Las paradojas del Cuba en Curazao

Nada justifica la asistencia a un evento que no tiene ninguna implicación clasificatoria y sin compromisos competitivos cercanos

El torneo beisbolero caribeño empezó como una cosa y terminó como otra.
El torneo beisbolero caribeño empezó como una cosa y terminó como otra.
El torneo beisbolero caribeño empezó como una cosa y terminó como otra.

Por estos días el béisbol cubano enfrenta una triste paradoja casi al unísono. Mientras en México se repartía el último boleto olímpico y la Federación Internacional actualizaba su ranking beisbolero, Cuba jugaba en Curazao un torneo de poca monta.

Para los amantes del deporte en la isla, los tres se entremezclan, Duele aún que el último cupo no lleve el nombre del país que reinó por años en esa disciplina a nivel mundial, tras caer en el preolímpico de la Florida. República Dominicana se comió el cake en un torneo de alto nivel.  Duele tanto como que aparezcamos en el onceno lugar del ranking universal o que, como premio de consolación, juguemos en una cuadrangular con naciones de baja catadura, sin que ello suene a ofensa.

 Las dos primeras paradojas se explican con el descenso de nuestro deporte nacional en la última década, y la tercera también, si vemos con ojos objetivos nuestra presencia en Curazao. Porque, a decir verdad, a no ser por un problema moral para no declinar la participación luego de que incluso los organizadores decidieran dedicarle la Copa al fallecido directivo de la Federación Cubana de Béisbol Higinio Vélez, nada justifica la asistencia a un evento que no tiene ninguna implicación clasificatoria y sin compromisos competitivos cercanos.

 Es ir por ir. Y de eso se da cuenta el que sabe de pelota y el que no. ¿Es lo que nos queda después de tanto declive en el béisbol nacional? Quiero pensar que no. Es cierto que el torneo empezó como una cosa y terminó como otra. En un inicio intentaba estimular la presencia de algunos de los equipos que asistirían a la Florida en busca del cupo a Tokio, pero al cambiarse de fecha, ese propósito cambió y, con ello, como es lógico, también desistieron las selecciones de República Dominicana y Puerto Rico, que habían mostrado interés en asistir.

Al final solo Cuba, Perú, Islas Vírgenes y la sede compiten en un torneo que devino algo así como una opción recreativa local, pues, fuera de la selección nacional nuestra, las selecciones restantes tienen un nivel bajo. Por eso hablar de las victorias ante ellos a muchos le resulta intrascendente. Ya que asistimos, entonces seamos serios.

Para colmo de mala suerte, la participación de Cuba en el evento se tronchó cuando algunos de sus integrantes, incluidos atletas, resultaron positivos a la COVID-19, un hecho sobre el que apenas se tiene información, excepto una escueta nota de la Federación Cubana de Béisbol publicada en su cuenta oficial en Twitter, en la que se hablaba de la suspensión del partido frente a Islas Vírgenes porque se esperaban los resultados de los PCR.

Pero volvamos a las razones que algunos cuestionan. ¿Por qué luego de saberse que la Copa sería pospreolímpico no reevaluamos la asistencia más allá de lo moral? ¿Por qué dedicarle tanto tiempo a la preparación en medio de una situación epidemiológica y económica tan compleja? ¿Por qué no pensar en premiar al campeón de la Serie (Granma) ante la imposibilidad de Cuba de ir a la Serie del Caribe? Esta última hubiese sido una variante más lógica, ya que decidimos ir de todas formas.  

Para seguir la cuerda de la seriedad, es verdad que el cambio de fecha tres veces encontró a la preselección en medio de un entrenamiento tras la Serie Nacional, pero es que desde un inicio la programación del entrenamiento pareció exagerada para un torneo corto en extensión y en importancia.

 Lo otro es que no creo que, más allá del estímulo que se dice aplicar a varios talentos que se destacaron en la Serie Nacional, esta sea una opción para probar la calidad de ellos, como han enfocado algunos. ¿Cómo medir el rendimiento, la capacidad y la calidad de pelotero alguno en un torneo de bajo nivel y sin más aliciente competitivo que ganar por ganar?

Lo otro que se ha dicho es que aquí se verá el desenvolvimiento de Pablo Civil como director dentro de las pretensiones anunciadas por el béisbol cubano de definir un mánager por varios años, una variante que aquí ya fracasó cuando se designó a Víctor Mesa. Pero no creo que el tunero necesite tantas dotes de estratega para un torneo como el descrito.

Porque va por su tercera edición es probable que la Copa siga su curso en años venideros. Habría que ver entonces qué escenario tendríamos en cada circunstancia para decidir qué hacer: si invertir en una asistencia de poca envergadura o destinar recursos a otras cuestiones más importantes de la propia pelota o de otros deportes que, incluso, en las actuales circunstancias no han podido asistir a lides clasificatorias a Centroamericanos, Panamericanos.

Que Cuba necesita agarrarse de lo que aparezca luego de que no se vislumbra a corto plazo, ni a mediano, un evento beisbolero internacional, es verdad. Pero hay eventos y eventos. No es por ese camino que podamos soñar con regresar al menos del top ten mundial del béisbol, un retorno que debemos hacer cuesta arriba y que nos costará algo más que ansias.

Elsa Ramos

Texto de Elsa Ramos
Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez por la obra del año (2014, 2018 y 2019). Máster en Ciencias de la Comunicación. Especializada en temas deportivos.

26 comentarios

  1. Gilberto Gutiérrez

    Decir que una nación es de «baja catadura» tengo la impresión que ofensivo. No nos gustaría que los cubanos nos dijeran que somos de una nación de baja catadura en el béisbol, aunque, dejame decirte que en eso nos hemos convertido.

  2. Me gusta Elsa,ella atormenta a los k aùn piensa en hacer cosas k no tienen sentido,ella es campechana ,directa,una guajira k las tira al centro del home,casi todo lo k expone lo sintieron los k amamos y queremos el beisbol,ella es una periodista k expresa lo k la mayorìa de los aficcionados cree en lo k se debe hacer para mejorar el beisbol,nada k Elsa es una atormentada.

  3. Gregorio Santos Ledesma

    Mis saludos para la periodista Elsa Ramirez por su artículo tan atinado y verdadero: además en el resto de los medios escritos y de la Tv se le dio publicidad al torneo mientras hibamos ganando lógico si jugabamos contra piases sin resultados en el beisbol internacional.
    mi pregunta es por que seguiimos sin hacer análissi rea,listas de nuestro beisbol en todos los medios y exigirle alas autoridades que lo dirigen resultados a meiano plazo; tengamos presente que fue el beisbol que en medio de la pandemia tuvo campeonato nacional, preseleciones para el preolimpico y esta llamada serie del Caribe y bases de entrenamiento y dónde estan los resultados. Acaso no es mejor decir no pariciparemos en estos torneos internacionales por que no tenemos posibilidades reales de obtener resultados a tono con muestra tradicion beisbolera.
    Hasta cuando tanta indesiciones teniamos dos posibles directores para el preolimpico y se di conocer quién seria cuando ya teniamos el equipo confeccionado. Tantos dislates no caben. Un ejemplo EU dio a conocer el director y después al tiempo este junto a las demás autoridades selecciono los pelotoeros.

  4. Jose Manuel González

    Mis paisanos como entendido que me considero en la materia puesto que cuece y termine mis estudios como licenciado en cultura física y deportes el la filial universitaria José Marti Dorantes los años comprendidos 1983-1989 que la actual situación del béisbol cubano desde el punto de vista Psicológico se encuentra en una total crisis de identidad y es obvio ya se les olvidó cómo ganar pues no es un secreto para nadie señores que últimamente no se le gana ni a Nicaragua lo cual para mí deja muchísimo que desear antes éramos prácticamente invendibles y ahora somos el hazme reír de todos aquellos a los cuales le dábamos hasta con las bolsas de los bates.

  5. Jose Manuel González

    Mis paisanos es indescriptible el bochorno y la decepción que siento por los acontecimientos de los cuales ha sido protagonista el béisbol de nuestro país, los comentarios sobran porque es como derramar agua sobre lo ya mojado mi humilde sugerencia es de que se suspendan todas las participaciones del equipo nacional en todos los eventos internacionales por lo menos por dos años y que se vuelva a implantar la serie selectiva y les puedo asegurar de que vamos volver a apreciar por lo menos un equipo más competitivo y más a la par con el nivel del béisbol en el resto del mundo 🌍.

  6. Agustín charadan

    Bueno Elsa tienes 5 en tu comentario desde tu punto de vista .Pero te has puesto a pensar hasta donde quieres llegar y como?
    No es el dinero quien hace al pelotero sino su convicción de ser cada día mejor.Hay boxeadores que van a una competencia y dicen «no cojí medalla porque me topé con los duros delante» Tu no ganaste medallas porque no estas a ese nivel y si la ganas te estés auto engañando.Hemos caído y nos levantaremos con los peloteros que quieran jugar por su bandera y el que se quiera ir que se valla.
    La prueba está en que los bateadores buenos en Japón no le rinden al equipo Cuba,a la federación que le facilitó «vivir mejor o su dinero» así es la cosa

  7. jajaj… si por la gran casualidad hubisémos ganado, ya saben, el beisbol se está recuperando. soy de criterio que el beisbol no mejorará hasta que no existan cambios importantes, no solo en direción, también en superación, infraestructura desde la base, que permita regresar a la masividad de los años 70 al 90 que se podia competir todos los fines de semana y los equipos escolares se preparaban con vistas a unos juegos municipales, provinciales y luego nacionales. los guantes de juguetes, pelotas y bates por asi decir, está generación no los conoció y por supuesto que la venidera tampoco. No es el bloqueo es la falta de visión de los directivos, que practicamente se han olvidado prestar mayor esmero al futuro. los guantes que mencioné eran de vinil i las pelotas de gomas o trapos y los bates de cualquier madera, y se adquirían en ferreterias o tiendas deportivas de aquellos tiempos, y muchos niños con el insentivo del padre salian a los terrenitos a jugar y enseñar a batear a su hijo. Nada que sencillamente eso es lo que pasa en esos paises que hoy se posiscionan mejor que Cuba en el famoso rankin. Otro aspecto a considerar, es la casi nula ciencia aplicada y análisis superfluos de los contrarios, ejemplo, los últimos juegos que se jugaba no solo beisbol, sino también la presencia de Cuba a los juegos Olímpicos. mis saludos

    • Jose Manuel González

      Coincido con usted 10000% yo fui entrenador de boxeo por 9 años en el Gimnasio de Colón en el municipio cabecera mi nombre es Jose Manuel González pero me llamaban por Manuel y recuerdo perfectamente la motivación y el embulló que existían en esos tiempos por competir y desde la base con el objetivo de participar en los juegos escolares nacionales ahora lo que se puede apreciar es obvio una total falta de combatividad y un total desinterés y compromiso moral en otras palabras yo he oído a peloteros cubanos diciendo después de una derrota que lo más importante de todo fue que se dio lo mejor en el terreno no señores yo soy fantástico del béisbol cubano desde los famosos juegos entre Mineros y Azucareros y los gloriosos equipos Cuba contra los Yankees ósea que me considero un privilegiado y un afortunado de haber presenciado y disfrutando de nuestro béisbol durante su mejor esplendor.

  8. Nada, más de lo mismo, si queremos a mediano o largo plazo resolver los problemas de nuestro béisbol cambiemos de forma radical, empecemos por recuperar la estructura de serie nacional corta con todas las provincias y una selectiva larga, donde ganemos calidad y competitividad, eso q los territorios no se sienten representados no es cierto, todos sentimos añoranza por nuestras viejas provincias, con aquellos trabucos de equipos, nuestra aplanadora con representantes de Santis Spiritus, Cienfuegos y Villa Clara, además está idea siempre ha estado presente en todos los concedernos de béisbol, ejemplo nuestro Higinio hasta sus últimos días de vida física mantuvo este criterio, lo otro es la formación de nuestros equipos Cubas, donde siempre no van los q más se han destacado en nuestra serie nacional, ejemplo por montones, porque Geisel Cepeda y Luís Vicente Mateo no hicieron equipos este año? Para después estar improvisando en el torneo, eso siempre trae consecuencias inesperadas y negativas.

    • Los deportistas son profesionales cuyo trabajo es entrenar y jugar beisbol.Si UD quiere recibir un buen espectaculo de pelota tiene que contar con los mejores y para ello hay que pagar del mismo modo que paga cualquier otra cosa de calidad.Los deportistas don seres humanos que merecen que valoremos y paguemos por su talento el justo precio.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *