Destaca Díaz-Canel preparación de Cuba ante tormenta tropical Elsa

El presidente cubano encabezó el encuentro en el que se analizó la situación del país ante las amenazas del fenómeno meteorológico y el enfrentamiento a la COVID-19

El mandatario convocó a priorizar la recuperación en cada territorio luego del paso del fenómeno meteorológico. (Foto: Estudios Revolución)
El mandatario convocó a priorizar la recuperación en cada territorio luego del paso del fenómeno meteorológico. (Foto: Estudios Revolución)

Cuba está preparada para enfrentar, en condiciones de COVID-19, el ciclón tropical Elsa, y garantiza las acciones de trabajo para, después del paso de este fenómeno climatológico por el país, iniciar rápidamente la recuperación.

Así lo aseguró el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al presidir en la mañana de este domingo la reunión conjunta del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento al nuevo coronavirus, y del Órgano Económico-Social del Consejo de Defensa Nacional.

En momentos en que todavía no se podía definir con certeza el punto exacto por donde sería el primer impacto del evento meteorológico en el territorio nacional, ni las características que entonces podrían definirlo, el Jefe de Estado llamó la atención sobre elementos que deben ser tenidos en cuenta como la información oportuna a la población, no solo antes y después del paso del ciclón tropical, sino también durante su impacto al país.

Para ello, dijo, se deben aprovechar mejor las diferentes vías de comunicación de que disponemos, de manera que con creatividad lleguen noticias en tiempo real desde cada una de las provincias y no se produzcan “baches informativos”.

A su vez, insistió en la actitud responsable y comprometida de la población, a la cual convocó a participar en todo el esfuerzo que se hace como país para organizarnos y enfrentar esta situación meteorológica, incluso si penetra al territorio nacional con la categoría de huracán.

En tal sentido, reiteró la necesidad de que el pueblo cumpla con todas las medidas orientadas, se mantenga informado y tenga un comportamiento disciplinado también en los lugares previstos para la evacuación de las personas.  Que todo el mundo coopere, subrayó, para que después del paso del fenómeno podamos iniciar la recuperación de la manera más rápida.

Hay confianza, seguridad, y experiencia y, por lo tanto, con optimismo, y la certeza de que vamos a hacerlo bien, enfrentaremos este nuevo evento. Una vez más se consolidará la unidad del pueblo, el Partido, el Gobierno y la Revolución, y podremos dar una respuesta de victoria ante la adversidad, para después continuar trabajando muy intensamente y en el menor tiempo posible eliminar las consecuencias que nos está provocando la COVID-19 en las últimas semanas, reflexionó.

PRECISIONES NECESARIAS

Con la mirada puesta en la preparación del país para minimizar los daños que pueda provocar el evento meteorológico, el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, enfatizó en la prioridad con que se debe dar seguimiento a la evolución de la tormenta, “sin desesperarse, con tranquilidad, cumpliendo lo que está establecido, en dependencia de la fase en que cada territorio se encuentre”.

Especial énfasis hizo en el proceso de evacuación de personas que es necesario realizar en varios lugares para proteger sus vidas. Al respecto, insistió en que las provincias deben conocer minuciosamente la cantidad de evacuados y prever la atención que a estas personas se ofrece.

Por su parte, el segundo Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, coronel Luis Ángel Macareño, puntualizó que, aun cuando el fenómeno meteorológico no afecte al país como un huracán, la combinación de los elementos destructivos que caracterizan una tormenta reforzada puede ocasionar grandes afectaciones. Es un hecho, dijo, que no podemos dejar de tener presente.

En consecuencia, acotó que los ríos pueden tener retenciones en su salida al mar, lo cual acumula agua en algunos lugares y, unido al nivel de precipitaciones, podría generar afectaciones que es necesario tener en cuenta pues los cuatro macizos montañosos del país van a estar recibiendo mucha lluvia.

En medio de estas adversas condiciones climatológicas, Cuba no ha dejado de centrar su trabajo en el enfrentamiento al nuevo brote de la COVID-19 que ha complejizado el escenario epidemiológico en todas las provincias. Este domingo, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) informó acerca de 3 519 nuevos enfermos, la cifra más alta que se diagnostica en un día desde el inicio de la epidemia en marzo del pasado año.

En tal sentido, la directora Nacional de Ciencia e Investigación Tecnológica del MINSAP, Ileana Morales Suárez, llamó la atención durante el intercambio sobre la tendencia al incremento que manifiesta durante los últimos 15 días la tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes en todas las provincias.

Según refirió, el número general que se constaba este domingo era de 329,5, en tanto 15 días atrás era de 154,3. Matanzas (1 051,8), Camagüey (521,5), Mayabeque (460,6), Ciego de Ávila (454,3), Sancti Spíritus (408,6) y Santiago de Cuba (356,5), mantenían las cifras más elevadas de este indicador sanitario.

Justamente en Matanzas, donde este domingo se reportó por primera vez en toda la epidemia una cifra de pacientes confirmados por encima de los mil casos, se percibe en la actualidad el escenario más complejo, con una tendencia al incremento de los confirmados.

Desde ese territorio, el gobernador Mario Sabines Lorenzo actualizó acerca de las acciones que se realizan para disminuir la transmisión del virus. Según destacó, desde hace algunos días allí se encuentra un equipo de trabajo del Ministerio de Salud Pública, con el titular del sector, José Angel Portal Miranda al frente, para apoyar y acompañar el enfrentamiento a la epidemia.

En su intervención comentó acerca del incremento de la percepción de riesgo entre la población, que está acudiendo a los policlínicos ante la presencia de síntomas, lo cual ha permitido identificar mayor cantidad de personas sospechosas de estar contagiadas. Asimismo, señaló acciones que se realizan en toda la provincia para incrementar las capacidades de aislamiento en instalaciones destinadas a sospechosos y pacientes positivos.

Teniendo en cuanta la complejidad de la actual situación que enfrenta Cuba —asociada al enfrentamiento al nuevo brote de la COVID-19 y el inminente impacto del ciclón tropical Elsa—, durante el intercambio intervinieron a través de videoconferencia las autoridades gubernamentales de todas las provincias del país, quienes puntualizaron las acciones definidas en cada uno de sus territorios para asumir este nuevo escenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *