La pregunta que se hace la mayoría de los cubanos: ¿Cuándo podría continuar, de modo presencial, el curso escolar?

El Ministerio de Educación evalúa tres escenarios posibles para dar continuidad al actual curso escolar e iniciar el venidero. El 23 de julio comenzará la etapa vacacional

sancti spiritus, cuba, educacion, curso escolar 2020-2021, teleclases
La pandemia de la COVID-19 ha favorecido la responsabilidad individual hacia el estudio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, dio a conocer que el curso escolar 2020-2021 podría continuar, de modo presencial, en el mes de septiembre, y culminar el 22 de enero de 2022, si las condiciones epidemiológicas y el avance del esquema de vacunación diseñado lo posibilitan.

En el programa Mesa Redonda, la titular de Educación señaló que, aunque el contexto sanitario cambia entre provincias e, incluso, dentro de una misma, la continuidad del año académico puede adelantarse a estas fechas en algunos territorios, según los escenarios que se calificarían de favorable, menos favorable y crítico; serían los territorios evaluados con la última condición los que se ajusten a la etapa mencionada, con 19 semanas para concluir los estudios correspondientes al período 2020-2021.

Velázquez Cobiella aseveró que el escenario favorable abarca a aquellos territorios que no se han visto obligados a detener el curso y pudieran finalizarlo en julio del año actual. En tal sentido, mencionó, como ejemplo, a Las Tunas, con el 80 por ciento del plan de estudios desarrollado. En tal situación existen municipios de Cienfuegos y Holguín, y centros escolares, fundamentalmente rurales, de Santiago de Cuba, donde se han mantenido funcionando más de 300 escuelas, en lo esencial de la Enseñanza Primaria. Para tales casos, el curso 2021-2022 iniciaría en septiembre, con un calendario normal.

Otros territorios no tan afectados por la pandemia de la COVID-19 (menos favorables) pudieran dar continuidad al presente curso entre junio y julio próximos; culminarían el 22 de enero de 2022 y empezarían el curso próximo el 31 de enero. 

La ministra puntualizó que este escenario favorece a las provincias que se encuentran en esa situación, porque tendrán la posibilidad de contar con más de 19 semanas lectivas para culminar el curso 20-21. “Entre estas provincias pudieran estar Guantánamo, Villa Clara, Ciego de Ávila, Holguín, Camagüey y el municipio especial Isla de la Juventud”, ejemplificó.

Ena Elsa Velázquez dijo que, en el escenario más complicado (crítico) se reanudará el curso escolar actual en septiembre de 2021 y finalizaría el 22 de enero 2022. Los territorios con este panorama empezarán el próximo período académico el 31 de enero de 2022. En tal situación se hallan Sancti Spíritus, Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Granma, Santiago de Cuba y algunos municipios de Cienfuegos y Camagüey.

Por otra parte, la ministra expuso que las teleclases proseguirán hasta el 2 de julio y la etapa vacacional iniciará el 23 de julio. Anunció que se mantendrán las semanas de receso escolar Triunfo de la Revolución del 25 de diciembre de 2021 al 2 de enero de 2022, y la de la Victoria en el mes de abril. La preparación para los exámenes de ingreso a la Educación Superior se desarrollará en enero del venidero año.

El período lectivo 2020-2021 comenzó en la mayoría de los territorios de Cuba el 2 de noviembre de 2020, y se ha prolongado debido a la pandemia ocasionada por el SARS-CoV-2.

En la modelación de los posibles escenarios para la culminación del actual período escolar y el inicio del 2021-2022, la ministra manifestó que se han definido como principios:

▪ El cuidado de la salud de educandos y trabajadores y el cumplimiento de las tareas asignadas por los Consejos de Defensa provinciales y municipales.

▪ La calidad del proceso educativo, incluso en los escenarios más complejos.

▪ El trabajo integrado entre los organismos formadores y el resto de los Organismos de la Administración Central del Estado.

▪ Las acciones que complementen el desarrollo de las actividades docentes televisivas, mediante el uso de correos electrónicos, redes sociales, la radio, los telecentros y las páginas web de las instituciones educativas.

▪ La no aplicación de evaluaciones sin antes haber trabajado de forma presencial los contenidos que constituyen elementos esenciales de cada grado y asignatura.

▪ El respeto a las vacaciones de los estudiantes y trabajadores, a partir del 23 de julio de 2021.

▪ El vínculo con las organizaciones políticas, de masas y estudiantiles, para la atención individualizada a los educandos, con la utilización de las potencialidades de los Consejos Populares.

 (Con información de Granma y Cubadebate)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *