Muere el espirituano Raúl Pérez Ureta, Premio Nacional de Cine

El sobresaliente director de fotografía dejó su huella artística en reconocidas películas cubanas

sancti spiritus, fomento, fotografia, icaic, premio nacional de cine, cine
Pérez Ureta nació en 1942 en el municipio espirituano de Fomento.

El Premio Nacional de Cine (2010), el espirituano Raúl Pérez Ureta, falleció este miércoles en La Habana, informó el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic).

El distinguido director de fotografía, quien nació en el municipio de Fomento en 1942, realizó estudios de Periodismo, Especialización Cinematográfica y Actuación Teatral.

Comenzó a trabajar en el Icaic en 1961 como asistente de cámara de animación en el Departamento de Dibujos Animados. Posteriormente, trabajó como asistente de cámara y grabador de sonido en el Noticiero ICAIC Latinoamericano, hasta que en 1965 se inició como camarógrafo y laboró en más de 800 ediciones del noticiero semanal.

Con el tiempo, Ureta devino director de fotografía y empezó a colaborar con importantes directores de cine cubano. Asimismo, trabajó bajo las órdenes de cineastas extranjeros como Fernando Birri y Ruy Guerra.

Su filmografía incluye títulos como Madagascar (Fernando Pérez, 1994), Amor vertical (Arturo Sotto, 1997), Suite Habana (Fernando Pérez, 2003), Perfecto amor equivocado (Gerardo Chijona, 2004), Los buenos demonios (Gerardo Chijona, 2017) e Insumisas (Fernando Pérez, 2018).

Fue profesor en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y de la Unión de Periodistas de Cuba.

De acuerdo con su voluntad, su cadáver será cremado. Llegue a sus familiares y amigos nuestras más sentidas condolencias.

(Con información de cubacine.cult.cu)

One comment

  1. Y a ese ilustre espirituano. Premio Nacional de Cine en el 2010. Porque no se entregó en vida, la réplica del machete de Serafín Sánchez. O al menos la condición de hijo ilustre del Municipio de Fomento. Cada sector en Sancti Spiritus. Debiera revisar a fondo estos lamentables «olvidos». Para que no se repitan estás desagradables historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *