas y periodistas reconocidos en distintas latitudes.

Detalló que decenas de usuarios fueron convocados a hacer modificaciones en sus dispositivos para cambiar la ubicación espacial desde donde actuaban, para que pareciera que lo hacían desde Cuba y así engañar a la opinión pública.

Disponemos evidencias de todo lo anterior, remarcó el titular, y exhortó a las distintas plataformas de Internet a actuar en consecuencia con sus propias políticas y términos.

Respecto a esto último, Rodríguez hizo referencia a las denuncias de varios usuarios en Twitter sobre cuentas falsas, frente a lo cual el espacio de microblogueo no actuó, puntualizó.

En esta jornada, el canciller aseguró que mediante el uso de sistemas informatizados así como instrumentos poderosos, Estados Unidos buscó generar desorden e inestabilidad para fracturar el orden constitucional, el consenso social y la armonía del territorio insular.

De acuerdo con las autoridades cubanas, la nación está bajo los efectos de una guerra no convencional, recrudecida en las últimas semanas, que incluye el uso de las redes sociales para promover acciones de desestabilización como las ocurridas el pasado 11 de julio en varias ciudades de la isla.

Frente a esos disturbios, el pueblo salió a las calles en defensa de la Revolución.

Exige canciller rasero justo en reflejo de realidad de Cuba

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, exigió un rasero justo a la hora de reflejar la realidad de su país.

En conferencia de prensa el canciller señaló que algunos medios de comunicación se refieren a la actuación de las fuerzas del orden cubanas durante los disturbios del pasado domingo como represión, dando una imagen bastante sesgada de lo que ocurrió verdaderamente.

Hubo acciones de detención policial, en tanto hubo violaciones a nuestras leyes y conductas violentas, actos con armas, detalló el jefe de la diplomacia de la isla antillana, pero agregó que en todo momento se actuó con absoluta moderación.

No hubo despliegue de tropas antimotines ni el uso de bombas fumígenas o dispositivos militares, remarcó Rodríguez, quien además enfatizó en que el pueblo tiene derecho a defenderse y las instituciones tienen el deber de aplicar las leyes para salvaguardar la integridad de las personas.

Escenas peores se han visto en Europa antes y durante la pandemia, comentó el canciller, y recordó cómo reaccionaron las fuerzas del orden en otros países y circunstancias, entre los cuales mencionó el maltrato a numerosos periodistas en Washington durante el asalto a la Casa Blanca.

El país aplicará las leyes con justicia y precaución humanitaria, afirmó el ministro, quien sostuvo que siempre se actuó en interés de la ciudadanía.

En otro momento abordó el modo en que diversos medios, fundamentalmente televisoras, manipularon los intentos de desestabilización instigados por Estados Unidos, a los cuales presentaron como un supuesto estallido popular y sobredimensionaron o dieron falsas informaciones.

Ejemplo de ello fueron la divulgación de imágenes de Egipto, Argentina o Venezuela como si se tratara de Cuba.

Lo ocurrido el domingo 11 de julio no fue un movimiento popular como quieren hacer ver, insistió el canciller, y explicó que se trató de una operación política promovida desde territorio norteamericano con un amplio uso de las tecnologías.

Rechaza canciller de Cuba declaraciones de Biden y asedio económico

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó las declaraciones del mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, para mostrar preocupación sobre los recientes disturbios en el país sin mencionar el impacto del bloqueo.

En conferencia de prensa internacional, el jefe de la diplomacia cubana recordó que el mandatario podría aliviar la política de asfixia hacia la isla en lugar de mantener el cerco en medio de la COVID-19.

‘Biden debería escuchar a sus propios ciudadanos que mayoritariamente se pronuncian contra el bloqueo y la posibilidad de viajar a todo el mundo’, dijo.

Rodríguez convocó además al titular de la Casa Blanca a escuchar a la comunidad internacional que rechaza en su mayoría la política de asedio.

‘Haría bien en escuchar a los cubanos que residen en los Estados Unidos cuyas familias sufren la manipulación de temas migratorios y políticas que afectan la relación de los pueblos y la reunificación familiar’, denunció además.

Se requiere mucho cinismo para pedir al Gobierno cubano que escuche a la sociedad al tiempo que se aplica el cerco económico, aseveró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *