Etecsa tiene la palabra

Residente en la Avenida 26 de Julio No. 468-A, entre Avenida Soviética y Lenin, en la barriada de Colón de la ciudad de Sancti Spíritus, José Cortés, jubilado de la Dirección Provincial de Acueducto y Alcantarillado, remitió a esta columna una queja sobre los servicios de Etecsa. Cuenta el lector

Residente en la Avenida 26 de Julio No. 468-A, entre Avenida Soviética y Lenin, en la barriada de Colón de la ciudad de Sancti Spíritus, José Cortés, jubilado de la Dirección Provincial de Acueducto y Alcantarillado, remitió a esta columna una queja sobre los servicios de Etecsa.

Cuenta el lector en su misiva que antes de acudir al telepunto situado en el bulevar preguntó a un custodio de allí y este le confirmó lo que ya le habían dicho antes en otros lugares similares: era en ese centro donde único se podía cambiar el número de la línea de un teléfono móvil, en tanto el cambio de propietario de la línea se podía realizar en otros telepuntos.

Tras significar que debe recorrer 4.5 kilómetros a pie desde su casa hasta el sitio aludido, Cortés relata su incursión infructuosa el viernes 20 de agosto, luego de marcar en la cola antes de las 5:30 a.m. para asegurar la gestión. “Abren a las 8:30 a.m. y exactamente media hora antes se interrumpió el fluido eléctrico de la zona, por lo que no pude realizar el trámite. Comprensible: la situación de generación eléctrica del país tiene problemas”.

El martes 24 del mismo mes, detalla, fue nuevamente muy temprano (5:25 a.m.), y la
situación que afrontó resultó idéntica a la de la ocasión anterior, lo cual, apunta, aunque lamentable, era también comprensible: ausencia del servicio eléctrico.

“Volví a lo mismo el miércoles 25 de agosto, a las 5:15 a.m. estaba en la cola, tras la larga caminata desde la casa. Abrieron a las 8:30 a.m. y cuando ya me correspondía el turno y creí que resolvería por fin mi problema, pasadas las 9:00 a.m., sucedió lo insólito: el agente de protección me comunicó que el cambio de número de celulares no se estaba realizando y que no se sabía cuándo se volvería a realizar.

“Al preguntar por algún directivo para esclarecer la situación e informarme al respecto, me dijo que el director no estaba y que la responsable al frente del centro en ese momento tenía mucho trabajo y no podía atenderme”, escribe el usuario, que a continuación se formula las siguientes interrogantes:

“¿Dónde está la excelencia de los servicios de Etecsa que se divulgan en los anuncios televisivos? ¿Cómo fluye la información de esa entidad en este territorio? ¿Se seguirá creando malestar en la población con situaciones como las que cuento? ¿Por qué un responsable no puede atender al público?”.

Etecsa tiene la palabra. Lo mejor sería que sus explicaciones vieran la luz a través de este propio espacio para que otras personas que puedan haber salido perjudicadas como consecuencia de una comunicación incorrecta o de la falta de comunicación en sí reciban la orientación necesaria.

Cuando se insiste en que nadie salga de casa salvo por extrema necesidad, ya que la COVID-19 cobra cada día más víctimas, deviene altamente nocivo que los ciudadanos acudan a centros estatales para recibir algún servicio de manera infructuosa.

Delia Proenza

Texto de Delia Proenza
Máster en Ciencias de la comunicación. Especializada en temas sociales. Responsable de la sección Cartas de los lectores.

2 comentarios

  1. ¡¡¡ Etecsa su mejor opción !!! Claro si es una sola jajajaja no tiene competencia con mas ninguna o es esta o te quedas sin nada. Para colmo vendiendo los teléfonos en MLC $ 200 , $ 300 y hasta $ 400 dolares y los que no tenemos esa moneda tenemos que hablar con un vasito con un hilo como en la primaria.

  2. Madre miiaa, y eso es una empresa socialista?
    Misma empresa, mismos vicios
    ¿ Creen uds que si hubiera competencia ETECSA subsistiria? Clzroque noo
    Puede un presidente de un pais resolver fodoslos problemas? Claro que noo, entonces hace el concejo de ministros, viceminietros, directores de ETECSA Y DEMAS EMPRESAS NACIONALES? NO SIGO, NO VALE LA PENA

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *