Leinier Savón aporta la primera medalla de Cuba en los Juegos Paralímpicos

En su sexto y último salto, el doble campeón paralímpico de Río de Janeiro 2016 se hizo de la presea plateada, al clavar los pinchos en 7.16 metros

cuba, paralimpicos, tokio 2020, atletismo
«Todo atleta quiere más y yo quería el oro, pero darle la primera medalla a Cuba me hace sentir muy feliz», dijo a JIT el joven de 32 años de edad. (Foto: Mónica Ramírez)

Leinier Savón ganó la primera medalla para la delegación cubana en los Juegos Paralímpicos de Tokio-2020, tras lograr la plata en la prueba de salto de longitud, categoría T12, con un salto de 7,16 metros en su último intento, que también constituyó récord panamericano.

Savón superó su marca personal en tres ocasiones, en su primer, quinto y último salto, con mediciones de 6,92 metros, 7,01 m y 7,16 m, respectivamente, lo que le alcanzó para el segundo escaño de la competencia, detrás del campeón Amir Khosravani, de Irán, quien también tuvo el mejor intento de su vida, con 7,21 m. El otro cubano en el tanque de saltos, Ángel Jiménez, se ubicó en el noveno lugar, tras lograr 6,25 m en su salto inicial.

La otra medalla de la jornada para Cuba llegó de la mano de Leonardo Díaz, quien realizó su mejor lanzamiento de la temporada, para ganar el bronce en la prueba del disco-F56, con un intento de 43,36 metros.

Díaz tuvo una sólida secuencia de disparo, con cinco envíos de más de 40 metros y un foul, y solo fue superado por el brasileño Claudiney Batista, ganador con récord paralímpico de 45,59 metros, y  por el indio Yogesh Kathuniya, medalla de plata con 44,38.

Guillermo Varona obtuvo un meritorio cuarto lugar en la final de la jabalina-F46, con un lanzamiento de 63,30 metros, que se convirtió en nuevo récord panamericano.

El duelo por superarse a sí mismo

Yordani Fernández en la jornada dominical de los XVIII Juegos Paralímpicos Tokio-2020, finalizó en el quinto lugar en la categoría de más de cien kilogramos en el parajudo.

El antillano venció en eliminatorias, por ippon, al brasileño Williams Araujo; perdió con el uzbeco Shirin Sharipov, en cuartos de final, y doblegó al japonés Kento Masak, victoria que le dio el pase para disputar el premio de bronce frente al sudcoreano Choi Gwang, ganador de las ediciones precedentes de Londres-2012 y Río de Janeiro-2016.

Fue un combate entre dos conocidos, pues se habían enfrentado en un par de ocasiones anteriores, con una victoria para cada uno. El de ahora también comenzó con paridad, sin embargo, una rápida acción de contragolpe del asiático llevó a ambos contrincantes al suelo, donde Fernández no pudo resolver la técnica de inmovilización que le aplicó su oponente. De esa forma se le escapó la posibilidad de reeditar su historia de hace cinco años, cuando finalizó tercero.

El iraní Mohamm Kheirollahzadeh y el georgiano Revaz Chikoidze alcanzaron las medallas de oro y plata, respectivamente.

La discóbola Noraivis de las Heras Chibás quedó en octavo lugar en la final de lanzamiento del disco categoría F44 (afectaciones en extremidades por debajo de la rodilla). Pero ella, en Tokio, alcanzó su mejor marca personal, muestra de una superación, justamente en la competencia fundamental, lo que evidencia una buena planificación del entrenamiento.

Consiguió su nuevo tope al enviar el implemento hasta los 30,62 metros, en el último de sus seis intentos, mostrándose además muy competitiva y combativa, pues sus disparos cuatro y cinco fueron invalidados. La prueba, con altísimo nivel, la dominó la china Juan Yao, quien estableció récord mundial de 44,73 metros, y estuvo escoltada por su compatriota Yue Yang (40,48) y la australiana Sarah Edmiston (37,85), en una competencia en la que intervinieron  diez concursantes.

En las parapesas, el cubano Oniger Dreke se alzó con un séptimo lugar que lo dejó satisfecho, pues él tuvo que trabajar arduamente para poder asistir a los Juegos, debido a una lesión de la cual logró recuperarse. En los 88 kilogramos hizo válidas sus tres propuestas, la primera con 171 kilogramos, la segunda con 177 y cerró con 181. El jordano Abdelkareem Mohmmad Ahmad Khattab se llevó el oro tras establecer récord paralímpico con 231 kg. La plata quedó en poder del chino Jixiong Ye (220), mientras el bronce lo capturó el egipcio Hany Abdelhady (214).

Al abrir la jornada competitiva de este lunes, los países que encabezan el medallero siguen siendo los mismos: China en primer lugar, con 42 medallas de oro, 29 de plata y 28 de bronce, le sigue Gran Bretaña (22-18-18), el Comité Paralímpico Ruso (15-9-26), Estados Unidos (13-12-8), Ucrania (10-22-11) y Brasil, el único representante de América entre los primeros escaños con 10-5-15.

Granma

Texto de Granma

Comentario

  1. Hombres gigantes que se crecen ante las dificultades. Felicidades
    a estos deportistas y a los que se batallan por alcanzar medallas y superan algunos sus marcas personales. #ACubaPonleCorazón #UnidosHacemosCuba

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *