Felicita Presidente de Cuba a Miriam Nicado rectora de la UH

La Dra. Miriam Nicado recibió la condición de Académico de Honor de la Academia de Ciencias de Cuba, por su servicio excepcional al desarrollo de la ciencia

cuba, universidad de la habana, miguel diaz-canel, academia de ciencias de cuba
Rectora de la Universidad de La Habana. (Foto: Cubasí).

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República, Miguel Díaz–Canel Bermúdez, felicitó a la Dra. Miriam Nicado, rectora de la Universidad de La Habana (UH), quien recibió la condición de Académico de Honor de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC), por su servicio excepcional al desarrollo de la ciencia.

El mandatario destacó en su cuenta de Twitter que este reconocimiento es bien merecido, por su labor científica y su apoyo a la promoción y desarrollo de la innovación desde las universidades.

El reconocimiento a la Dra. Nicado fue entregado este miércoles por el Dr. Luis Velázquez Pérez, presidente de la ACC, en el Salón 250 de la UH, como parte de las actividades por el 160 aniversario de la fundación de la Academia, publica el sitio web oficial de la casa de altos estudios.

Durante el homenaje, la Rectora agradeció tan alta condecoración y expresó que “formar parte de un grupo tan excelso de profesores, de personalidades de la ciencia en Cuba, (…) es un orgullo y un regocijo (…)”.

Además, la también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, agregó que “ser miembro de la Academia de Ciencias de Cuba es un compromiso altísimo con toda la academia, con todos los científicos, con todo el pueblo, que espera de nosotros que aportemos y transformemos todos los días lo que el país requiere transformar.”

La Academia de Ciencias de Cuba, adscripta al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, fue fundada el 19 de mayo de 1861, bajo el nombre de Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana.

Entre sus objetivos principales destaca la elevación del papel de la ciencia en la cultura nacional y a la difusión del método científico en la sociedad, la promoción de la actividad científico-técnica realizada por la comunidad científica y la contribución a elevar el  nivel científico-técnico del potencial humano del país, especialmente de las jóvenes generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *